Blogs

Angie M.

Ojos azules, penetrantes, mirada fría e inteligente, a veces los ojos se le entrecierran en una sonrisa pícara, aunque discreta. Angela Merkel, la canciller alemana, es la mujer más poderosa del año, por cuarta vez consecutiva, según la revista Forbes.

Angie M. es mi política predilecta, su seriedad me seduce, su inteligencia supera a una gran cantidad de machos del poder. No se deja poner el pie encima, tampoco es ella la que lo pone. Es mucho más sofisticada que eso, el juego del poder no es su tema. Ella es política y ejerce de ello, con armonía, con conocimiento de causa.

No va por la vida como su “homóloga”, la presidenta argentina, pisando huevos. Angie pisa fuerte con paso de mujer de su tiempo, es una incansable trabajadora, lectora voraz, analista rotunda. Sus manos siempre tranquilas, engloban cualquier resultado, y hasta se notan cariñosas, acariciadoras, plenas de vida y de rigor.

Angie es una chica rebelde que ha crecido, se ha tomado su tiempo, ha estudiado, y ha salido ilesa de múltiples batallas en las que la han querido linchar, pero hay que llevar zancos para colocarse en su estatura. Pareciera una heroína de Thomas Mann, de las que se van dibujando solas, al borde del cuaderno, y terminan por acapararlo. ¡Bravo por ella!

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Una respuesta a “Angie M.”

  1. Un exiliado más dice:

    Pudiese existir un paralelismo con Margaret Tatcher; la periodista rusa Politkóvskaya, Benazir Bhuto y otras tantas, pero, por favor, la presidenta de Argentina no pisa huevos, mas bien, hunde en el excremento sus zapatos Luis Button. Bien por la revista Forbes

Deja tu comentario