Blogs

Entradas con etiqueta ‘Xabi Alonso’

Podemos

Viernes, 12 Septiembre 2014

El verbo poder es un verbo política y deportivamente agresivo. Podemos, el partido del exótico Pablo Iglesias, ¿qué es? Un proyecto de reto, un deseo de “poder”.
-Podemos hacer lo que los demás no pueden ni saben hacer
Bueno: eso es la política.
-En la oposición –decía el ‘viejo’ profesor Tierno Galván, a quien admiré en vida-, si no prometes “delicias”, hay que dedicarse a otra cosa.
Política y deporte, en común, tiene muchas cosas. Simeone , como Pablo Iglesias, es vitalista. Su última exótica frase: “El Atlético es el equipo del pueblo”. La demagogia es hierba que cree tanto en la política como en el deporte. A Simeone, es su talante, no le asusta el partido del Bernabéu. La fe, virtud también humanamente laica y atea, le acompaña desde que se levanta hasta que se acuesta. La plantilla del Atlético, esta temporada, es otra: se han ido jugadores y han venido otros.

¿Ha sido, para él, inconveniente para rehacer y ajustar el equipo?.
-Lo importante –sostiene desde su filosofía - no son tanto los jugadores como el sistema. Los jugadores claro que son importantes –sigue razonando-, pero tan importante como ellos es tener definido el sistema.
El sistema atlético es el del año pasado. Hace unos días, tras la goleada a Macedonia, Silva comentaba: “El estilo no se toca”.
Ciertamente, no se debe tocar, o cambiar, lo que funciona. A Del Bosque le funciona su estilo o sistema. Y a Simeone, también el suyo.
En teoría, por dinero, salarios y “calidad”, el Real Madrid es mejor que el Atlético. Lo reconoce hasta Enrique Cerezo, otro vitalista:
-Ellos, sobre el papel, valen más. El Atlético, sobre el terreno de juego, vale como el que más.
Optimismo, vitalismo, fe: he aquí el Atlético que se va a ver, que vamos a ver, en el Bernabéu. ¿Qué opone a ese Atlético el

Real Madrid de Ancelotti?
-Dudas; su tormento –me dicen- es el centro del campo.

Ancelotti es más razón que corazón. Creo. Y a pesar de que ha dicho que dio su visto bueno a Florentino para que se “deshiciera” de Di María y Xabi, uno, o sea yo, sigue sin creérselo.
-¿Por qué?

Florentino, contra lo que opinan otros, es un ser, amén de superior (Butragueño), difuso y autoritarista. Me lo dice quien sabe:
-La salida de Xabi y Di María, especialmente la de éste, le ha sentado a Ancelotti a aceite de ricino (purga que nos daban a los niños del siglo pasado para “amargarnos” el paladar y hacernos llorar).
¿Conseguirán James, Kroos, Modric, e Illarramendi borrar la memoria de Xabi y Di María? Interesante, mucho, este nuevo “reencuentro” entre el equipo del pueblo de Simeone y el equipo diesel de Ancelotti .

Xabi Alonso

Viernes, 15 Noviembre 2013

Xabi Alonso juega en el Real Madrid y luce en El Corte Inglés.

-Da muy bien como hombre-anuncio. Gusta a las mujeres y queda carismático por su porte y elegancia para los hombres. El “maniquí” ideal -me dice un expeto en estas cosas de El Corte Inglés .

Ancelotti no encontraba el punto G del equilibrio hasta que pudo alinear a Xabi. Con Xabi Alonso, el Real Madrid es un equipo más cohesionado. Xabi Alonso, por lo tanto, es el punto G que anhelaba Ancelotti y requería el juego del Real Madrid.

-¿Es así, Ancelotti?

-Es así, así es.

Xabi ha diluido su ego en las eses de serio y silente. No hace ruido con su juego, pero el juego que destila purifica y agranda la calidad del conjunto. Xabi, además, transmite a los compañeros más serenidad y seguridad (otras dos eses; la ese, concluyentemente, es la marca de su compacta y antinarcisista profesionalidad). “Yo -dice Woody Allen- me divierto haciendo películas, sin que las críticas, que no leo, ni los elogios, que no me cambian, me influyan”. Xabi Alonso es como Woody Allen: no sonríe (yo nunca le he visto autojalearse ni sonreír) y no se deja perturbar por nada. Creo que Xabi debe seguir en el Real Madrid. A los 32 años, los que agavilla, le quedan todavía dos tres años más, como poco, de jugador importante y estabilizador.

-No es el centro del Real Madrid, pero centra al Real Madrid - me dice quien me lo dice: alguien del Real Madrid.

Xabi, en fin, es pieza clave y dificil de sustituir,y el Real Madrid, sin esa pieza, probablemente volvería a renquear. Pienso. Y Ancelotti, de nuevo, volvería a la jaqueca de la duda. ¿Illa, Khedira, Modric, Isco, Di María, quién, cómo los junto…?

He preguntado, creánme. Y las razones que me dan de la demora del desentendimiento no me convencen.

-Es Xabi, la culpa es de Xabi -me susurran.

-Bueno, es que…bueno, ya lo sabrás- me dilatan -Claro que queremos que no se vaya -me rotundiza otra voz de dentro del club-, pero la batuta de estas cosas las mueve el presidente y el presidente…

Más puntos suspensivos. Se sabe: Xabi no es Bale, pero Xabi vale para el centro del campo tanto como parece que puede valer pegado a la banda Bale.

Fichando, el Real Madrid, a veces, desconcierta. Y no preorrogando los contratos de los que valen, también: también desconcierta.

El poder de dos “capitalistas”

Sbado, 6 Junio 2009

Cuando lo sé, lo sé; si no, pongo “esposas” a los  dedos de escribir. Xabi Alonso es ya jugador del Real Madrid. La operación se “cerró” hace unos días, y no ciertamente en Madrid. ¿Precio de la operación? Lo ignoro: las cosas del dinero, como las del querer, son versátiles. “Vuelve la Ilusión”, anunció FP con reto jaquetón. Ha empezado a cumplir, y es que, con frase de Adolfo Suárez, promete porque puede prometer. Xavi, por su estilo, vigorizará pretorianamente el centro del campo: roba balones, los desplaza en pases largos, trabaja como “un obrero”. Xabi, además,  está la mar de feliz, lo sé también: “Es lo que yo quería”. Rafa Benitez, en cambio, está la mar de disgustado: también sé esto.

LA OPERACION RIBÉRY

No es secreto. Ribéry es  la golosina que anhelan al alimón  el Barça y el Real Madrid. Dicen de  Florentino Pérez que es más “depredador” que Joan Laporta. “Un buen empresario es quien  no duda en cepillarse a los competidores peligrosos” (Jocelyn Stevens, ex ejecutivo de Express Newspaper). El Barça es el lobo feroz, también el león de la Metro, de Florentino. Si  el Barça consiguiese a Ribéry, con el equipazo que tiene y ese “puente sobre el río Kway” que configuran  entre la defensa y la delantera Xabi e Iniesta, más otro (éste otro es el de menos), Florentino Pérez, pese a su poder galáctico, tardaría probablemente dos o tres años en oler los títulos españoles (Liga y Copa ) y el más codiciado de todos  los títulos, la Champions. Un amigo de Florentino me decía recientemente: “Florentino es a la vez  sumamente sosegado y sumamente  impaciente: sosegado para organizar y vertebrar e impaciente para lograr los objetivos que ensueña su voraz  ambición. Creo que puede conseguir a Ribéry”.

LA LIGA ESPAÑOLA

La liga española de fútbol hace tiempo que dejó de ser la mejor de Europa. El “capitalismo exacerbado”, causante del reventón de la búrbuja inmobiliaria, ha reventado también la búrbuja  de la Liga española. ¿Qué es ya la Liga española sino la pugna entre los “capitalistas” Real Madrid y Barça? ¿Gusta  a nivel de calle y de popularidad una Liga así? ¿Es atractiva  una Liga así? Veinte equipos, de los cuales dieciocho son comparsas  y dos hercúleos, Barca y Real Madrid, que pulsan sus pulsos sin moscas cojoneras que inquieten su puga?

- La liga española, tan desigual y desigualada, debería jugarse así: un “play off” de 38 partidos entre las excelencias Barça y Real Madrid, y una Primera Diovisión entre los dieciocho restantes.

El comentario es de un amigo, José Luis Navas, atlético él.