Blogs

Archivo de la categoría ‘Política’

El disidente Regis Iglesias en la Cumbre de Ginebra por los DDHH

Viernes, 22 Febrero 2013

Así es como todos debiéramos defender la libertad de Cuba. Unámonos a ellos:

Rosa María Payá en la Cumbre de los DDHH en Ginebra

Mircoles, 20 Febrero 2013
Mientras Rosa María Payá, la hija del líder opositor Oswaldo Payá, del Movimiento Cristiano Liberación, hacía este discurso en Ginebra, en la 3ra Cumbre de los DDHH, denunciando al régimen castrista que asesinó a su padre y a su amigo Harold Cepero, otro disidente era asesinado en idénticas circunstancias ayer en Cuba, se trata de otro miembro del MCL, Antonio Rodríguez, mano derecha de Payá, que viajaba al interior del país junto a dos sacerdotes, en automóvil. Los sacerdotes se encuentran heridos en un hospital cubano.

La miseria visual del cubano

Sbado, 16 Febrero 2013
Llevo años viendo cine cubano, nunca el cine cubano me ha parecido de una miseria visual tan espantosa como la actual. Para colmo, no se trata solamente de miseria visual, además ya aburre el llantén, la mariquera, como quieran llamarle, del monotema: las necesidades de todo tipo culpando, claro está, al mal llamado “bloqueo” norteamericano, y dándole siempre un margen de credibilidad, confianza, sino toda la devoción, al régimen que los oprime y censura. Está claro que si los cineastas no lo hacen no existirían ni siquiera esas películas tan mediocres.

Lo peor es cuando ese miserabilismo servil y visual se instala también en los mensajes que un grupo de supuestos opositores quieren hacer pasar, con una decoración del mensaje bastante atrasado y pueril, al mundo que ya no percibe del mismo modo esos significados. No es falta de información, por cierto, puesto que los cubanos siempre han zancajeado la información, de lo último en arte, antes que el jabón que los baña y perfuma y el bocado que debiera alimentarlos. Pero nadie da lo que no tiene, dice la Biblia. No espero nada. Todavía no he visto en Cuba la altura de una Nedda en Irán, que solamente manifestaba con un velo cubriéndolo el cabello, vestida de manera natural, como una joven más entre las manifestantes (ojo, que una mujer lo haga en Irán vale su peso en oro). Claro, en eso le fue la vida. La miseria espiritual del cubano es ya notable, como su pendejería.

La miseria visual del cubano va a la par de su extrema miseria musical, en un país en que todo era música. Y así lo mismo con la pintura, cualquiera que junte cuatro palos amarrados con una soga y cínicamente le llame a eso balsa, ya es denominado como excelso artista, y si además ensaliva a los Castro con loas y martillos, alcanzará la categoría de un Lam, sin la obra, por supuesto, pero con mucha politiquería que es lo que vale ahora en todo.

La miseria visual del cubano además se ha convertido en una astucia. Mientras más miserables, más festivales de cine, más ferias de arte, más prensa, los encumbrará. Y no me refiero a los temas, que no es lo que juzgo, no, me refiero a la carencia absoluta de una cierta elegancia necesaria, imprescindible, la del artista verdadero que guarda una cierta ética emocional, reflexiva, y sobre todo social, frente a la realidad.

Los opositores no son artistas, no todos, pero algunos hasta se venden como medio artistas o medio opositores para escapar por cualquiera de las dos vías. El tema es “escapar”. ¿Escaparán? Dudo que de la mediocridad se escape tan fácilmente. La miseria visual entonces no radica solamente en el ojo, sino más bien en el espíritu.

Porque cuando no puedes ser Nedda, de nada vale que quieras venderte como si lo pudieras ser, o peor, como si lo fueras.

neda2.jpg

Nota aclaratoria: Me refiero a Nedda porque las obras de los artistas que surgieron tras el asesinato de Nedda, pese a vivir en un país tan cerrado como Irán donde la imagen es considerada provocación antirreligiosa y su autoría puede costar la muerte, han sido en su gran mayoría de una riqueza visual extraordinaria, y sin tanto alarde alrededor de una firma. Por algo será.

El cuento del rigor

Viernes, 8 Febrero 2013
Ah, ya salieron los castristas tapiñados con el cuento de siempre, el del rigor. Cada vez que les escribo algo que les duele salen con la misma cantaleta de que yo no tengo rigor. Llevan años, qué digo, décadas, insultándome, calumniándome, e intentando desacreditarme con lo del rigor, y con lo otro de que si soy pornógrafa. El caso es que mientras ellos redactan artículejos catedráticos (firmados por gentuza de tercera categoría) yo sigo escribiendo mis libros y publicándolos, traducidos inclusive. Y ellos babeándose en su veneno del rigor.

Verdaderamente a mí el rigor me importa una mierda. Yo tengo ideas buenísimas y las escribo, me salen como agua de un manantial, y claro, con eso no pueden. Mi poesía y mis novelas están ahí, editadas. Y mi rigor, en el que yo creo, es pasarme noches en vela, escribiendo, revisando, sin que me ayude nadie, sin correctores que más bien serían envidiosos censores. Soy un espíritu libre. Entérense de una buena vez. Hace algún tiempo alguien quiso coger en falta a Esther Tusquets debido a unos errores en una de sus novelas. Ella respondió lo siguiente: “Yo no cuento la historia, yo soy la historia cuando escribo. No me preocupo por los gazapos históricos, de eso se ocuparán los exégetas. No soy exégeta, soy escritora.” Lo suscribo. Súmenle a eso que suelo ser muy pornógrafa, todo lo más que puedo.

No les basta que mi trabajo salte a la vista, que mi esfuerzo diario y constante está ahí, en mis libros y en mi blog, en varios blogs; ellos siguen tratando de echar paletadas de basura. ¿Pero no se dan cuenta que ellos son la basura misma? Que lo único que muestran, que lo que tienen para enseñar es a un poetastro cheo, marica de alma, pendejón, y para colmo juguetón con el castrismo. Y todavía piden rigor. Debieran tener más rigor y vergüenza al escogerse entre ellos mismos.

Ya vuelven otra vez, repetitivos que son, con el viejo y tan gastado truco de que no tengo rigor. Por lo visto les dolió otro artículo que hice. No saben cuánto lo disfruto. No tienen ni puta idea de lo bien qué duermo cuando sé que les hice daño, que los herí, que los he ido desenmascarando. Duermo de maravilla. Y ahí dale que dale otra vez… Siempre la misma cantilena, no cambian, no se salen del guión, no tienen iniciativas, ni inventivas. Y ni siquiera admiten que la literatura puede con todo, contra todo. Porque ignoran lo que es la literatura, y menosprecian lo que significa el arte.

Como que nunca esperé, ni espero, ni esperaré jamás que me defienda nadie, lo voy a hacer yo misma, como siempre hice. Ya lo del rigor de ustedes, pedazos de chorlitos, aburre. Ya cansa. Y de nada vale que me tiren desde un periodicucho diz que importante manejado por tarrúas millonarias y donde garabatean sus papeluchos las hijas de los papás, las hijas de putos cabezas de cajones castristas, como me señala un amigo, porque aunque eso hagan, yo sigo y seguiré replicando desde mi blog, o desde mis blogs. Sépanlo, no me callaré nevermore, ay, Poe, gracias, tú ahí, para acompañarme eternamente.

Debieran agradecerme por cierto, y ya son una larga lista los que debieran hacerlo, todos aquellos que han conseguido trabajo gracias a mí en esos periodicuchos. Porque aquellos que se propongan para criticarme y reprobarme cada cinco minutos lo del rigor enseguida serán contratados, al punto, por el misionero o la misionera castrista de turno. Así que impriman una foto mía, colóquenla en el pedestal que me corresponde, y enciendan una vela, ah, y ya saben, no menos de tres rezos diarios. Que conmigo se les apareció la virgen.

Ah, lo del rigor, yo quisiera saber qué han escrito, qué obras tienen, dónde han sido publicados y traducidos los que exigen rigor con sus caras de mojones tiesos. Pero sobre todo, ¿cuánto llevan trabajando, qué han hecho? Que se miren en un espejo, que se midan con una vara, y noten por una puta vez dónde están ellos y dónde estoy yo.

Fin de la historia, con rigor o sin rigor, pero a mucha honra.

Llamado urgente en contra del nombramiento de Raúl Castro en la CELAC

Martes, 29 Enero 2013
Estimados amigos y colegas de Centroamérica, Suramérica y España:Como habrán podido observar en los últimos días en el Encuentro de mandatarios de América Latina y del Mundo ocurrido en Chile, convocado por la CELAC, se ha recibido en su seno a uno de los tiranos más longevos y crueles del mundo: Raúl Castro, o lo que es lo mismo -al ser investido por su hermano Castro I, en lo que podemos considerar un nombramiento dinástico antidemocrático-: Castro II.Después de más de medio siglo en el poder, cincuenta y cuatro años, el dictador Castro II ha sido invitado a una reunión en la CELAC, junto a otros presidentes elegidos democráticamente, y además, para colmo, ha sido nombrado Presidente de honor de dicha institución, la que, no nos llamemos a engaño, al ser propuesta y creada por Hugo Chávez, no duden ni un instante que también es una creación de los hermanos Castro.Es una vergüenza, estimados amigos y colegas, que un personaje tan oscuro, que un criminal, cuyos crímenes se pueden demostrar, como fue los crímenes del Remolcador Trece de Marzo donde murieron más de setenta personas, entre ellas doce niños, el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, así como los innumerables encarcelamientos, fusilamientos y desapariciones cometidos bajo sus órdenes, sea nombrado representante de todos los ciudadanos centroamericanos, suramericanos e hispanos del mundo libre.No debemos aceptarlo calladamente. El futuro de Centroamérica, Suramérica y España depende de nosotros, es para nuestros hijos. Ellos heredarán el resultado de nuestras demandas y de nuestra lucha. No podemos tolerar de ninguna manera que un asesino, que los asesinos Castro, y ahora de manera puntual y directa Raúl Castro, se erijan en ejemplos para los niños y jóvenes centroamericanos, suramericanos e hispanos. No es justo que unos usurpadores, que unos ladrones, que han usurpado la libertad y la democracia, que han robado todo un país al pueblo cubano, haciendo de sus tierras su finca personal, que han sido injerencistas brutales en vuestros países, sean los que hoy nos representen y sean erigidos como modelos a seguir.

Hago un llamado a todos los escritores y artistas de Centroamérica, Suramérica y España para que protesten, por cualquier medio que crean posible, o firmando debajo de esta carta, con el objetivo de enfrentarse firmemente en contra de esta decisión, y exigir la retirada de este oneroso nombramiento, o de lo contrario la CELAC perdería toda credibilidad (si es que alguna vez la tuvo) y debería desaparecer como institución, al no ser considerada tampoco  por nosotros representativa de la justicia, de la libertad y de la democracia.

La historia de nuestros pueblos, de nuestro continente, es tan real como imaginaria, gracias en buena medida a la obra de todos nosotros, poetas, escritores, pintores, cineastas, músicos, arquitectos, científicos, pensadores, pero también esa historia ha padecido desdichadamente de manera más real capítulos nefastos, aunque esté llena de hermosos momentos y de ejemplares epopeyas que no debiéramos manchar sumándole otro capítulo aciago que sólo nos avergonzaría más de nuestra propia historia. Una historia en la que participaron nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros ancestros, dejándose la vida en ello.

Basta ya de soportar mudos la zangaletonería política, basta de permitir que los dictadores, tiranos y caudillos se apoderen de nuestros destinos y jueguen a su antojo con el porvenir de nuestros hijos, basta ya de entregarles nuestras existencias para que hagan de ellas sus macabros jardines infernales. Hay demasiada hambre en el mundo para aguantarles sus pujos (y no gracias) y sus funestos experimentos exterminadores en contra de los que se merecen la verdad: los auténticos “pobres de la tierra”. ¡Libertad y vida!

Reciban un fuerte abrazo,

Zoé Valdés.

Nota mía: Agradezco que esta carta sea divulgada en la mayor cantidad de medios posibles.

Y los bárbaros no llegaron… Arrancaron…

Martes, 15 Enero 2013

Décadas amenazándonos con “los bárbaros”, como en el poema Esperando a los bárbaros de Constantino Cavafis (con perdón por semejante comparación), que si los bárbaros llegarían e invadirían, arrasarían y nos matarían a todos.

Tanto nos fundieron el coco con lo del supuesto barbarismo de los “bárbaros”, esos que irían a acabar con la isla entera y sus alrededores, que terminamos cogiéndole una especie de admiración, cariño, un poco de compasión y hasta empezamos a imitar a los “bárbaros”, a querer ser -envidia incluida-  a todo costo como ellos, iguales de la cabeza a los pies. Y es que a la larga descubrimos que lo inmensamente “malo” de los “bárbaros”, en realidad era más que bueno, rebueno.

Entonces, ni cortos ni perezosos, nos dimos a la tarea de hacernos también “bárbaros”. Algunos lo asumimos frontalmente, nos esforzamos en ello, y terminamos por pedir la nacionalidad “bárbara”, allí donde nos cogiera el barbarismo, la bestialidad y el salvajismo, valga la reiteración, pero no duden en que hay que subrayarlo.

Otra enorme cantidad, la gran mayoría de Aquellos Isleños, prefirió quedarse y seguir fingiendo que aguardaban aguerridos a los “bárbaros”, cuando en realidad se iban convirtiendo, poco a poco, en seres espantosamente aburridos y perezosos, en algo peor que los “bárbaros”, en carneros oportunistas, en Aquellos Putrefactos. Un paso fundamental para una nueva especie…

El tiempo pasó, y varias generaciones de “bárbaros” fueron formándose, como algo novedoso, dentro de Aquella Basura. No perfeccionaron el barbarismo, no, lo empeoraron. A los disidentes los transformaron en “bárbaros” reciclados del castrismo. La sinvergüencería se constituyó en el único móvil de esos “bárbaros” de nuevo diseño. Tanto, que un día una de ellos escribe sobre las principales razones para querer quedarse en el país, obviando que ya vivió fuera de él, borrando también que muchos exiliados fueron obligados al exilio y que un burujón de presos políticos debieron aceptar el destierro. Apenas unos días más tarde, la misma persona brinca de alegría porque la tiranía le ha prometido la autorización de salida del país, como se lo ha prometido a otros “bárbaros” del nec plus ultra, según cuenta entusiasmada. ¿Y ahora quién cuidará al perro, quién regará las matas, quién trenzará la pendijitis de la extrañeza y bordará el melodrama del desaliento hipocritón…? ¡Qué se pudran!

Así que los “bárbaros”, nunca llegaron. Más bien, “nuevos bárbaros” se hicieron del poder, cualquiera que sea, el grande como el pequeño poder. Y  se comenta que ahora arman largas colas para pedir pasaportes, ¡esa arma antigua del enemigo!, con la intención de entrar y salir -según la plusvalía marxista de cada “nuevo bárbaro”-, y también según le salga de los timbales al régimen, que es el que siempre al final administra los destinos y dicta la última orden.

De modo que los “nuevos bárbaros” se largan, a invadir, qué digo, a conquistar las tierras que durante años despreciaron y odiaron hasta la perversidad de añorarlas en secreto, y a las que, por supuesto, seguramente querrán modificar y acotejar a su antojo, dado que la perfección los asiste.

Prepárense para los Mc Donalds de claria, los batidos de moringa que sustituirán al guarapo en Miami y al champán en Europa. Prepárense para un Cederre en cada esquina, y para la mariconá ambiental. Prepárense para la plaga, que será peor que el nivel de contaminación en China ayer -contentemos a los ecológicos-, y que la guerra en Irak -para contentar a los pacifistas. Prepárense, porque ahora observaremos con la quijá en el piso, nos las tendrán que recoger con pala, que aquellos que ansiaban la libertad de internet, empezarán a exigir internet gratis, y ya los verán haciendo discursos en las tarimas y tribunas públicas deseando que la sociedad libre se adapte a la mentalidad esclava. Nos sorprenderán promoviendo y siendo los protagonistas de las revoluciones de cualquier primavera diseñada desde twitter y, claro está, serán nombrados los seguidores y hasta los consejeros y capellanes de los indignados del mundo. Prepárense para la puñalá trapera, el dobladillo zafa’o, el manoteo, y el cuchillo como mondadientes.

Entre tanto, algunos, otros “bárbaros” del exilio, pero “bárbaros” en el sentido cubano de la palabra, a la inversa, se instalan por el contrario en Aquella Piltrafa, y sólo regresan a los países donde mantienen un estatus de exiliados para cobrar la pensión, renovar el pasaporte, beneficiarse del seguro social, del paro, y a verse con los médicos. Algunos inclusive buscan recuperar lo perdido y negociar con quien sea y p’a lo que sea, Raúl, con quien sea… Recién he leído, que un político de esos más “bárbaro” que Barbarito Diez, se negará a apoyar la demanda internacional de investigación sobre el asesinato de dos opositores porque, porque… que lo diga de una vez, porque le puede mucho la antillana y el acero.

En fin, que los verdaderos “bárbaros” nunca llegaron. “Esta gente, al fin y al cabo, era una solución”. Pero terminaron por rendirse. “¿Y qué va a ser de nosotros ahora con tantos ‘hombres nuevos’ bárbaros?” ¿Hacia dónde exiliarnos? De cualquier modo, bienvenidos, y adiós.

Malala

Viernes, 4 Enero 2013

Antes de que los talibán le dispararan en la cabeza con el firme propósito de asesinarla era una adolescente inquieta, militante por los derechos humanos y por la educación de las niñas en Paquistán, que llevaba un blog y se retrataba leyendo un libro, algo calificado de “infiel y obsceno” por los que de inmediato la amenazaron de muerte: el talibán, su principal enemigo. Malala siguió leyendo y escribiendo, y defendiendo sus principios. Recibió varios premios del gobierno paquistaní y fue reconocida en el mundo entero.

El 9 de octubre del 2012 los talibán intentaron asesinarla. Herida de gravedad fue trasladada a un hospital de Birmingham, el Queen Elizabeth, en el Reino Unido. Ayer recién salió de lo que ha sido una larga complicación tras una difícil operación. Ahora continuará con la convalecencia. Malala estuvo entre la vida y la muerte. Pero pudo más la vida.

Malala nació en 1997, a los once años creó su blog en la BBC, desde ese espacio manifestaba sobre la violencia del talibán, condenaba los incendios de las escuelas para niñas y el abuso cometido contra ellas. Decía que ansiaba devenir médico.

Los disparos del odio dieron en su cuello y en la cabeza. Tras una operación de cinco horas se dijo que su cerebro había sido seriamente afectado. Hoy Malala salió del hospital, visiblemente mucho mejor. Aunque deberá ser operada nuevamente para reparar su cráneo. Pero Malala está aquí, con una media sonrisa inteligente, y sus proyectos bulléndole en la cicatriz que dejó la bala.

Yo también quiero darle las gracias a Malala. Gracias, niña de la sabiduría y de la paz. Gracias por tu vida y por tu lucha por la libertad de las mujeres. Gracias por el regreso.

Mis diez mejores libros del 2012

Mircoles, 26 Diciembre 2012

Una lista de mis diez mejores libros del año 2012, así como breves comentarios acerca de ellos, podrán leerla aquí.

Feliz año 2013 con buenas lecturas, salud, amor, paz prosperidad y poesía.

Arrasó el castrismo en las regionales de Venezuela

Lunes, 17 Diciembre 2012

Para aquellos que todavía creen que ha sido el chavismo el que venció en Venezuela en las pasadas elecciones presidenciales, les diré que están equivocados. Tampoco triunfó ayer el chavismo en las regionales. El modelo que se ha impuesto, a través de la figura de Hugo Chávez, ha sido el del castrismo. Y eso de “la figura de Hugo Chávez” es un decir, porque Chávez ni siquiera ha estado presente debido a la situación de invalidez en la que se encuentra, recién operado de una gravísima dolencia. Es un hombre inepto para el mando, fuera del juego, incapacitado para dirigir no ya un país, ni siquiera un puesto de fritas.

De modo que lo que ha ganado en Venezuela ha sido un modelo, el modelo castrista importado, impuesto y solidificado en las mentes venezolanas. El mismo modelo opera ya en Argentina, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Perú (todavía le falta, pero llegará a ello), entre otros.

A mi juicio, lo más impresionante es que un país como Venezuela, con la tremenda oposición que tiene, ni siquiera pueda perder de manera menos evidente en las regionales. Y es que eso es el modelo castrista, se va colando poco a poco, va sembrando la intriga, la duda, modifica alternativas, vacía las mentes, las rellena de su monserga barata y tiránica, destruye los espíritus, devora las energías, tritura las fuerzas y convierte al ser humano en un modelo orweliano de gran sofisticación.

Desde hace años me inquieta lo que ocurre en Venezuela, y por supuesto, desearía que por fin triunfara la justicia, lucho por ello, pero me temo que ya es demasiado tarde para que esto ocurra. El castrismo perfeccionó el horror, transformó al hombre hitleriano en hombre nuevo, y consiguió que la gente se adaptara masivamente a depender de una entelequia, no sólo a no poder vivir sin ella, sino a morir por ella.

Duele Venezuela. Y pronto dolerá Estados Unidos, un país que va por el mismo camino. Porque oyendo los discursos de Barack Obama, viéndolo en el lloriqueo constante que se ha montado, y sopesando sus buenas intenciones frente al castrismo, me huelo que muy pronto peligre la democracia en ese gran país.

Venezuela y compañía ya se perdieron. Cuba, hace mucho rato que no existe. Lo que queda es el castrismo.

Iliana: La Curra de Cuba y de Miami.

Martes, 27 Noviembre 2012

screenshot026.jpg

Iliana Curra en brazos de su mamá.

Llevo años oyendo acerca de Iliana Curra, y leyéndola. Esta mujer es una importante figura del exilio y de la oposición dentro y fuera de Cuba. Porque es una persona firme, clara, como podrán comprobar con sus agudas y concisas respuestas. No hay trastienda con Iliana Curra, con ella la verdad va por delante siempre. Y sin miedo a nadie, sin contemplaciones con los que no hay que tener ninguna, persevera con sus opiniones y con la razón, y no se deja meter el pie nunca. Su blog La Curra de Cuba se ha convertido en referencia habitual de los que saben que no podemos continuar regalándole el tiempo a los dictadores, a los esbirros, y a sus secuaces.

Mientras regresaba en el metro, desde la Biblioteca François Mitterrand, me dije que hacía rato tengo esta conversación pendiente con ella. Una conversación que podría extenderse, en cualquiera de mis próximas visitas a Miami.

ZV: –¿Qué recuerdas de la educación en Cuba? ¿De tus padres? ¿Dónde naciste? ¿Cómo eras de niña?

IC: -Mi educación en Cuba fue sobre marchas, himnos de guerra, consignas a gritos y una pañoleta de pionero comunista que nos imponían gracias a una “educación gratis” y revolucionaria.

Nací en el ultramarino pueblo de Regla, en La Habana en el año de la desgracia (1959), un pueblo pintoresco que fue perdiendo su brillo hasta convertirlo en parte de una Habana destruida como lo es toda hoy.

Fui una niña tranquila, con sueños que se fueron esfumando a través de los años en un país donde, soñar, se convirtió gradualmente en una pesadilla.

ZV: –¿Podías imaginar siendo una adolescente que te tendrías que ir de Cuba?

IC: -No, a pesar de todo me sentía cubana y que no cabría en otro lugar. Ya de joven me di cuenta que mi mente y mi cuerpo no podían seguir viviendo encerrados entre las rejas de una prisión llamada Cuba.

ZV: -¿Cuáles fueron las razones por las que te encarcelaron? ¿Qué defendías?

IC: -Comencé, junto a mi hermano y un grupo de amigos, haciendo propaganda clandestina con carteles y octavillas que decían “Abajo Fidel” y pidiendo democracia para Cuba. Defendía una libertad que nunca había conocido pero, que más allá de nuestro mundo cerrado, había algo que se llamaba ser libre sin tener que gritar consignas ácidas y absurdas. Fueron métodos simples y sencillos que en cualquier país libre puedes hacer sin enfrentar un castigo tan cruel como es la prisión. Al ser arrestada, estuve 84 dias en Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado y con un cambio de medidas esperando juicio, me fui a la casa. Inmediatamente me convertí en una opositora abierta en un grupo llamado Agenda Nacionalista.

ZV: -¿Cuántos años estuviste en la cárcel? ¿Cómo fueron esos años para tí y para tu familia?

IC: -Me condenaron a tres años de trabajo forzado (correccional con internamiento). Primero me negué a trabajar. Y al mes de estar en el lugar provoqué un motín debido a una reclusa que saldría de pase esa mañana con denuncias que yo había redactado y las guardias la golpearon impunemente.

Mi familia sufrió las consecuencias de mi rebeldía porque los castigaron a ellos de la manera más inhumana y cruel que se conozca al trasladarme hacia la provincia de Camaguey, a unos 600 kilómetros de La Habana. El traslado fue a una prisión de máximo riesgo, de mujeres, en Camagüey, conocida como Kilo-5, porque me cambiaron la medida y el correcional quedó atrás para pasar a prisión cerrada.

Especialmente mi madre sufrió mucho, además de la persecusión a que fue sometida, amenazas y registros.

ZV: -¿Podrías explicar los métodos de los carceleros?

Los métodos son, primeramente, enviarte a galeras con reclusas de altísima peligrosidad, viviendo el temor todo el tiempo de ser agredida físicamente. Vigilada por reclusas comunes que se prestan a todo por ganarse alguna simple prebenda. Acosada por la Seguridad del Estado y por un mundo hasta ese momento desconocido, donde tienes que convertirte en alguien extremadamente fuerte mental para evitar las trampas y las provocaciones. Es un poco difícil de explicar.

ZV: -Finalmente pudiste irte al exilio. ¿Era tu meta o fue algo impuesto por una u otra razón? ¿Qué tiempo llevas exiliada?

IC: -Vine al exilio casi inmediatamente de salir de la prisión. El sufrimiento de mi madre y mi familia tenía que parar de algún modo, pues mi carácter y mi rebeldía ya establecida harían que fuera nuevamente a la cárcel. Llevo 15 años en el exilio donde he mantenido mis convicciones e ideales con los cuales voy a morir, posiblemente lejos de mi patria.

ZV: -¿Saliste con toda tu familia o debiste pasar por todo un trayecto de dificultades para sacarlos a ellos después?

screenshot028.jpg

La mamá de Iliana Curra con su biznieto.

IC: -A mi madre la denegaron, increíblemente y tuve que pedir una reunión en Cuba con el Dpto. de Refugiados. Luego mi madre fue citada y, al venir yo para el exilio, ya estaba estaba aprobada para salir de la isla. Tres meses después nos encontrábamos en Miami las dos.

ZV: -Eres periodista, me parece que has hecho radio, ¿Has trabajado en Radio Martí o en otra radio?

IC: -No, no soy periodista graduada. Fue la carrera que quise pero que me fue imposible en Cuba. Nunca he trabajado en Radio Martí. Estuve tres años trabajando en “La Voz de la Fundación”, de la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA) (1998-2001) hasta que la cerraron, gracias al desinterés de Jorge Mas Santos, hijo del líder indiscutible, Jorge Mas Canosa. En el 2002 me vinculé al Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) que fueron directores de la FNCA que se separaron al no estar de acuerdo con lo que estaba pasando y crearon esta otra organización.

ZV: -¿Qué opinión tienes de lo que está ocurriendo acerca de Cuba en la actualidad, oposición, disidencia, exilio, viajes de artistas pro castristas y personalidades del castrismo a Estados Unidos, crees que es justo que eso ocurra?

IC: -Mi opinión sobre todo esto es que ha sido una labor de zapa permante del régimen castrista para minar de alguna manera el exilio y hacerlo implosionar. La famosa mano larga del comunismo que habla Eudocio Ravines en su libro, “La Gran Estafa” que ha llegado a penetrarse hasta en las altas esferas del gobierno norteamericano (léase la espía Ana Belén Montes). Ya se conocen nombres de esbirros que han torturado y cometido violaciones a los derechos humanos en Cuba, que han mentido al Dpto. de Inmigración para radicarse en los Estados Unidos.

Los viajes de artistas pro-castristas y personalidades de la dictadura a Estados Unidos es parte de un programa nombrado “Contacto de pueblo a pueblo” que ya lo habíamos padecido con el ex presidente Bill Clinton, pero que ahora ha sido reforzado con el Presidente Barack Obama, quien ha decidido ser flexible con enemigo, lo que ha permitido que en nuestro patio tengamos a personas que insultaron, vejaron, golpearon y hasta torturaron a los que ahora vivimos en el exilio. Es una total verguenza.

Y sobre la oposición o disidentes, se que existen muchos valientes que han sido pateados por hordas de la dictadura, que han sido encerrados injustamente, torturados, vejados y hasta asesinados, mientras una fracción de otros que se hacen llamar disidentes, viven por encima de la media, gracias al dinero que envía el exilio para la isla, convirtiéndose en “vacas sagradas” que nada hacen por Cuba y que apoyan hasta el levantamiento de restricciones para darle oxígeno al régimen. Es una innegable realidad que no podemos ocultar.

screenshot029.jpg

El hijo de Iliana Curra.

ZV: -¿Existe una juventud cubanoamericana a la que crees que se le pueda marear con estos viajecitos y cuentecitos, o crees que hay también una resistencia por parte de los hijos de los exiliados, nacidos y crecidos en Estados Unidos?

IC: -Los hijos de los verdaderos exiliados están muy conscientes de la realidad de Cuba, son los que entran en debates, foros y discusiones en inglés (que es su idioma) para aclarar puntos y hablar claramente sobre el tema. Gracias a Dios han sido criado con los valores necesarios para continuar este exilio.

ZV: -¿Tú crees que al gobierno los Estados Unidos le conviene que la dinastía Castro se consolide hasta sus hijos y nietos? ¿Por qué?

IC: -Obviamente ha habido siempre una actitud de tolerancia hacia los crímenes de la dinastía de los Castro. Un ejemplo cercano fue el derribo de las avionetas con cuatro pilotos de Hermanos al Rescate, donde la administración Clinton nada hizo al respecto. El crímen ha quedado impune y al final, la flexibilización cada vez es mayor, especialmente con administraciones demócratas, posiblemente llevando a Cuba al camino de la China comunista.

ZV: -¿Qué mensaje desearías mandarle a los opositores a Cuba? ¿Con cuáles te identificas?

IC: -Hay muchos opositores buenos en la isla, valientes de verdad que dia a dia arriesgan su libertad y hasta su vida. Arriesgan hasta la libertad de su familia, incluyendo hijos, como es el caso de Sara Martha Fonseca, para poner un ejemplo. Ahora mismo hay mujeres encarceladas que están viviendo un infierno en la prisión “Manto Negro” en La Habana, una de las cárceles más violentas en Cuba.

Mi mensaje es que nunca pierdan sus valores, su dignidad, su entereza y que sepan que hay un exilio que nunca las olvida, a pesar de la penetración, la flexibilidad de algunos llamados líderes en el Exilio, asi como la actitud del gobierno norteamericano, europeo y latinoamericano.

screenshot030.jpg

Iliana Curra con su hijo.