Blogs

Dolor de Haití

Estuve en Haití hace dos años, hice amigos, amé ese país, y lo amo, profundamente, llevo recuerdos muy hondos en mi corazón. Escribí sobre lo que vi, que no fue poco, aun en pocos días. Pocos días, en comparación a la riqueza de situaciones que posee aquella tierra, que se necesitan meses para comprender del todo. Por suerte, ya yo estaba avisada por mis amigos haitianos de lo que vería, más allá de la propaganda y de las guías de viaje.

Me hospedé con mis compañeros en el célebre Hotel Montana, hoy destruído por el sismo. Visité todo Port-au-Prince, leí poemas en bibliotecas de barrios pobres. Cené con la escritora Evelyne Trouillot y su familia en un restaurant de Péntionville. También hice algunos desplazamientos con Emmelie Prophète, escritora; iba acompañada con su hija pequeña y cargaba con una barriga de varios meses. Me hice amiga de Kerline Devise, traduje y publiqué sus poemas del libro Mes Corps.

Ayer estuve todo el día intentando localizarlas, no he dado con ellas. Otra amiga desde La Guadeloupe está haciendo lo mismo, y nada. Ninguna respuesta. Espero que todo esté bien para ellas, y para los demás amigos, que dentro de la gravedad hayan podido salir ilesas. Las imágenes no pueden ser peores, y no tengo cómo describir el dolor que siento; no sé si esto, escribir, sirva para algo.

¿Qué habrá quedado del barrio Bàs-peu-chose y de los demás barrios en donde las casas son de madera, apenas unos bajareques donde poder cobijarse?

La foto del padre cargando a su bebé muerto que ha salido en todos los periódicos me ha dejado sin fuerzas, y sé que todos nos sentimos así, que no podemos comprender por qué le ha caído esta desgracia a ese país, tan luchador, que había conseguido apenas salir de los destrozos producidos por los huracanes del 2008. Los haitianos son gente de mucho empuje, que trabajan como hormiguitas, que se levantan siempre con energías poderosas, que creen en la vida, en el día a día, que tienen fe. ¿Por qué a ellos?

Quería compartir este momento de dolor con los lectores de El Economista y de EcoDiario, porque puedo suponer que estamos juntos en este dolor, y que ustedes como yo ayudaremos, en la medida de lo posible, a que Haití regrese a la normalidad.

Ahora sólo espero tener noticias de las personas que conozco allí, y que tanto aprecio.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

6 respuestas a “Dolor de Haití”

  1. Dolor de Haití. « Zoé Valdés dice:

    […] Dolor de Haití. 2010 Enero 14 etiquetas: Haití by Zoé Valdés Pueden leerlo en Zoé en el metro. […]

  2. Carmen luisa Arregui dice:

    Llevo dos dias pendiente de la televicion tengo el corazon con mucho dolor soy cubana vivo en españa en estos momentos estoy cobrando la ayuda quiero ayudar y nbo puedo economicamente pero si estoy dispuesta a si es preciso dar todo lo que tengo a ese pueblo y tambien donar mi sangre dinero no tengo pero voluntad TODA espero todos los paises del mundo se volquen en esto y todos los que tienen en exceso den su apoyo como Angelina Y su marido pues en este mundo hay muchos que tienen por favor ayudar
    Muchos se preguntan porque pasan estas coas en estos paises de tanta pobresa y yo pensaba aunque no e sjusto sera para darnos todos cuenta de estos paises que solo hablamos de ellos en estos casos por favor ayudarrrrrrrrrrrrrr

  3. dora maria giovagnoli dice:

    Comparto contigo el dolor por el pueblo haitiano. Hoy pensaba exactamente lo mismo que tú, ¿porqué a ellos?
    Generaciones tras generaciones sojuzgadas, oprimidas, desvastadas por el hambre, las enfermedades y la esclavitud.
    Desde “el reino de este mundo” de Alejo Carpentier que he aprendido a amar a este sufrido pueblo.
    Ojalá recibas noticias prontas de la gente que has conocido y de la eres amiga.
    Mi más profunda solidaridad para el pueblo de Haití.

  4. JULY DEL RIO dice:

    QUERIDA ZOE:
    NADIE CON CONCIENCIA
    PUEDE DEJAR DE AYUDAR
    ESTOY CONTIGO EN TU DOLOR.

  5. zoe-valdes dice:

    Gracias, tanto Emmelie como Evelyne están vivas y bien; ayer me escribió la primera. De Kerline Devise no tengo noticias.

  6. Antonio Valle Vallejo dice:

    Qué alivio para tí, Zoé. Aunque no es un completo, al menos has tenido buenas noticias dentro de lo terrible que es todo.

Deja tu comentario