Blogs

Coserse la boca y el alma

Un joven prisionero en Cuba se ha cosido la boca, no es el primero que lo hace, ni el último. No comprendo por qué lo ha hecho, en cualquier caso es un acto bárbaro, de protesta, frente a la barbarie imperante en las cárceles castristas.

Yo también he tenido ganas de coserme la boca, aquí, en el exilio, no por protesta, ni ante ninguna barbarie, porque no me rodea ninguna en efecto. No puedo comparar su situación con la mía. Él se encuentra en una cárcel y yo soy libre. Puedo vivir de manera libre, pero tal vez no lo sea tanto.

En diversas ocasiones me he cosido el alma, con una aguja de coser hojas de tabaco, y he sangrado fríamente por dentro. Después he olvidado el dolor. No debí de haberlo olvidado.

Como saben, mis recuerdos afloran vertiginosamente cuando viajo en el metro, casi siempre. Después llego a casa y debo anotar lo que he pensado, lo que me ha sucedido durante el trayecto. Pero a veces, como hoy, me digo y repito que todo es ya inútil. Lo más cómodo sería callarse, mantenerse inmutable ante los hechos que me sobrepasan, quedar al margen, permitir que se diga esto o aquello sin ninguna conciencia, o con toda la maldad del mundo estancada en la palabra, o en el pincel, permitir que pintorzuelos mediocres hagan caricaturas a mi costa, cómplices de los descarados que viven de la miseria cubana, que ya ni siquiera es humana.

Coserse la boca es muy doloroso, y admiro la valentía de ese joven encarcelado en una celda castrista, pero allí donde hoy me tendré que coser el alma, es cuando deberé frenar el ímpetu de anunciarle que a nadie en el mundo le importa que él se cosa la boca, que tampoco y mucho menos le importa a sus compatriotas. Y que yo le aconsejaría que se descosa la boca, que se cure, y que convierta su dolor en ira, en rabia.

Pero hoy no diré nada, me voy a quedar tranquila, en un rincón, con el alma cosida; para que el que quiera haga y deshaga -con su boca y con mi alma-. Por una vez, sólo por hoy.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

5 respuestas a “Coserse la boca y el alma”

  1. Coserse la boca y el alma. | Blog de Zoé Valdés dice:

    […] Zoé en el metro. Share this:Me gusta:Me gustaBe the first to like this. By Zoé Valdés ¡Libertad y Vida! • Publicado en Cultura, Literatura, Política • Tagged Castrismo, Cuba, exilio cubano, Zoé Valdés 0 […]

  2. F. Masdeu dice:

    Que sea por una vez, sólo por hoy…Admirada Zoé Valdés.
    Sus lectores esperan, con cariño.

  3. José Collantes dice:

    Es lamentable coserse la boca por protestar ante un régimen totalitario insensible que no se conduele ante el dolor de sus oponentes y es mas triste ver la indiferencia de los que lo apoyan.
    Nuestra almas y bocas no la podemos coser, son las que expresan nuestros sentimientos que salen del corazón, donde no hay prohibiciones que valgan.
    Continúa Zoé con tus denuncias, al menos gústele o no a tus detractores tu voz se escucha.

  4. LEON D EMIAMI dice:

    que le pasa a los cubanos que se auto inmolan pero no son capaces de unirse todos en una sola idea

  5. Juliett dice:

    Ay y duele coserse el alma, quizas mas que la boca, mejor dejala libre aunque indiferente ante tanta hipocresia mundial o quizas simbolicamente coserse los ojos, sera mejor esta opcion? Asi no vemos las horrendas caricaturas, pero no solo las que mencionas, la caricatura que es la vida misma. En fin es una epoca que nos pone down and blue, sin dudas.

Deja tu comentario