Blogs

Susan

Mientras una anda en la comemierdería habitual o discutiendo de política, ella está trabajando, o preparándole a su madre un cumpleaños espectacular. Si la llamas en un momento inadecuado, responde a lo corto: “oye, estoy ocupada”. Y entonces, no queda de otra, a esperar que ella te llame “p’atrás”. Ella es Susan, vive en Miami, es cubana. Tiene los ojos, con sus pestañas, más lindos de la tierra, porque no son de un color que podríamos definir fácilmente, son  del color de la vida, así como de un fuego-pasión.

Una noche se puso un vestido violeta, y tiñó las estrellas. Nosotras, Ena y yo, en franca desventaja, porque Susan es una mujer con mucha huella; y me recuerda a aquella Lauren Bacall, con la voz tormentosa por encima de la humareda del cigarrillo.

Me invitó a su casa, aprecié su colección de pinturas, de bibelots de porcelana, de joyas. Habla con mucha propiedad, conoce su oficio, sabe cómo decorar el deseo, y que el cliente se vaya risueño, feliz, con esa última consecuencia de la penúltima sensación.

Susan usa un perfume que estremece, como de sueño lejano, y al final, cuando me despido de ella, me lo regala, junto con un broche (pasador le llamamos los cubanos), que palpita en sus manos, y con todo su cariño, y la dulzura de su mirada.

Hoy es domingo, regreso de trabajar en Niza, llevo cinco horas en el tren hacia París, hace un frío que pela. Voy leyendo a Reinaldo Arenas. Me hago la idea de que le habría gustado conocer a Susan.

En el tren pongo en mi cuello unas gotas del perfume de esa mujer tan distinta, y acaricio las ramas del pasador. Susan seguramente esté trabajando, y pienso en aquella noche, en una sandwichera miamense, en la que amontonamos camareras alrededor de nuestras llamativas fulguraciones. Yo acabo de trabajar, otro domingo en el tren… Quisiera compararme, pero jamás llegaré a tener el valor de Susan, ni llegaré a ser esa mujer de tan exquisita ecuanimidad.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

3 respuestas a “Susan”

  1. SUSAN. « Zoé Valdés dice:

    […] — Zoé Valdés @ 9:37 pm Tags: Artes Plásticas, Literatura Otro retrato de Susan en Zoé en el metro, de Ecodiario de El Economista, no tan bien hecho como el de César Beltrán, aquí debajo: Susy […]

  2. Ernesto G dice:

    Sí que es bella, me das su teléfono? :)

    Percibo cierta nostalgia de Miami en este escrito.

    Saludos,

    Ernesto G.

  3. zoe-valdes dice:

    Sí, tengo nostalgia de Miami, de lo bueno, por supuesto. Tengo que pedirle permiso para dar su teléfono, ¿el del trabajo?

Deja tu comentario