Blogs

Los domingos, puro silencio…

Siempre ha sido así. Los domingos prefiero el silencio. Creo que tiene que ver con un recuerdo de infancia. De niña, mi calle era toda de silencio. El sol doraba los muros, y sólo se escuchaba el batir de las sábanas secándose al sol, en las azoteas, o los ladridos o maullidos de perros y gatos callejeros abrumados por el intenso calor.

Hoy, sin embargo, me puse a escuchar a todos los artistas cubanos, músicos, cantantes que se encuentran en el exilio; y a los que murieron en el transcurso de estos 50 años, también en el exilio. La cantidad es bárbara, tremenda. Con todos ellos se podría hacer un mes entero de conciertos en Cuba, a lo largo de toda la isla, sin parar. Pero en Cuba, sólo pueden actuar los reconocidos y aceptados por la dictadura. Punto, silencio, pero del que mata.

Hoy es un día triste, muy triste para la música cubana, sumamente triste para nuestra libertad, y para los sueños de romper con las cadenas que encierran a varios compatriotas en las cárceles de Cuba. Hoy es un día negro, liderado por camisas negras, y por traidores de la paz y de la libertad.

Hoy es otro domingo silencioso, merece serlo, en nombre de todos aquellos artistas que nunca más podrán ya cantar en su país. Celia Cruz, y muchísimos más. Silencio a gritos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Una respuesta a “Los domingos, puro silencio…”

  1. Marina dice:

    Que asco me producen todos, el Juanes, hablando de buenas vibraciones y de amor, parece que la palabra le sale por todas partes, no hace más que hablar de lo mismo, por qué no va y habla con las guerrillas de su país para ver si con amor les convence que no sigan haciendo de las suyas, es tonto o se hace, no sabe que por mucho amor que guarde un corazón, siempre habrá otro lleno de maldad, y que tenemos que estar preparados para ello…en contra de las guerras, jajaja, que el mundo se desarme y vaya a dar amor a los talibanes…, que se lo hubieran dado a Hitler, quizás Juanes hubiera evitado los campos de concentración de la Alemania nazi con su amor….éste no es tonto, es un aprovechado, ahora seguramente hay muchos incautos que compraran el CD del concierto, que le de mucho amor a los Castro quizás así abran las cárceles cubanas.
    Y qué me dicen del Víctor Manuel ???? hoy me enteré que no cantó la canción que le hizo al caudillo, qué pena, qué pena, se le debe de haber olvidado.
    De la hipocresía de Miguel Bosé es mejor ni hablar, de todas maneras, ya casi ni se habla de él….
    Adelante Zoe, es un soplo de aire fresco tu blog.

Deja tu comentario