Blogs

Noche de brujas buenas.

Hoy es la noche de las brujas, de las buenas. Menos mal que las brujas buenas tienen aunque sea una noche para ellas, porque las otras brujas, las malas de verdad, celebran todas las noches, de ellas se habla todos los días, y los idiotas de este mundo las defienden y aplauden. ¿Tendré que nombrarlas? ¿Para qué? Los inteligentes saben quiénes son, conocen el rostro que tienen, la maldad que anidan en sus cuerpos, el odio que les inunda el cerebro. Son esos que ponen bombas en una universidad, o aquellos que secuestran impunemente, o los que llevan años en el poder, los que asesinan la imaginación, y permiten que cada pocos segundos mueran de hambre seres humanos de este planeta.

Se acabó, ya hablé de las brujas malas. Hoy toca a las buenas, es la noche de disfrazarse, de divertirse recogiendo caramelos en las puertas de las casas del vecindario, de meter miedo, y fingir que lo recibimos. Es justo un  momento familia, amistoso también, de fiesta agradable, cargada de un cúmulo de significados históricos. Los enemigos de estos festejos arremeten contra ellos porque dicen que el capitalismo los inventó. Hay cosas muy buenas que ha inventado también el capitalismo, sobretodo el capitalismo -añadiría-, y yo creo que una de las mejores son las fiestas.

El problema viene cuando se acaban las fiestas, cuando te las prohiben las brujas malas, cuando se acaban los festejos y se empiezan a escuchar como melodías de fondo, las marchas militares, cuando te tienes que disfrazar de oportunista, de mentecato a las órdenes del totalitarismo, de chivatón, de discursero de ideologías imnipotentes, y todo eso, siempre bajo sospecha, el problema es cuando la vida te pone entre la espada y la pared, entre renunciar y devenir traidor -según ellos y valiente según los otros. Entonces te das cuenta, cuánto añoras las fiestas sencillas, la vida sencilla, la vida de los otros

¡Feliz noche de las brujas!

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Deja tu comentario