Blogs

El corazón, la bestia, y Herta Müller

Todavía me encuentro en Miami a donde vine a presentar mi última novela: El Todo Cotidiano, publicada por Planeta, y que saldrá próximamente editada en Francia, bajo el título de Le paradis du néant, en J-C Lattès.

Ahora mismo escribo esta columna después de haber terminado de releer La bestia del corazón, novela de la rumana Herta Müller, laureada con el Nobel 2009; cerré el libro y me lancé a la piscina, a pocos pasos desde donde ahora escribo. Mis sienes martillaban: “el comunismo es la misma porquería en todas partes”. Hemos vivido lo mismo, idéntica inercia, los mismos suicidios o asesinatos, el mal que carcome desde lo más recóndito. La ignominia abrasiva.

La bestia del corazón acecha, incluso en el exilio, la bestia del corazón te deja tirada en el suelo con un pedazo de manzana en la boca. Te descubren muerta, atarugada con la manzana roja, igual que la abuela de La bestia del corazón. Luego andaremos siempre hurgando en los estómagos para indagar si la abuela devoró realmente la manzana y aquel era el último trozo, o si alguien la ahogó a propósito con una manzana roja que no le correspondía, que no iba destinada a ella, y que por supuesto no había residuos de ella en su estómago.

¿Para qué seguir soñando con Cuba? Si todo lo bueno que fue Cuba está aquí en Miami, concentrado, o disperso por el mundo. ¿Para qué continuar con la pesadilla de Cuba, o es que vamos ahora a abandonar Miami, y los que la hicieron van a dedicarse a rehacer Aquella Isla desdichada?

No sé, no sé… Sólo sé que la bestia del corazón acecha, y que no deberíamos permitir que alcanzara estas costas blancas, ni sus aguas esmeraldas, ni las almas límpidas. Porque todo lo que toca esa bestia del corazón inducida por el castrocomunismo, lo ensucia, lo maltrecha, lo mata.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , , ,

5 respuestas a “El corazón, la bestia, y Herta Müller”

  1. El corazón, la bestia, y Herta Müller. « Zoé Valdés dice:

    […] En Zoé en el metro. […]

  2. miguel gonzalez dice:

    ASI MISMO ES ,PERA QUE PREOCUPARSE DE CUBA ,AL MENOS PARA MI ES UNA OSCURA PESADILLA,LO QUE FUE CUBA Y LO QUE HUBIESE PODIDO LLEGAR A SER SE PUEDE ENCONTRAR COMO DICES EN MIAMI O EN CUALQUIER OTRA CIUDAD DEL MUNDO DONDE HAYA UN CUBANO LIBRE Y DEMOCRATICO,ALLA EN ESA ISLA INFERNAL QUE SE QUEDEN LOS QUE QUIERAN ,QUE DISFRUTEN SU COMUNISMO,SU RAULISMO O COMO QUIERAN LLAMARLO,YO AL MENOS ME CANSE DE LA ESTUPIDEZ DE TANTOS Y TANTOS CUBANOS QUE DEFIENDEN O ANORAN AQUELLA PORQUERIA.

  3. Elisabet Martínez dice:

    Yes, en ese punto estoy. Va pasando el tiempo y no hay marcha atrás, todo lo contrario: cada vez más convencida.

  4. Elpidio dice:

    Zoé, ya te rendiste? Ya colgaste los guantes? Tan enajenada estás que llegas a pensar que Cuba no existe?
    Voy a creer que es así, porque lo otro sería renegar de tu tierra, despreciar a tu gente que todavía vive allí. El “no se, no se…” te salva, menos mal.
    La bestia del corazón acecha y te hace pensar que Miami es Cuba, pero no.

  5. turandot dice:

    Miami, unico destino posible a los que nacimos con el comunismo. Porque ya se nos esta pasando el arroz y hay que vivir, aun en el exilio. La inteligencia exige vivir, y dejar el pavor atras y seguir con la alegria de la vida.

Deja tu comentario