Blogs

El cardenal y el general, el castrianismo y el cristianismo se juntaron.

El cardenal y el general se han reunido en La Habana. Cuando la cosa se pone tan mala, como la han puesto los mismos castristas en los últimos tiempos, entonces reclaman a la iglesia para que les saque las castañas del fuego. Y la iglesia acude con la lengua afuera.

El cardenal Jaime Ortega ha intervenido por los presos políticos, según la prensa. No, no lo creo así. El cardenal ha respondido al llamado del general para solucionar el mierdal que se les ha armado internacionalmente.

Se han puesto a cavilar cómo hacer para destruir el movimiento de las Damas de Blanco, que es el que más les jode, desde Oscar Elías Biscet, neutralizado en la cárcel. Y es ahí entonces que Jaime Ortega balbucea que se solucionaría liberando a los presos políticos. “¡Caquita, no se toca!” Y Raúl Castro le da un manotazo con su correspondiente tapaboca.

De la reunión no salió nada en específico, pero ahí están las fotos y los videos, y con eso basta para lavar la imagen. Es todo a lo que aspira el castrismo, no se preocupan más, ya que saben que ellos son los dueños del tinglado, y la iglesia hace pucheros al verse, por fin, de igual a igual con Castro II, a través de youtube.

Nada, que la cosa sigue igual, el cuartico está igualito, ya había cantado el gran Panchito Riset, mucho antes del desastre de 1959. Si Juan Pablo II no pudo cambiar nada durante su visita, ¿qué esperan estos mequetrefes, innovar qué?

Cosa de imagen, asunto de publicidad, y ¡fuera catarro!

Gracias a “monaguillo”, por el juego de palabras entre castrianismo y cristianismo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

Deja tu comentario