Blogs

Archivo de la categoría ‘Religión’

Las iglesias coptas de Francia amenazadas

Sbado, 8 Enero 2011

En su discurso de bienvenida al año nuevo el presidente Nicolas Sarkozy declaró que ninguna religión impondrá sus leyes en Francia, se refería al Islam, y al verdadero terror al que son sometidas en estos momentos las iglesias coptas de Francia, amenazadas por grupos de la religión musulmana. No se trata de prohibir religiones, se trata de impedir que esas religiones se conviertan en ideología y que ejerzan una política terrorista en relación a las demás creencias y religiones.

Fíjense que he escrito “grupos de la religión musulmana” y no “grupos extremistas de la religión musulmana”, y es yo que pienso que calificar a algunos grupos y a otros no de extremistas es un rejuego en el que los representantes de esa religión nos han querido hacer caer. El islamismo es extremista, se ha comprobado, muchas personas han muerto a causa de sus excesos, de sus arranques de odio, de imposición del terror. Las religiones, todas, son extremistas, pero el islamismo lo es, en la actualidad, muchísimo más que las demás.

Cuando me refiero a las victimas del terrorismo islámico no me refiero solamente a aquellos inocentes que han muerto bajo los ataques terroristas, bombas, etc. Además menciono a los homosexuales decapitados o ahorcados, a las mujeres lapidadas, y desfiguradas con ácido. Y es que el islamismo vivido en lo cotidiano es la prohibición por excelencia. ¿Quién lo ignora a estas alturas?

¿Por qué han amenazado a las iglesias coptas francesas, y a esos cristianos que viven bajo el miedo constante? Porque los islamistas quieren eliminar a los cristianos, tal como ellos mismos lo han manifestado. Tal como han probado en Egipto en los últimos días. No le demos la interpretación ni las sutilezas que ellos jamás han brindado.

El islamismo es el principal persecutor, el principal responsable, no ya de las amenazas permantes sobre las iglesias coptas francesas, sobre todo de las amenazas diarias, cotidianas, en contra de nuestras vidas y de la libertad.

Ciudad abierta

Jueves, 23 Diciembre 2010

El automóvil nos conduce hacia Roma, a la salida de París nos perdemos. Luego bajamos hacia el sur, la nieve desborda techumbres y cipreses. Montañas, túneles. Un frío glacial. Y de súbito Firenze, y enseguida Roma, la ciudad abierta.

Hace 16 grados centígrados en Roma, merodeamos el Coliseo, soleado y rodeado por romanos vestidos como en la antigüedad, que proponen que nos hagamos fotos con Julio César, en posición de sumisión al antiguo emperador. Nos quieren vender pedacitos del Foro Romano para pegarlos en la puerta del refrigerador, falsos, claro.

Frente al Museo Capitalino, y La Cordonnata de Michelangelo, advierto la foto de Shalit, el soldado israelí, rehén de los palestinos. A pocos pasos la foto de Sakineh, joven, bella e inocente, envuelta en el shador negro. Una joven de luto permanente.

Todo indica que la gente celebrará la Navidad de manera modesta. Los nacimientos son fabulosos, pero sin el aparataje mercantil de otras ciudades, poca publicidad. Roma no la necesita, y mucho menos en esta época. Anocheciendo empieza a llover y me refugio en una de las dos iglesias de la Piazza del Popolo, en la de Santa María de la Miracolosa (Milagrosa), la misa llega a su fin.

Me arrodillo, pido por todos nosotros, por Cuba, por el mundo.

¡Felices Navidades a todos! Muy especiales a ex carcelados cubanos que pasarán su primera navidad en libertad, por suerte junto a sus familiares.

¡Viva Cristo Rey y a comer mucho jamón, como Dios manda!

Condón, amén

Sbado, 20 Noviembre 2010

Benedicto XVI ha admitido, oralmente y por escrito en un libro, que el uso del condón es necesario en algunos casos. Esto lo convierte en el primer Papa que acepta y considera necesario que la sexualidad debe vivirse de manera segura, y que el acto de hacer el amor no sea transformado en una serie de suicidios cotidianos.

El anuncio de la máxima figura del Vaticano se hace en un momento en el que la religión católica y su representante: la iglesia católica, se encuentran en franca decadencia, debido a su misma resistencia a vivir acorde a los tiempos que corren, a modernizarse, y a entender a sus más grandes y constantes fieles: las prostitutas, los homosexuales, las amas de casa

Con esta declaración el Papa no inicia una revolución, pero sí hace una afirmación contundente que cambiará de modo general, en todas las iglesias del mundo, la manera de enfrentarse a una realidad que dura décadas: una pandemia, como el Sida, entre otras enfermedades que pueden contraerse a través del contacto sexual.

El libro en el que el Benedicto XVI dedica un capítulo al tema del preservativo, saldrá publicado la próxima semana en Francia.

Por fin, la iglesia acepta que después del condón, podemos gozar y rezar tranquilos: amén.

Detractores del Papa

Martes, 21 Septiembre 2010

El Papa ha sido abuchado en Londres, y los detractores han armado la de San Quintín al recibirlo. A mi el Papa me la pela bastante, porque hasta ahora sólo ha dado su visto bueno a las manipulaciones de la iglesia castrista en el asunto de las deportaciones de los presos políticos cubanos hacia España. El silencio es una manera de apoyar esos actos. Y Ratzinger se ha callado. De hecho nunca lo he oido hablar mucho en relación a Cuba.

Por otro lado, el Papa, que no es santo de mi devoción, lleva la carga de los curas pedófilos, y la de haberse enfrentado hace algunos años a la musulmanería ambiental. Todo esto trajo como consencuencia que en Londres las masas, no solo lo detesten, además que demostraran su fiero odio. Y es que al parecer el Papa es un problema. Sin embargo, no: El problema aquí no es uno, aquí hay dos problemas: El Papa, figura polémica de la iglesia católica, y esas masas desatadas en contra del cristianismo.

Esas masas enérgicas en contra del representante de la iglesia cristiana no se pondrían, por el contrario, de la misma manera frente a un representante del islamismo. Me juego lo que quieran que eso jamás sucedería.

Yo, soy muy atea, pero cuando esto ocurre entonces soy más católica que el mismísimo Papa. Por cristiana y occidental. Por mujer y escritora.

Carla Bruni-Sarkozy, la “inmoral”

Martes, 31 Agosto 2010

Carla Bruni-Sarkozy ha sido calificada por las autoridades iraníes (la prensa progubernamental, la voz de su amo) como “inmoral” y “prostituta”. ¿Qué hizo la Primera Dama de Francia para que haya sido injuriada de tal modo? Nada, sólo salió en defensa de una mujer acusada de varios adulterios y de participar en el asesinato de su marido -según los propios machos iraníes-, y que será lapidada en breve, si no conseguimos impedirlo: Sakineh Mohammadi-Ashtiani.

En pocos días una gran parte del mundo ha salido en defensa de la joven Sakineh, cuyo rostro enmarcado en el trapajo negro en el que la encierra el islam, muestra una respetable serenidad. Yo también firmé una Petición en la que se denuncia la condena de la que es objeto, y se exige su liberación inmediata.

La Primera Dama de Francia, además de serlo, fue modelo, y después decidió hacer una carrera de cantante y de actriz, lo que ha logrado con éxito. Sus discos se venden como pan fresco, y acaba de filmar una película con el cineasta Woody Allen. Nada ha negado Carla: Una vida de dos matrimonios, un hijo del anterior con el filósofo Raphaël Enthoven, y varios noviazgos o aventuras amorosas con personalidades del espectáculo, al que ella siempre perteneció. Carla Bruni-Sarkozy ha llevado, en efecto, una vida en toda libertad, como es propio de las mujeres libres en Occidente. Ah, pero eso no le gusta a Teherán, no gusta en la tierra donde lapidan mujeres y decapitan a homosexuales.

Yo no estoy saliendo en defensa de Carla Bruni-Sarkozy, la conozco personalmente y sé que ella sabe defender ampliamente sus derechos; sin embargo, estoy defendiendo, indirectamente los derechos de la mujer occidental, los míos, los de mi hija.

Teherán no tiene ningún derecho de llamar “inmoral” y “prostituta” a una primera dama, pero mucho menos de insultar con semejantes injurias a las mujeres que ejercen trabajos considerados ejemplares en Occidente, trabajos que tienen que ver con el arte, y con la sociedad que implica a ambos sexos.

Espero que las asociaciones feministas del mundo condenen esta falta de respeto de la tiranía iraní, y que juntos, unidos, sigamos defendiendo la causa de las mujeres que nada o muy poco pueden hacer, por salvarse de los que sí son realmente inmorales, aquellos que se han prostituído ante un dios cruel y criminal.

Esto es lo que hay: horror.

Martes, 4 Mayo 2010

Lo que hay es que mientras los emigrantes indocumentados en Estados Unidos manifestan en contra de las leyes migratorias que los obligarían a la deportación en la gran mayoría de los casos, un paquistaní, con nacionalidad norteamericana, pacifista, para colmo, abandonaba un carro repleto de explosivos en el centro de Times Square.

¿Como es posible que este tipo de gente consiga documentos legales en tiempo récord, y se inserte con extrema facilidad en las universidades americanas? O en Wall Street, como es el caso del señor paquistaní pacifista. Francamente, aunque quisiéramos no podríamos entenderlo.

Por otra parte, debemos acabar de concientizar de que el islam es el horror, que prepara a sus fieles, desde niños como verdaderas máquinas de matar. Algunos de esos niños ya son mayores hoy, y muchos se han ido insertando en las sociedades occidentales, a la más mínima orden son capaces de hacer con nosotros, y con nuestros hijos, lo que este niño está haciendo con este pobre hombre, vean y analicen el video, es necesario verlo. Les prevengo que es muy duro, sumamente violento, pero debemos verlo y sacar conclusiones. Ellos o nosotros:

http://www.truthtube.tv/play.php?vid=2008

El candelabro y la provocación

Jueves, 18 Febrero 2010

Arco se inaugura con una polémica: La obra en cuestión pertenece a Eugenio Merino, se titula Starway to Heaven y según se ha presentado el artista la considera una reflexión acerca de la religión, no se aclara cuál. La describo rápidamente: Un musulmán, por tierra, reza, encima de sus espaldas se hallan encaramados, de pie, un sacerdote y más arriba, un rabino. La imagen de la provocación, sin embargo, es la de una pistola de la que salen los siete brazos de la Menorá, el candelabro sagrado para los judíos. La obra fue vendida por 5.000 euros,y ha dado lugar a la protesta de la Embajada de Israel.

Yo no he visto la obra, obviamente, salvo en fotos, y he leído descripciones de la misma. No me parece -por lo que aprecio- una gran obra artística, es una de esas obras con contenido más político que artístico, y yo no pagaría ni dos céntimos por esa porquería. Pero, el artista la considera una obra, y ARCO también, así como el comprador. No creo que sea bueno darle más caña al tema, porque la obra no lo vale. Y voy a explicar por qué, a mí la provocación dentro de lo políticamente correcto me interesa poco. Provocar en contra de Israel está muy a la moda, al nivel de esas otras en contra Estados Unidos, aunque ya menos, desde que en la Casa Blanca manda Barack Obama.

También leí en alguna parte, que se mostraba otra obra, esta vez teatral, en la que Jesucristo aparecía como un maricón de carroza, y María era una puta. Simpático, pero ya demasiado dentro de lo bordado por lo políticamente correcto. O sea, eso, para mí no es provocación, y mucho menos teatro engagé.

No, hoy por hoy, yo llamaría a una obra provocadora, si ésta me presentara a Mahoma pedófilo, a Mahoma mutilando a una mujer, desfigurándola con ácido, lapidándola, o decapitando a un gay. O, a Mahoma con una bomba en la mano, de mentira, claro. O, por ejemplo, al Ché y a Mahoma, enculándose en pleno primer acto, eso, sí, por la causa de Al Qaeda.

A ver quién es el artista lo suficientemente provocador, con cojones, para presentarla en ARCO, o en un teatro cualquiera. Luego, a ver si se las aceptan los mandantes del dinero, que ya eso es harina de otro costal.

El destino adivinatorio

Martes, 12 Enero 2010

¿Qué significa vivir del rumbo de los signos, a la espera de ellos, pendientes de una premonición, de una predestinación, de casi una adivinación? Significa que somos inexpertos, aún torpes, prófugos de la verdad, de la ciencia, e incluso de la poesía. Fugados, como adolescentes, que sólo creen en el peligro, en la aventura de una noche.

Tomar la vida a pie juntillas de lo que dice la Letra del Año resulta para los cubanos un ejercicio libertario, el único. Y siempre fue independiente de cualquier interpretación aledaña. Ahora, como todo lo trafucamos, lo ponemos al servicio del castrismo, pendientes de un sacerdote, de una sacerdotisa -en el mejor de los casos-, que nos permita atesorar el milagro, bajamos la cabeza, incluso, frente a esa última fuente de alivio de pesares. ¿Creen los cubanos en el milagro? No, cincuenta y un años más tarde no se puede ya creer ni en Masantín el Torero. Sin embargo, la gente colecciona boberías, es el deporte predilecto de los cubanos. Aparte del de hablar y escribir mierdas.

Inspirados en un dios, a nuestra imagen y semejanza, o sea, en el más imperfecto posible, estrambótico, y para colmo, falso, nos creemos que llevamos lo esencial imperecedero prendido con un alfiler de criandera a una punta del ajustador. Ya está, a esperar, a perfeccionar el arte de la espera, de la renuncia, de lo magnífico por majestuoso. Patético.

La Letra del Año no necesitaba ninguna explicación, mucho menos tonta, y es entonces que una tonta y una intelectual engañada, se la dieron, o han hecho creer que se la han dado, y allá van todos a reproducirla, a mentirse a sí mismos, a fabricarse hadas, campanillas, y pajarillos que sólo se notan cuando brincan, porque su canto es demasiado bajo, carente de melodía, y por encima de todo, es un canto plagiado.

Vivimos en una época de un gran cinismo. Yo pensaba que Cuba iba a salvarse de eso, fui ingenua. Creía que en Cuba funcionaría el efecto boomerang, y que cuando todos en Occidente estuviesen extrañando el comunismo, nosotros estaríamos liberándonos, despertándonos del letargo, armando una sociedad compatible con nuestra viveza. Me doy cuenta, sin embargo, que andamos demasiado desfasados, y el desfase nos impidió salvarnos del machetazo del cinismo.

Nos hemos puesto al día, sólo en ese destino adivinatorio, confuso más que nunca, espeso, letal en su nata agria, que todo lo tiñe, que todo lo invade, que todo lo ahuma.

¿Necesitábamos de esa otra variedad de la muerte en vida? No, pero los cubanos somos -en eso sí- expertos en intrincarnos en el matojo, aún cuando la selva virgen le ofrece cientos, miles de caminos, y que la exploración se abre a nosotros, dadora e inteligente.

Terroristas millonarios que se aburren

Martes, 29 Diciembre 2009

Pasado Copenhague, ahora debemos dedicarnos a estos pichones de millonarios que -siendo hijitos de papá-, pues, miren ustedes, se aburren. Sí, como mismo leyeron, los invade la abulia y entonces, se meten en escuelas caras, y luego a musulmanear un buen rato, y a aprender a poner bombas para troncharle la vida a unos cuántos comemierdas como nosotros: que somos pobres, ateos, y amantes de la vida.

Es curioso que los ecologistas que tanto aman la vida, la tierra, la naturaleza, hasta ahora no hayan despotricado contra estos seres malsanos que se han puesto a la moda. La moda, ¡ah, la moda! El mundo prosigue su curso vital, ¿o letal?, entre terroristas pudientes y blogueros también pudientes que se hacen pasar por indigentes. La moda es la mentira, la moda es la violencia, la moda es la careta, la moda es la decadencia de los valores humanos, los más importantes: el respeto y el amor a la vida, al arte, la democracia, los deberes y derechos del individuo en sociedad. La moda es armar el show, cueste lo que cueste.

La moda es contemplar cómo asesina en Irán y en China, y hallarlo normal, nadie protesta por esto. Yo no, no estoy de acuerdo, lo digo alto, y apasionadamente, porque soy una apasionada de la vida, de los derechos humanos, de lo que realmente hace de este planeta un lugar civilizado, pacífico, convivial.

Pero ahora, fíjense ustedes, los ricos y los hijos de esos países que se dicen pobres y que son más ricos que la bolita del mundo mundial, van por la vida de terroristas, porque se aburren, y es todo como muy chic, muy light, muy zéro. Es la moda del zéro. Y la caca hace burbujas como una Coca-Cola en el paladar.

Empezaremos un nuevo año soportando una de las mayores crisis de la historia, mientras los millonarios y los hijos de los millonarios, se acongojan de aburrimiento de tan millonarios que son, y deciden -así como así, de ir de terroristas como quien va por albóndigas-, y concuerdan con acabar masivamente con los pobres, que somos nosotros, quienes además somos tan energúmenos, que somos capaces hasta de perdonarlos.

Yo no, lo subrayo, no estoy de acuerdo. Soy un ser sumamente inferior desbordada de defectos, no tengo tiempo para aburrirme ni para acongojarme; eso es lo que hay, eso es lo que trajo el barco.

De rodillas, Babalú Ayé

Jueves, 17 Diciembre 2009

Hoy es el día en que los cubanos celebramos a San Lázaro, nuestro Babalú Ayé, viejito milagroso. Desde la víspera prendemos velas en su honor, y nos vestimos de morado o de tela de saco. Damos gracias. Los que puedan irán en peregrinación al santuario de El Rincón, caminando, de rodillas, y hasta arrastrándose. Damos gracias y esperamos.

Mi primo se llama Lázaro por una promesa que hizo nuestra abuela a su viejito del alma, mi segundo nombre es Milagros por otra promesa que también hizo ella a la virgen de la Milagrosa. Nacimos marcados, dando gracias, aunque jamás de rodillas. Yo tenía un pie atravesado, y mi primo iba de nalgas. Nacimos, sin embargo, marcados y agradecidos.

El gobierno revolucionario nos prohibió la religión, aún más creímos en ella. “Sólo lo difícil estimula”, escribió José Lezama Lima. En mi tierra, Babalú Ayé jamás quita, siempre da. Tiene uno que ser muy tacaño, o sea, caminar con los codos, para que San Lázaro le quite algo a uno.

Las procesiones al Rincón se fueron acentuando con el desmoronamiento castrista. Hasta los comandantes volvieron a sacar a los santos, e incluso decidieron lucirlos.

Nacimos marcados. Pero yo sólo le doy gracias a mis padres espirituales, y a quienes me las dan a mí. Ellos, los farsantes, pagarán caro.

Los dejo en este día nevado con un toque de tambor, un bembé de mi isla, en honor del milagro: