Blogs

Entradas con etiqueta ‘Tito Vilanova’

Gabo y Tito

Sbado, 26 Abril 2014

El “boom” de la muerte de Gabo, o sea Gabriel García Máqruez, y el “boom” de la muerte de Francesc Vilanova, esto es, Tito.

¿Quién, con cierta cultura y curiosidad literaria, no ha leído a García Márquez? Su muerte ha sido, en este siglo de la globalidad, una muerte globalmente sentida. Miles de artículos se han escrito estos días sobre el “Cervantes” hispanoamericano, todos elogiosos. García Márquez era, por su obra y por sí mismo, “puro realismo mágico”. Tierno, dulce, sencillo, melancólico y trágico.

-La vida y la cama –decía- son los dos inventos más maravillosos de la creación.

Amaba, en efecto la vida, una vida que le regaló el honor y la genialidad de la escritura de “Cien años de Soledad”.

-Yo soy lo que me da la vida.

Sensual.

-Sigo casi ciegamente los impulsos de mis sentidos.

Le irritaba la pobreza.

-El día que la mierda tenga algún valor los pobres nacerán sin culo.

Era, cuando le placía, celiano.

-El corazón tiene más habitaciones que un hotel de putas.

Gabo murió el pasado 17 de abril a los 87 años. El “boom” de su muerte y el “boom” de sus “Cien años de Soledad, cúspide de su mágica y deleitosa obra. Tito Vilanova, con el “boom” de su “Liga de cien puntos”, murió anteayer. Lo de Tito era el fútbol, otro “boom”. Hablé con él, en Barcelona, una sola vez, en una cena. Le felicité:

-Cien puntos: marca histórica para la historia del Barcelona y para la historia de la Liga. Enhorabuena. Es usted, ya, un hombre importante.

Era frío, o me lo parecía. O tímido, o me lo parecía. O sencillo. No lo sé. Hizo una mueca que interpreté como sonrisa y me corrigió:

-Yo no soy importante. Si no fuese por el Barcelona, yo sería nadie. El importante es el Barcelona.

Gabo: “Yo soy lo que me da la vida”. Tito: “Sin el Barcelona, yo sería nadie”.

Tiernos, queridos, sencillos, mágicos. Adiós a los dos. A los dos les debo horas de placer.El “boom” de dos muertes.

Pura psicología

Lunes, 14 Enero 2013

El fútbol no se acaba en el Barcelona y en el Real Madrid. El fútbol, esta temporada ,es también el Atlético de Madrid, el “hijo pródigo”.

-Ven a mis brazos, hijo -le ha dicho la madre Liga.

Hay que celebrar el regreso del Atlético, que el Atlético, en plan jamón-jamón, esté entre el  Barça por arriba y el Real Madrid por abajo. El Barça es intocable, nunca en la Historia del fútbol ha habido equipo como él por suma de récords y fútbol-arte. “En el segundo tiempo me entrararon ganas de aplaudirle (Demichelis, defensa del Málaga. Delicioso). El Barça, a juicio de casi todo el mundo del orbe del fútbol, autóctono y foráneo, si no es la perfección, la frisa. “Sus rondos-chotis en dos metros cuadrados a la velocidad de la  luz son un gozo para los sentidos” (Rexach). Como Rexach es del Barça, tal vez exagera. Pero exageracón no es sino la admiración elevada al cubo.

El Real Madrid, en cambio, está como estaba la España de los políticos hace dos o tres meses: con la prima de riesgo sembrando congoja y acollonamiento. “Esto no tiene arreglo”, que lloriqueaban los agoreros. Y es que los números denuncian que Mourinho ha hecho, en sus doce años como entrenado, su peor primera vuelta, y el Real Madid, con él o tal vez por culpa de él, cualquiera sabe, también su peor primera vuelta de los últimos siete años.

-¿Cómo está Florentino? - he preguntado.

-Impasible, marmóleo: él es así. Contra el furor de las circunstancias adversas, el bálsamo de la cama: él es así, repito.

Calma. Lo imaginaba. La Copa del Rey es uno de los botes salvavidas en los que confía; la Champions, el crucero de los suspiros. El año acaba en 13 y el 13 de Febrero, el Real Madrid afrontará, contra el Manchester United, su órdago poco menos que decisivo.

Calma, pues. “Un banco es un buen banco cuando sientes que tus ahorros están en buenas manos”, que reza el eslógan de un banco alemán. ¿Está en buenas manos el Real Madrid?.

-Florentino sigue creyendo que sí, y que lo que hoy es desazón, el tiempo -esto es, la Copa y la Champions- puede trocarlo en  regocijo.

El Atlético de Madrid, mientras, disfrutando con sus 44 puntos, la mejor segunda vuelta de su vida. El Atlético, con Simeone, es otra cosa. ¿Cuál es el secreto de Simeone?.

-El de Tito en el Barça -se me responde-. Sabe hacerse querer, para lo cual tiene que saber querer, al margen de tácticas y esas zarandajas. Así como Belén Esteban mata por su hija, los entrenadores tienen que dar la impresión de que ellos también pueden matar por sus jugadores.

Pura psicología. Creo.

El tiempo desgasta

Viernes, 27 Abril 2012

Lo tenía madurado. Cuatro años como entrenador del Barça era mucho tiempo, según Guardiola.

-El tiempo desgasta- opina.

Qué pena que los políticos no piensen como Guardiola, e ignoren que la medida del tiempo está en nosotros. El tiempo es distancia y sentimiento a la vez.

- Mi corazón ha sido y seguirá siendo, esté donde esté, azulgrana- subraya una vez más en su adiós.

Guardiola, ya cargado de millones, sabe que uno de los enemigos del ser humano (hombre o mujer) es la codicia.

-Mi codicia  -no hago sino recordar pensamientos de Guardiola- es cumplir profesionalmente con mis deberes, y pese a los títulos ganados aquí (en el Barcelona), sé  muy bien que el fútbol desgasta y que el tiempo es vengador.

Parece ser que Ibrahimovic sabía muy bien lo que se decía llamándole filósofo. Lo es.

-Yu dudo mucho. El fútbol, visto desde fuera,parece sólo un juego; desde dentro, es complicado; y exige, nos exige, a los entrenadores, una inteligencia con mucho tacto, El fútbol es el “hecho” que más críticos y censores -sin piedad- tiene.

Guardiola, tras cuatro años en el Barcelona y el récord de 13 títulos (pueden ser 14 si gana la Copa), se ha dado cuenta de que se le ha acabado su tiempo (a Jesús de Nazaret también se le acabó,como cuentan los Evangelios). Hay que irse antes de que te echen, porque el fútbol, como bien suscribe Guardiola, es frívolo, falaz, y tiene algo de “furcia” (Cela).

Fiel a su estilo, el Barça no fichará a un “galáctico (un Mou, por ejemplo) ni a otro filósofo como Marcelo Bielsa, otro hombre que pisa el mundio del fútbol con las botas del sentido común. El Barça sigue creyendo en La Masía y en “su gente”. A Guardiola le sustituirá Tino Vilanova, a quien Guardiola admira tanto como quiere.

- Yo comento todas mis decisiones con Tito -dijo en otra ocasión-. Tito me ha despejado  siempre muchas dudas.

Adiós, Guardiola, adiós. Y bienvenido, Tito, bienvenido. El Baça, fiel a su gente, a su Masía, a su “fabrica” (Di Stefano)