Blogs

Entradas con etiqueta ‘Tiger Woods’

El ‘pecador’ Tiger Woods

Sbado, 20 Febrero 2010

Entre los casi siete mil millones de habitantes del planeta tierra, el golfista (y golfo) Tiger Woods es un número uno. El número uno en el planeta tierra del golf. El mejor entre los mejores. Ha ganado catorce “grandes” y está a cuatro “grandes” de Jack Nicklaus. ¿Es para envidiar o para no envidiar a Tiger Woods?

Tiger Woods es primera plana en casi todos los periódicos del mundo. Se ha golpeado el pecho públicamente, “mea culpa, mea máxima culpa”. “He pecado”, ha proclamado a los casi siete millones de habitantes del planeta azul, de los cuales más de la mitad viven entre la indigencia y la dificultad suma.

Tiger Woods lo tenía todo. Le sobraba todo. Su vida era dulce y fascinante hedonismo. Su idea de la vida era ésta: “Soy famoso, tengo dinero, luego tengo derecho a disfrutar de la vida”. Y cayó en las deliciosas tentaciones, de las que Oscar Wilde decía -¿con cinismo,con verdad?- que para librarse de ellas hay que caer en ellas. Pero todo placer, se dice también, viene con penas.

-Yo las estoy sufriendo, ahora clama.
Admirable o singular o curioso Woods. Hace muchos años leí un cuento. Sufría dolor ígneo en el infierno un pecador. “¡Dios,sácame de aquí. Ya estoy arrepentido. Jamás volveré a pecar!”. Dios le escuchó. Al cabo de un tiempo, el penitente se dijo:”Ser bueno es lo que quiere Dios, pero qué aburrido es lo que quiere Dios”. Y volvió a morder la manzana del placentero pecado.

He leído en varios periódicos la comparecencia del pecador Woods. De Elin, su mujer, dice que es elegante, no dice que la sigue amando. Se supone que quiere a sus hijos, pero no salmodia, tampoco, amor desasosegante hacia ellos. En plan muy evángelico, sí entona antífona en el sentido de que ha sido tonto y egoista. Como es natural, volverá al juego de la pelotita y del par pero, eso sí, no sabe cuándo.

Como el placer es el antídoto del aburrimiento, la tristeza y el dolor, y a Woods lo que le hace feliz es lucir el vestido del éxito y el placer, pues ya veremos. De todos modos, nunca nadie se había “arrepentido” en la forma en que él lo ha hecho. Por eso digo que es o admirable o singular o curioso.

¿Envidiable? Ser un número uno entre casi siete mil millones de habitantes es, sin discusión alguna, envidiable. Lo demás, que lo juzguen o “evalúen”,que se dice ahora,su conciencia y Dios.

La Champions son el Real Madrid y el Barça

Viernes, 18 Diciembre 2009

Tiger Woods  es el golf y Europa es el fútbol, a nivel de Champions, de España e Inglaterra.
A Tiger, por cachondo sexual y sensual , o sea por ser abeja polígama de varios pétalos y pistilos, no hacen sino doblarlo a mandobles: “Eso, Tiger, es pecado”, le zurran los puritanos. “Eso,Tiger,nos lesiona la imagen”, claman sus patrocinadores”.
-Sin él en las competiciones, sin embargo, el golf, para las masas, para el gran público, tiene tan poco interés como una final de Champions entre el Tenerife y el Malaga para la Europa que vive el ocio de sus vidas pegada a la televisión del fútbol Y quien esto dice,sabe lo que se dice.
-La Champions, la que de verdad telemagnetiza, empieza en los cuartos de final. Los octavos de final son el ecuador.
Bueno. Si el dios del fútbol es justo, lo lógico es que Real Madrid deje en la cuneta al Olympique de Lyon. La historia de sus enfrentamientos es favorable al Olympiquwe, cierto, pero también es cierto que no siempre la historia se repite y que el Olympique actual anda flojón. Butragueño,sin embargo, no se fía; Butragueño no sólo es lo mucho que sabe,sino lo que agavilla en su baúl de experiencias.
-Esta vez, el Olympique tiene poco que hacer, si bien hará cuanto pueda por ponerle cuestas lpinas y curvas pronunciadas a la eliminatoria.
Es la voz de otra experiencia, la  voz de Valdano, según la radio.
Por lo que se refiere al Barça y al Sevilla, malas tardes o noches deberán tener para darles al Stuttgart y al CSKA de Moscú ,respectivamente, las alegrías que no esperan.
Europa, en fútbol,es,a día de hoy,por lo que a la final de la Chmpions  hace, es el fútbol de Españas, de las Españas. Las agencias de apuestas no son el Oráculo de Delfos, pero la mayoría de ellas auspicia una final en la que estarán,por este orden,el Real Madrid o el Barça,o los dos,y que ganará uno de los dos. El dinero no es divino pero si el dinero se la juega por el Real Madrid y el Barça, siquiera en esta ocasión, pongamos la fe en el premonitorio  dinero de los apostantes. En fin ,que si Woods, pese a  los papirotazos  que está recibiendo, es el golf, la Europa del fútbol son  el Real Madridy el Barcelona.

Tiger, Elin e Internet

Jueves, 3 Diciembre 2009

Tiger Woods es el mejor jugador de golf del mundo, y ni él se cansa de ganar ni el golf de que gane. Matrimonio utópicamente (casi por imposible) feliz.Tiger, como Obama, es de color negro bellota. Tiger es, según la revista Forbes, una mina de oro haciendo dinero, también  por supuesto el deportista más rico del mundo.
-¿Más que Cristiano Ronaldo?
-Mucho más. Ronaldo, a su lado, es sólo un burgués de clase media, no más.
Tiger está casado con Elin Nordegren, una sueca de aquí y allá te espero.Tiger la admira:
-En los campos de golf, cuando me acompaña, el público se olvida de mí,s olo la mira a ella.
Preciosa pues como una Venus o una Marilyn Monroe pero en fino y con gafas de sol. Elin es fiel como una cigueña, no así Tiger, tal vez por que ha leído a Oscar Wilde. Sostenía el genial y epigramático irlandés que los matrimonios eternos hastían. Algo así. Tiger, un día de hastío, se fue con otra. Y Lenin, al enterarse, le organizó un cisco de palo (palo de golf) y  muy señor mío: “¡Mamarracho,tú a mí no me pones los cuernos”.
Tiger, huyendo del palo,s e dió con el coche, al que se había subido deprisa deprisa, contra un árbol. Lesiones leves (para Tiger)  y,claro es,avena de primera calidad para la prensa rosa.
-¿Y cómo ha terminado el arrebato de celos de la sueca con su marido?.
Cristianamente. Tiger se ha confesado como un Adén  color negro bellota, o sea espiritualmente desvestido, en internet. En su portal,Tiger, ha reconocido que está lejos de ser perfecto y que ha pecado al engañar a Elin y que se arrepiente y que no volverá a hacerlo.
-¡Qué final tan religiosamente hermoso!
El padre Aradillas (sacerdote,periodista y amigo entrañable de toda la vida,amén de mi confesor) me lo dijo no hace mucho:
-Miguel:a los periodistas y a los sacerdotes nos ha salido un competidor muy tecnológicamente poderoso: Internet.
Este cuento de Tiger y Elin,que,a Dios gracias,ha tenido un final colorín colorado feliz, lo demuestra.