Blogs

Archivo de Mayo, 2009

1ro de mayo en Cuba

Sbado, 2 Mayo 2009

¿Vieron el burujón de corderos desfilando otro 1ro de mayo frente a la Plaza de la Revolución? Así ha sido durante 50 años, ahora añándanle a los latinoamericanos que se hospedan en Cuba para vivir del cuento, y obedecer órdenes, como esa de desfilar un 1ro de mayo para hacer bulto.

¿Que el bulto es grande? Ya lo sé, lo constaté con mis propios ojos. No puede ser de otra manera. Son los mismos que mañana hablan mal del gobierno, despotrican de Raúl y de Fidel, pero siempre debajo de la mesa, y además mendigan dólares a sus familiares que se rompen el lomo trabajando en el exilio. Son los cobardes, todo un pueblo de cobardes. Que ni siquiera saben por qué carajo desfilan, ni qué coño significa el 1ro de mayo, día internacional de los trabajadores. Ellos de trabajar no saben nada, ni quieren saberlo, de delatar y fastidiar al prójimo, segurete. Ahí son los primeros.

¿Qué tienen razón? No, no la tienen, pero el mundo está hecho de ese modo, y no de otro. Los que no tienen razón son sin duda alguna, más numerosos, porque cada vez más la idiotez alcanza cifras incalculables.

La única respuesta posible es no mandarles un centavo más del exilio, que los corderos que fueron a esa manifestación coman de la libreta de racionamiento, tajadas de aire y frituras de viento, o que coman las sobras de su Coma Andante, la caca de su Caga Andante. Que se jodan, sín señor.

Por otra parte, Obama sigue negociando por debajo del tapete, parece ser que en el negocio entran los 5 espías cambiados por presos políticos cubanos, que tendrán que salir obligados de la cárcel, de su país, hacia el exilio. Si en épocas de Pinochet hubiera ocurrido esto, el planeta en peso se habría botado para la calle en contra. Pero es Cuba, a nadie le importa un carajo esa isla de mierda, ni a los cubanos mismos. Entonces, que se hunda, es lo mejor que nos pudiera suceder. O sea, que les pudiera suceder. Yo no, a mí no, yo vivo en París. Y esta noche voy a celebrar mi cumpleaños con champán la Veuve Clicquot, caviar, y demás exquisiteces. Ya sé que los cubanos de la isla tampoco saben lo que es eso. Ni lo sabrán en mucho tiempo. ¡QUÉ SE JODAN, por carneros!