Blogs

Fin de las palabras

Yo que soy medio maníaca, y que pronto lo seré entera, me he puesto a analizar en el vocabulario que utilizan los demás a mi alrededor y hasta yo misma, así me doy cuenta de lo que vamos ganando y de las palabras que hemos ido perdiendo a diario, en el día a día. Y desde luego, esto me ha llevado a anotar las palabras que más usamos, me refiero a los tics del lenguaje, los sustantivos ganan por carencia. O sea, el lenguaje se empobrece, también.

Palabras más usadas: Economía, baja, calidad, comprar, vender, guerra, muerte, asesinato, crimen, cirugía, estética, edad, juventud, futuro, dinero, millones, ricos, pobres, miseria, accidente, viaje, periódicos, internet, devedé, móvil, comida, sana, hambre, enfermedad, cáncer, dolor, llanto, obsequio, regalo, marca, zapatos, reloj, soledad, vivienda, alquiler, automóvil, petróleo, ecología…

Palabras menos usadas: Ahorro, inteligencia, poesía, amor, paz, vida, naturaleza, agua, belleza, cuerpo, vejez, presente, pasado, clase media, burgueses (siempre usada despectivamente cuando se usa), bonanza, bienestar, benéfico, hogar, libros, cine, películas, tertulia, conversación, satisfacción, sida, serenidad, ofrenda, vestido, traje, joya, compañía, subir, esperanza

Las palabras con las que me respondieron las personas que aceptaron mi encuesta contestaron siempre a las mismas preguntas.

Estamos perdiendo palabras, se nos acaban, o se transforman en esa extraña vida que estamos viviendo. No suelo ser pesimista, pero ya no somos los mismos ni hablamos poniendo los sentidos a buen recaudo y dándonos con los sentimientos, ni siquiera le damos importancia a la riqueza de las palabras.

Todo va de pobres e inútiles. Y de maniáticos, como yo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Deja tu comentario