Blogs

Entradas con etiqueta ‘Trump’

Príncipes

Viernes, 23 Diciembre 2016

La belleza hace príncipe a quien la posee. Para el mundo del fútbol, incluidos los cinco continentes, los príncipes del balón son CR7 y Messi. Príncipes o reyes, como se prefiera. Majestades o altezas, a elegir. ¿Es más CR7 que Messi, es más Messi que CR7?

-Como soy barcelonista, para mí Messi es más que CR7.

-Como soy madridista, para mi Cristiano es más que Messi .

Las comparaciones no siempre son odiosas.

-Hay odios sanos. El odio y la envidia, por ejemplo, se confunden con frecuencia –dijo quien lo dijera.

¿Odia Messi a CR, odia CR7 a Messi? No lo creo. Se tienen, a lo sumo, envidia. “La belleza del hombre es la estatura”. Bueno. Cristiano es más alto, más atlético, más bello físicamente que Messi.

-Eso es irrebatible.

Tan irrebatible como que Messi es más mágico, más pícaro, más sorprendente y más solvente en recursos que CR7.

-Luego bellos los dos.

Exacto. La comparación sana no es sino una medida. Los españoles medimos en kilómetros, los ingleses en millas. Los ingleses conducen con el volante a la derecha, los españoles con el volante a la izquierda. Los ingleses conducen por la izquierda, los españoles por la derecha. ¿Odiamos por eso a los ingleses? Todo lo contrario: cada vez los amamos más, pensando en el PIB, como turistas

-Amor interesado.

Por interés baila el mono -¿nuestro antepasado? – y por el interés baila también la especie humana.

-Hay excepciones.

Ocultas. No sé de ninguna. Bueno, sé de una: Kubala, en el Mundial de Chile, donde estuvo como cronista de ‘La Vanguardia Española’ (ya no es Española, como se sabe: hace años que se deshizo de su comprometedor apellido), Kubala, digo, en Chile, en plan Midas, regalaba a tutiplén el dinero a sus compatriotas huidos del comunismo.

-Ya no soy Midas –nos dijo un día a Juan José Castillo y a mí-. ¿Podéis prestarme?

Le prestamos, claro. Hasta hoy. Kubala no odiaba el dinero, no odiaba a nadie:

-Lo más bonito del dinero es que sirve para ayudar –decía.

Cuando le comparaban con Di Stefano, no se enfadaba.

-Somos distintos – sostenía-. Él en lo suyo es único, yo en lo mío también.

CR7, en efecto, ha hecho un 2016 colosal, difícil de repetir. Y ha ganado el Balón de Oro. ¿Merecidamente? ¿Ha ganado merecidamente Trump las elecciones USA? Soslayo la discusión. Ahora, en Barcelona jalean ruidosamente los méritos de Messi para que el Premio de la FIFA al Mejor Jugador (The Best) no se lo lleve también CR7.

-Messi –es el argumento que vocean- es mejor, más completo que CR7.

Vale. Hágase la campaña, pero sin odio. Leo a veces cosas…