Blogs

“Wikileaks: el 11-S de la diplomacia”

Acabo de llegar a casa. Cogí el metro en Bastille y me bajé en Champs-Elysées para dar un paseo de domingo. Regresé lo más rápido que pude, no sólo a causa el frío, además me deprimí pensando en Marlene Dietrich, ¿por qué? Pues porque la avenida más elegante del mundo se ha convertido en la más espantosa, con esa cantidad de burkas, que tal parece que Francia es Arabia Saudí. La vulgaridad y el bling-bling del fanatismo religioso han ido ganando terreno. Lo único que falta es que la FNAC venda discos con cantos del Corán en lugar de las últimas melodías de Lady Gaga.

Debajo, en el metro, algunos clochards, como siempre en el invierno, se meten unos tragos, y se arrebujan encartonados.

Subo al apartamento, enciendo la computadora, y me encuentro una llamada de Miriam Gómez que me avisa de que ya se han hecho públicos los documentos de Wikileaks. El Ministro de Exteriores italiano Franco Frattini ha calificado el hecho como “el 11-S de la diplomacia”, y tiene razón. Muchas personas podrían ser asesinadas a causa de estas revelaciones.

Deplorable, salvaje, un festín para los que quieren acabar de una vez con Estados Unidos. Es algo que había previsto, e inclusive anunciado, un Castro I sumamente feliz y haciéndose pasar por la Sibila de Cumas o el Auriga de Delfos.

No sé cómo se valorarán estos acontecimientos de parte de las personas directamente concernidas, pero en los campos de la información, del espionaje, y del terrorismo, se ha dado un paso sumamente sofisticado y peligroso.

A ese mundo, un mundo roto, es al que vamos a lanzarnos de cabeza. Aunque no querramos, otros nos empujarán.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

2 respuestas a ““Wikileaks: el 11-S de la diplomacia””

  1. Wikileaks: “El 11-S de la diplomacia”. « Zoé Valdés dice:

    […] artículo en Zoé en el metro acerca del […]

  2. Lidia Hernandez dice:

    Entiendo perfectamente como te sientes. Es terrible tener que caminar en un lugar que ha sido famoso por elegancia y clase donde muchos sonamos caminar algun dia (entre ellos mi esposo y yo) y tristemente reconocer que cuando lleguemos a visitarlo no encontraremos si no un invacion de burkas y indeseables. Sabes? Antes del 911 yo vi una pelicula que fue tomada de la vida real se llama: Not without my daugther y desde ese entonces cuando me encuentro un personaje de eso en los malls (sobretodo) me cambio de linea para ni siquiera pasarles por el lado y esto fue antes del 911 imaginate despues..
    La vulgaridad del bling-bling pienso que es mas pasable porque es algo pasajero pero lo de las burkas ….y esa gente no! ellos estan empenados junto a todos los otros moustros que conocemos en destruirlo todo, lo peor es se los siguen permitiendo y como dices tu: otro dia mas y no pasa nada
    Pero tampoco podemos estar tan negativos, si paso algo pequeno comparado a los acontecimientos del mundo, en Cuba se revelaron en Santa Clara y casi detruyeron un teatro gritando Abajo Fidel.
    En cuanto a lo de los documentos de Wikileaks es muy delicado, el dano esta hecho; ahora vamos a ver como van a manejar las consecuencias.
    Winston Churchill dijo: “Los americanos hacen lo que es correcto despues que han que han tratado todo los demas”You can always count on Americans to do the right thing - after they’ve tried everything else.
    Que mas le quedara por hacer antes de hacer lo que hay que hacer? oh ya perdieron esta habilidad?

Deja tu comentario