Blogs

El Libro de Oro de Gilles Jacob

El Presidente del Festival de Cannes, el inefable Gilles Jacob, presentó ayer un libro bastante personal, aún cuando se trata de retratos, fotos tomadas por él durante el Festival de Cannes y por París, parece más un diario íntimo, donde las imágenes narran su inmenso amor por el cine y por la ciudad de París.

El volumen resulta exquisito, editado lujosamente por Le Seuil, con tapas doradas, y una hermosa foto de Gilles Jacob en la cubierta, con su camarita en ristre, mientras hace una foto a través de un multiplicado espejo, y la mirada se pierde en el fondo luminoso.

El autor pidió a varios de sus amigos que le escribiéramos textos a las fotos, a mí me tocó escribir sobre varias de Isabel Adjani, sobre otras del mismo Gilles Jacob en un majestuoso salón de un hotel de la Croisette, y otras en un conocido cementerio parisino.

Ayer, durante la presentación, me tocó sentarme junto a mi admirada actriz Marthe Keller, también se hallaban Anouk Aimée (¡la amo!), Agnès Vardá, la joven actriz Natacha Regnier, y una gran cantidad de admiradores de Gilles Jacob, y de amigos suyos, y cinéfilos.

Los amigos y admiradores, veneramos la discreción de este gran hombre, su inteligencia, su maravilloso buen gusto, su delicadeza, su pasión literaria; su gran corazón.

Gilles se acuesta temprano, después de cenar moderadamente y muy sano, emplea su tiempo en actividades todas creativas: escribe, toma fotos, realiza documentales, y preside el Festival de Cannes, que ya es algo monumental. Hace quince años que somos amigos, y su amistad es uno de mis bienes más preciados. Gracias, Gilles, por tu inmensa estatura artística.

Ver fotos y video aquí.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

3 respuestas a “El Libro de Oro de Gilles Jacob”

  1. elperinke dice:

    Compartir mesa -y tertulia- con Agnès Vardá… espero que eso te dé motivos -como hoy- para que cambies de tema (¿qué fue de “los cinco” huelguistas de hambre, tan heróicos ellos?, ¿se acabó la pasta y se acabó la huelga?). Es bueno para ti y para los que te deseamos bien que te reorientes.

  2. zoe-valdes dice:

    No fue una huelga de hambre, fue un ayuno, infórmese mejor.

  3. zoe-valdes dice:

    ¿Reorientarme? ¡A santo de qué!

Deja tu comentario