Blogs

Ñampiti sacerdotes en Cuba.

Pareciera una novela de crímen y misterio de Ágatha Christie o de Mary Higgings Clark, pero sin el morbo británico o newyorkino como telón de fondo. Sólo que hasta ahora los crímenes ocurren en la chusmería y en la cochinada habanera de la que soy oriunda, el último ha sido el del Padre Arroyo, en Regla, pueblo representativo del culto a la santería.

El cardenal de La Habana, Jaime Ortega, afirma que los crímenes nada tienen que ver con el odio a los sacerdotes españoles como, según él, algunos medios occidentales han declarado. Bien, Jaime Ortega es un cardenal que miente en permanencia, para quedar ”niquel” con su gobierno, que con toda evidencia no es el del Vaticano, sino el castrista. La nariz le crece constantemente a este cardenal que se cuenta que estuvo en los campos de concentración castrista, y sin embargo más perrero de los Castro no puede ser. Este cardenal que debería tomar partido por Las Damas de Blanco, por el pueblo cubano, no mueve un dedo por la libertad de su país.

Le voy a decir algo al cardenal Ortega, él sabe bien que Regla es un pueblo donde los habitantes son mayormente practicantes de la santería, cualquier párroco que asuma la iglesia de Regla como su parroquia debe saber que la primera “regla” es respetar eso, respetar las creencias afrocubanas de los reglanos y del pueblo en general, ya que ese templo es venerado por todos los cubanos. Algunos sacerdotes se niegan a admitir la primera creencia de los cubanos, que es la religión yoruba. En estos momentos es así, la santería le ha ganado a la religión católica. Bien, no quiero especular, sobre todo desde lejos. Pero cualquier sacerdote español que se ofusque y que no comprenda esa realidad, sabe que no será visto con buenos ojos, y que corre el riesgo de ser, cuando menos, mal querido, mal aceptado. Lo que parece no era el caso de este sacerdote.

La investigación de la criminalidad corresponde únicamente a la policía. El crímen puede haber tenido que ver con el móvil del robo, o el móvil también puede haber tenido carácter sexual, que en una investigación criminalística no se descarta nada. Ya se escucha que la ETA puede estar cometiendo asesinatos en La Habana, y vengándose con los curas. Eso se ha dicho en las calles habaneras. Lo que sin duda alguna sería una información más, por muy descabellada que parezca.

La Iglesia cubana, tan callada cuando se trata de la justicia, de proteger a los demócratas cubanos, empieza, sin embargo, a dar opiniones aquí, allá, y acullá, en boca de su cardenal, como si la iglesia sola pudiera desentrañar el crímen. No, señor Ortega, no es así. Aunque ya sabemos que la policía en Cuba también trabaja como usted, para el régimen, y que dará la versión que le convenga a la dictadura.

Por lo pronto, si yo fuera un sacerdote español, oiría dos consejos: o entraba por el aro y permitía que me dejaran gallinas prietas muertas en el portal de la iglesia, o me iba recogiendo los cheles, y me largaba con mi música a otra parte. Supongamos que, de otra parte, los sacerdotes estén siendo asesinados por el propio gobierno, porque les moleste que estos se dediquen a tocar el tema político en sus homilias, eso nunca se podrá comprobar, seguro que no. En Cuba, nadie le cortará las manos a un músico, como hicieron los esbirros de Pinochet con Víctor Jara. En Cuba, la dictadura enviará a cualquier delincuente a que le tronche las manos y luego dirán que se trataba de un ladrón que intentaba robarle el reloj a un músico. Sí, la tortura castrista es muy sutil.

En cualquier caso, las coincidencias entre el primer asesinato y el segundo son apabullantes.

Los sacerdotes han sido sustituídos por los gorriones. El ñampiti gorrión de la muerte merodea los templos habaneros. ¡Solavaya!

Como verán en estos videos todo el operativo investigativo en Cuba está desviado a vigilar a los ciudadanos, a perseguirlos, pero a la hora de investigar un crímen, ni el menor recurso:

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

4 respuestas a “Ñampiti sacerdotes en Cuba.”

  1. Ñampiti sacerdotes en La Habana. « Zoé Valdés dice:

    […] Ñampiti sacerdotes en La Habana. 2009 Julio 18 tags: Castrismo, Cuba, Padre Arroyo by Zoé Valdés Léalo en Zoé en el metro. […]

  2. Ma ria Magdalena dice:

    Querida Zoe……….la informacion de que Jaime Ortega estuvo en los campos de concentracion de Camaguey, la UMAP, la conozco hace tiempo por boca de su primo hermano Jorge Ortega, del reparto Pastorita y profesor del Ins. pedagogico Juen Marinello hace unos años.

  3. Ruppert dice:

    Con el Orwen-iano Ministerio de la Verdad que impera en Cuba, hasta que no desaparezca la dictadura la verdad siempre sera una incognita.

  4. Eufrates del Valle dice:

    Me da pena con el difunto. Pero la oficialidad de la Iglesia Catolica en Cuba da asco. Ningun respeto para ellos.

Deja tu comentario