Blogs

La caminadora

Me gusta caminar. Cada día, aunque esté concentrada en la escritura de una novela, o prepare algún trabajo, interrumpo lo que esté haciendo, a eso de las 5 de la tarde, y salgo a caminar. Mientras lo hago pienso en La Habana, y no puedo impedirme comparar mentalmente calles parisinas con las calles aquella Habana que conocí de niña, lo que quedaba de la ciudad más bella de América.

Camino, camino, en mi cabeza empieza a sonar el ritmo de una canción de Los Zafiros: La Caminadora. Los Zafiros fueron un grupo musical de muchísima fama antes del Año del Error: 1959. Después tuvieron su seguimiento, incluso viajaron, dieron conciertos en los teatros más famosos del mundo; pero empezaron a controlarlos, los obligaron a entrar por el aro del totalitarismo. Se metieron en el alcohol, enfermaron, decayeron, algunos murieron. De ellos, el que más me gustaba era El Chino, una voz de papirriqui extraordinaria.

La Habana ya no es esa Habana. Los Zafiros sólo quedan en el recuerdo “vano de una vana ilusión”, citaba mal mi madre.

Yo sigo caminando, aunque sólo sea para hacer honor a una canción que me describe infinitamente, como habanera a morir.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario