Blogs

Entradas con etiqueta ‘Simeone’

Pura psicología

Lunes, 14 Enero 2013

El fútbol no se acaba en el Barcelona y en el Real Madrid. El fútbol, esta temporada ,es también el Atlético de Madrid, el “hijo pródigo”.

-Ven a mis brazos, hijo -le ha dicho la madre Liga.

Hay que celebrar el regreso del Atlético, que el Atlético, en plan jamón-jamón, esté entre el  Barça por arriba y el Real Madrid por abajo. El Barça es intocable, nunca en la Historia del fútbol ha habido equipo como él por suma de récords y fútbol-arte. “En el segundo tiempo me entrararon ganas de aplaudirle (Demichelis, defensa del Málaga. Delicioso). El Barça, a juicio de casi todo el mundo del orbe del fútbol, autóctono y foráneo, si no es la perfección, la frisa. “Sus rondos-chotis en dos metros cuadrados a la velocidad de la  luz son un gozo para los sentidos” (Rexach). Como Rexach es del Barça, tal vez exagera. Pero exageracón no es sino la admiración elevada al cubo.

El Real Madrid, en cambio, está como estaba la España de los políticos hace dos o tres meses: con la prima de riesgo sembrando congoja y acollonamiento. “Esto no tiene arreglo”, que lloriqueaban los agoreros. Y es que los números denuncian que Mourinho ha hecho, en sus doce años como entrenado, su peor primera vuelta, y el Real Madid, con él o tal vez por culpa de él, cualquiera sabe, también su peor primera vuelta de los últimos siete años.

-¿Cómo está Florentino? - he preguntado.

-Impasible, marmóleo: él es así. Contra el furor de las circunstancias adversas, el bálsamo de la cama: él es así, repito.

Calma. Lo imaginaba. La Copa del Rey es uno de los botes salvavidas en los que confía; la Champions, el crucero de los suspiros. El año acaba en 13 y el 13 de Febrero, el Real Madrid afrontará, contra el Manchester United, su órdago poco menos que decisivo.

Calma, pues. “Un banco es un buen banco cuando sientes que tus ahorros están en buenas manos”, que reza el eslógan de un banco alemán. ¿Está en buenas manos el Real Madrid?.

-Florentino sigue creyendo que sí, y que lo que hoy es desazón, el tiempo -esto es, la Copa y la Champions- puede trocarlo en  regocijo.

El Atlético de Madrid, mientras, disfrutando con sus 44 puntos, la mejor segunda vuelta de su vida. El Atlético, con Simeone, es otra cosa. ¿Cuál es el secreto de Simeone?.

-El de Tito en el Barça -se me responde-. Sabe hacerse querer, para lo cual tiene que saber querer, al margen de tácticas y esas zarandajas. Así como Belén Esteban mata por su hija, los entrenadores tienen que dar la impresión de que ellos también pueden matar por sus jugadores.

Pura psicología. Creo.

¡A LA MIERDA!

Mircoles, 11 Enero 2012

El taco, no abusando, es terapeútico. El palabrón o ex abrupto, a veces, es incluso recetable. Camilo José Cela lo recomendaba:

-Contra el infarto ,nada como el taco. Las palabras malsonantes -matizaba- activan muy saludablemente el riego sanguíneo.

Simeone, a lo que se ve, ha entrado con el pie derecho en el Atlético de Madrid; y hoy, no se sabe mañana, gusta, dentro del Atlético, incluso a quienes objetaron su contratación.

“¡A la mierda!” es expresión zafia, chata, pero tiene algo mágicamente revitalizador.

-¡A la mierda, que se vaya usted a la mierda! -le soltó a no recuerdo quién, en un acto cultural, fogoso y como fuera de sí, Fernándo Fernán Gómez.

Ahora, hay que ver cómo somos los caltíberos, Miquelarena, se le recuerda más por su “¡A la mierda!” que por sus talento como actor y escritor (”Las bicicletas son para el verano”, qué deliciosa comedia, por cierto).

Simeone, lo escribí aquí en su momento, gasta, suelto y lozano, talante explosivo. Capello, por cuyas venas fluye sangre más azul y fina que la del argentino, sostenía también, cuando ejercía en el Real Madrid, que a los jugadores, a veces, para encorajinarlos la gónada es muy eficaz gritarles.

-Aquí en España lo hago en italiano, pero se enteran. Ya lo creo que se enteran -decía-.

Rexach, cuya filosofía del fútbol es muy estoica, repetía en sus años de entrenador  que “correr es de cobardes”. Frase que también ha echado raíces en la memoria de la gente. Hay celebridades que son recordadas más por sus frases, o una sóla frase, que por sus legados artísticos, lo cual, ciertamente, no es justo, pero es así, como el “¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!” de Paco Umbral, la mar de sulfurado, a Mercedes Milá, en TVE.

-¿Habéis leído a Francisco Umbral? -pregunté recientemente, en un foro, a un grupo de jóvenes y futuros periodistas?

Le recordaban por la frase. Nada más.

A ver si Simeone consigue que en el fúturo le recuerden tanto por su “¡A la mierda el balón!” como por su redentor talento. Hace años que el Atlético necesita un mesías.

-Valer, vale- ponderan los jugadores.