Blogs

Cuquear al mono.

Sigan cuqueando al mono que les arrancará la mano de un mordisco. A Ingrid Betancourt no le dieron el Nobel, cómo habrá sido la perreta que le habrá agarrado, que entonces tuvieron que calmarla con una prebenda. Nada más y nada menos que Nicolas Sarkozy personalmente ha nombrado a su ex marido, padre de sus dos hijos, Fabrice Delloye, embajador en Costa Rica. Bueno, dirán, el señor siempre fue diplomático, pero qué casualidad que este diplomático tan implicado en la liberación de la madre de sus hijos, como no podía ser de otra manera, le den un país en el área, para que represente a Francia. Podía haber sido en Cuba, también en el área, y con un historial guerrillero de lujo.

Mientras que otros antiguos secuestrados han vivido su tragedia en silencio, trabajando discretamente, escribiendo, como es el caso de Florence Aubenas; Betancourt no para de lucirse, de contarle a los periodistas su drama como si hablara con psicólogos, y su familia persiste en cuquear la mono. Porque no me digan que aceptar un cargo de diplomático, después de la manera en la que fue liberada su ex, en un comando gubernamental, no constituye un acto de atrevimiento, una acción peligrosa, un cuquear al mono, para hablar claro.

Esperemos que no nos tengan más sorpresitas preparadas, por ejemplo, que a la madre de Betancourt la nombren embajadora en el Vaticano, y así de suite¡Qué mundo de Micos Mandantes y de macacos obedientes!

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Una respuesta a “Cuquear al mono.”

  1. CUQUEAR AL MONO. « Zoé Valdés dice:

    […] CUQUEAR AL MONO. Archivado en: Política — Zoé Valdés @ 9:36 pm Tags: Política Al ex marido y padre de sus hijos de Ingrid Betancourt le han nombrado embajador de Francia en Costa Rica, ¿de qué manera podemos entendero esto? Léanlo aquí: EcoDiario y en Zoé en el metro. […]

Deja tu comentario