Blogs

Exilio y éxito.

No, el éxito nada tiene que ver con el exilio. El exilio es un castigo, un dolor concentrado en el poema de Constantino Cavafis, porque como él escribió, sabrás que nunca regresarás a la Itaca que dejaste, aún regresando.

El exilio es fin súbito, repentino, sobre todo cuando tus padres mueren y nada puedes hacer por regresarlos a su país. Sobre todo cuando muere Olga Guillot, sin poder regresar a cantar en su país.

El exilio es explicación infinita. Sobre todo cuanto tu hija te pregunta: ¿cómo es mi país, por qué no puedo volver?

El exilio es esfuerzo, dedicación, constancia. Yo llevaba años escribiendo, en el más absoluto anonimato, y enviando a concursos, enviado manuscritos, a diestra y a siniestra. Ya sabemos que una cierta siniestra domina en los medios concursales. Después de limpiar mierda de ancianos, de cuidar niños ajenos, de tapizar muebles, lo logré.

En Cuba, también escribía, y trabajaba en mil cosas, para poder mantenerme. Pinté desde uñas hasta paredes. Yo escribía, o sea, para algunos, conspiraba.

Gracias. Espero que ganemos. Ganamos.

¿Por qué la utopía es casi siempre sospecha?

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , ,

2 respuestas a “Exilio y éxito.”

  1. Thomas dice:

    Última respuesta: porque la libertad infunde pavor hasta colgada de un àrbol de navidad. Thomas

  2. thomas dice:

    Thomas contesta a tu pregunta: La libertad sin matices ni monsergas limitativas siempre resulta sospechosa, aunque esté colgada de un arbol de navidad.

Deja tu comentario