Blogs

La obra de un pintor

Hoy se estrena en la Maison de l’Amérique Latine (en el 217, Boulevard Saint-Germain, 75007, a las 18: 30h), en París, un vidéo-art titulado Ramón Unzueta, dirigido por Ricardo Vega, ambos artistas son cubanos. Ricardo Vega lleva años realizando una serie titulada Un pintor, un cuadro, dedicada a realzar la relación entre el pintor y el cuadro que está creando, sus sentimientos, sus acciones, la relación diaria del creador con la obra en perspectiva. En este caso se trata del pintor Ramón Unzueta, residente en Tenerife.

La obra filmada se titula Preciosa y el aire y es un homenaje al poema de Federico García Lorca. La obra fue pintada en La Herradura, España, en un viaje que hicieron el año pasado durante el verano a ese sitio, y también a Fuentevaqueros, a la casa natal del poeta, y a la Huerta de San Vicente en Granada.

Ramón Unzueta es un dibujante, heredero de Jean Cocteau, pero con un estilo muy propio. Sus mujeres, las ya llamadas “mujeres de Unzueta” pueden ir desde una guajira cubana, pasar por una costurera, por el aspaviento de una bailarina, los deseos melancólicos de una prostituta, la lágrima de una tonadillera, las extravagancias de unos sombreros en las cabezas de muchachas en flor, hasta el misterio de la Nazimova, la perfidia perfecta de su adorada Bette Davis, y el mundo fabuloso del cine mudo. Pero Ramón Unzueta ha demostrado que maneja la técnica mixta, el óleo, el acrílico, con soltura y grandeza, y eso es lo que veremos hoy, bajo el lente, también con la destreza de un pincel, de Ricardo Vega.

Es necesario volver siempre a la pintura real, a la que nos deleita con su interpretación del espíritu delineado en la sombra. La obra de un pintor nos salva del absolutismo de la imagen real, del fanatismo propenso a borrar los laberintos de la belleza artística.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario