Blogs

Camarera grabada

Supongamos que eres una camarera negra, que un tipo que paga casi dos mil y tantos euros por noche en el hotel en el que trabajas, intenta violarte o te viola. Supongamos que te dejas, supongamos que tienes amigos delincuentes, supongamos que no sólo los tienes, sino que además eres delincuente; supongamos que tu hijo no es tuyo, que lo has declarado para jugar a que tienes un hijo, y ganar lo que sea con esa acción: dinero o simpatías.

Supongamos que le cuentas por teléfono al amigo delincuente que está en la cárcel que “este tío tiene dinero”, y no sospechas que hay investigadores detrás de tí.

Supongamos que el tío al que quieres birlarle el dinero es judío (él mismo lo subrayó en una entrevista en un periódico importante), millonario, posible presidenciable en su país, peso pesado de la política. Su mujer, otro tanto.

Supongamos que perteneces a una comunidad musulmana donde nada de lo que digas o hagas te traerá buena suerte, más bien todo lo contrario. Porque ya sabemos que el islam es malo y todas las demás religiones son buenas. (Personalmente pienso que el islam es una mierda y las demás religiones también. Aunque creo en la fe individual y personal.)

Supongamos que liberen a tu agresor, que le devuelvan el dinero que tú pensabas ganar, y que te acusen a tí de todos los males de este mundo. Y que en lugar de ser tú la víctima entonces sea él quien salga ganando, como víctima, claro.

Supongamos que en su país tanto el sexo como el victimismo, como el hecho de pertenecer a una cierta izquierda millonaria, engreída, y rapiñera, sirva para aspirar a la presidencia. Supongamos que todo haya sido un complot. Todavía no sabemos de quién.

Supongamos que tú no eres ni siquiera camarera, supongamos que lo eres… So what? De todos modos él es un político, millonario, socialista, aclamado por los políticos. Y tú sólo eres una camarera, negra, delincuente, mentirosa, con un hijo que no es tuyo, eres una mujer, violada o no, qué coño importa. Tú no eres nadie y estás siendo grabada… Un mes después muy pocos saben que te llamas Nafisatu Diallo. No eres nadie, te están grabando. Él es alguien, te están grabando, a tí, no a él. No eres nadie… Por eso.

Hoy me ha bajado el espíritu de Marguerite Durás defendiendo a una madre a la que acusaron en Francia de haber asesinado a su niño. Se llamaba Grégory. ¿Recuerdan? Treinta años más tarde todavia no sabemos quién lo mató. Pero la madre, la madre, tuvo que soportar que la acusaran de asesinato. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , , ,

3 respuestas a “Camarera grabada”

  1. Camarera grabada. « Zoé Valdés dice:

    […] En Zoé en el metro. […]

  2. Liú Santiesteban dice:

    Estas son las cosas que te hacen superior, como escritora y como persona.
    Muchas gracias por ser como eres.
    Un abrazo.

  3. carmen dice:

    No es de Guinea (la excolonia española) sino de Guinea Conakry… Se lo digo por lo que explica uno de los contertulios al principio del video.

Deja tu comentario