Blogs

La naturalidad de la entereza

He leído varios libros donde las mujeres no lloran, fuman mucho, pero no lloran. Eso me gusta. Yo antes fumaba dos paquetes de Malboro diarios, comencé por los Populares cubanos, y lo dejé. Dejé el cigarro para tomar Häagen Dazs, ese helado melcochoso que me hizo engordar la mar de libras. O sea que los pulmones lo tengo limpios, pero el estómago encharcado. Es que no se puede una quitar los vicios de golpe, sin que te atrape otro peor.

Estoy leyendo de nuevo El Apocalipsis, Oriana Fallaci se entrevista a sí misma. Gran libro. Donde la periodista y escritora italiana declaraba, poco tiempo antes de morir, que no lloraba con lágrimas, que lloraba hacia dentro, seco, sin compulsiones, oprimido el pecho. Tampoco fumaba ya, pero había fumado mucho, durante toda su vida.

Estuve buscando otros libros donde las mujeres no lloran, o apenas lo hacen. Y en ese juego me pasé toda la tarde. Estoy harta de las lloronas en la literatura y en la vida real. Y también estoy hasta el cerquillo de todas esas escaramuzas para vendernos sentimientos. Creo que en mis libros las mujeres lloran demasiado, pero hacia dentro, que es como lloro yo. En la ducha, y sin tanto patetismo y menos alharaca.

Una amiga me contaba que ella lloraba cuando tenía un orgamo. ¿Lloras mucho? Inquirí. Bastante poco, respondió y viró la cabeza hacia otro lado. Yo no lloro en los orgasmos, ¿a santo de qué? Yo me río, porque la cosquilla es tremenda, y los espasmos, y bueno todo eso que ya sabemos que ocurre durante un orgasmo.

No he conocido a nadie con tanta entereza, y con tanta naturalidad en su misma entereza, que Oriana Fallaci. Volver a ella, a sus escritos, me provoca un llanto interior muy saludable, porque siento que de alguna manera, la tengo nuevamente frente a frente, como aquella hermosa tarde soleada en La Habana, donde ella se veía tan inteligente, tan hermosa, ¡ragazza lista! 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

3 respuestas a “La naturalidad de la entereza”

  1. Oriana Fallaci: La naturalidad de la entereza. « Zoé Valdés dice:

    […] escribí en Zoé en el metro un post sobre mi querida Oriana Fallaci a la que vuelvo a leer. Los dejo, además, con un fragmento […]

  2. Libros Online » Oriana Fallaci: La naturalidad de la entereza. dice:

    […] escribí en Zoé en el metro un post sobre mi querida Oriana Fallaci a la que vuelvo a leer. Los dejo, además, con un fragmento […]

  3. LIBORIO dice:

    Interesante anécdota sobre el ‘llanto orgásmico’ de tu amiga. ‘Llorar de felicidad’ está bien, pero creo que tiene mucho más mérito ‘reir en el dolor’.

    Mi madre, que es una mujer muy mayor y muy sabia, cuando tiene un dolor que no puede ‘definir’ dice textualmente: ‘Tengo un dolor que me da risa’. De las madres se aprende mucho, y a veces, me sorprendo viendo una ‘tragedia propia’ y el asomo de una ’sonrisa impropia’ que me hace pensar ‘cuán quejicosos somos los humanos’. Pero pienso, honestamente, que es bueno el dolor (tanto el físico como el espiritual), porque cuando llega el alivio… ¡qué disfrute y ligereza!
    Y conste, que el masoquismo no me va en absoluto. Es que tengo constatado que la ‘continuidad del padecimiento involuntario’ nos hace mejores seres humanos y nos permite disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas con otra perspectiva a la de los que nunca han sufrido nada y se que quejan por todo.

    ¿Será todo esto ‘entereza’? Yo no lo sé, pero espero que, algún día, ‘alquien’ me lo confirme. Ya veremos!!!

    Muy bello tu recordatorio de Oriana!!!

Deja tu comentario