Blogs

Juanita la huerfanita

Juanita Castro, la hermana de los Castro, exiliada en Miami desde el año 1964, acaba de editar un libro con Santilla titulado Mis Hermanos. La Historia Secreta. Coescrito con la periodista mexicana María Antonieta Collins, el libro promete; además tiene prólogo de Carlos Alberto Montaner.

Durante toda la semana en curso, la señora Castro y la periodista Collins explicarán las revelaciones del libro en una serie de programas televisivos. Ningún libro cubano hasta la fecha, de las víctimas de Castro, ha tenido tanta publicidad y tantos contratos de secretismo alrededor.

Se había anunciado con bombo y platillos que el libro contendría revelaciones nunca escuchadas ni vistas, lo último en los muñequitos, vaya. Hasta ayer, la única revelación consistía en que Juanita Castro declaró, con su voz y boca (no puede ser de otra manera), que ella había sido colaboradora de la CIA. Felicito a la señora Castro, porque me parece muy bien que mientras su hermano deshacía como terrorista ella haya dedicado su élan vital a la CIA. Pero donde no me cuadra la caja con el billete es que la señora haya aceptado ser de la CIA, pero, por el contrario, se haya negado a participar en los atentados en contra de sus hermanos. ¡Qué pena!

Digo qué pena, porque parece ser que otra de las revelaciones es que los Castro fusilaron al principio de la revolución a un sobrino periodista contestatario, hijo, fuera de matrimonio, de otra hermana: Angelita. Y esto Juanita no pudo perdonarlo. Contra, yo ella, le habría facilitado la tarea de los atentados a la CIA.

Esto da risa. Mientras que los Castro acusaban sin ton ni son a unos cuantos intelectuales cubanos -es mi caso- de agentes de la CIA, en las gavetas de sus escritorios guardaban el dossier de la hermana como agentona. A mí la CIA, infelizmente,  jamás me ha contactado, ni siquiera me han enviado el cheque que dicen que ella envía como gancho. Una lástima. Aunque no sé de qué hubiera servido yo a la CIA.

Por otro lado, ya mandé a encargar el libro. Lo leeré, por supuesto. No porque me de pena esta Juanita la huerfanita que nos están queriendo vender, sino porque siempre es bueno leer a esta gente, y estar informados. Aunque los que la conocen afirman de que se trata de una señora decente. Pues ahora también me desayuno de que la CIA recluta a personas decentes, siempre nos han dicho lo contrario.

Todo esto es de una gran confusión, y sobre todo, sirve para desviarnos de la atención que debemos procurarle a Oscar Elías Biscet y a los verdaderos disidentes y opositores de Aquella Isla.

¡Qué familia la de los Castro! ¡Siempre queriendo acaparar el centro, y para colmo, ganan dinero con ello!

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario