Blogs

Castro I en la cárcel de Batista, el malo.

Así describía Fidel Castro las condiciones de la celda y de la prisión donde estuvo encarcelado durante un año, después del asalto terrorista al cuartel Moncada que él perpretrara con su grupo de locos furiosos en 1953, en época de Fulgencio Batista, el malo, en carta a Celia Sánchez Manduley:

Comunicaron mi celda con otro departamento cuatro veces mayor y un patio grande, abierto desde las 7 am hasta las 9 pm. No tenemos recuento ni formaciones en todo el día. Nos levantamos a cualquier hora, (tenemos) agua abundante, comida y ropa limpia. No sé, sin embargo, cuánto tiempo más vamos a estar en este paraíso.

Como soy cocinero, de vez en cuando, me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bistec con jalea de guayaba. También preparo espaguetis de vez en cuando, o bien tortilla de queso. Arreglé mis cosas y reina aquí el más absoluto orden.

Las habitaciones del Hotel Nacional no están tan limpias. Me estoy dando dos baños obligado por el calor, cuando cojo sol por la mañana en shorts, siento el aire de mar, que me parece que estoy en una playa, luego un pequeño restaurant aquí, me voy a cenar espaguetis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H Upman número 4.

Y esta es la foto de lo regordísimo que salió de la cárcel de Batista, el malo:

cid_2_187600130web54004_mail_re2_yahoo.jpg

Comparen con Ariel Sigler Amaya, el último preso liberado por Castro II, gravemente enfermo:

006.JPG

Fíjense en las piernas renegridas y resecas de Ariel Sigler Amaya. Hoy, mientras me dirigía al metro, en París, me dieron ganas de gritarle al mundo todo este dolor.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

Deja tu comentario