Blogs

Entradas con etiqueta ‘Alemania’

Alemania tiene la llave

Sbado, 14 Agosto 2010

Hace 15 años visité Berlín, y he vuelto en otras ocasiones, pero ya desde aquella vez, en 1995, sabía que Alemania era un país que iría a muchísimo más, que no se quedaría atrasado en el manejo sentimentaloide de su propia historia, que, por el contrario, su pasado sería un trampolín para conseguir valores altísimos, no sólo, democráticos, además, sociales y económicos.

La prueba ha llegado en medio de la crisis. Alemania muestra síntomas de, no sólo mejorar, con distancia, además, su economía, que avanza indudablemente, tira de los demás países de Europa. El primero, Francia. Es una magnífica noticia, venida del país dirigido por una mujer: Angela Merkel.

Yo admiro profundamente a Angie, como la llaman cariñosamente. No sólo es una gran estadista, todo en su pasado también vislumbraba que fue y es un gran ser humano. Vivió en carne propia el comunismo. Luego, junto a Helmut Kohl aprendió lo que serían los cambios, hechos con inteligencia, humanidad, y un sentido moderno del desarrollo, del comunismo al capitalismo moderno, lo que parecía improbable. Trabajó en su gabinete entre 1991 y 1994.

Aprecio y admiro, reitero, el parcours de esta mujer, criada y educada en la antigua RDA, que supo acometer cambios, que hoy nos traen estos parabienes. De Alemania llegan buenas nuevas. ¡Y qué nuevas! Fin de la crisis, o comienzos del fin.

Esperemos que los países que “no han hecho las tareas”, no sigan tirando hacia abajo, con medidas ideológicas, en vez de económicas. Porque cuando se ha padecido el comunismo la conclusión siempre es la siguiente: lo que debemos mejorar es el capitalismo.

Dead Parade.

Lunes, 26 Julio 2010

Detestaba ya la música techno, ahora la detesto aún más. La imbecilidad de ofrecer a los jóvenes una mala música que tupe los oídos, atormenta, y sólo sirve para agregar ruido a la ya ruidosa letanía cotidiana, sólo ha servido para que un grupo de jóvenes pierda la vida.

Según el organizador de las primeras ediciones, todo se había convertido en un sucio y peligroso negocio, y esa fue la razón por la que él mismo se alejó del proyecto, devenido sordidez y atropello. No sé qué le encuentran los jóvenes a divertirse en ese bulto de gente que va a beber alcohol malo y a oír música de la peor. Pero esto es lo que estamos viviendo, sin arte, en contra de la belleza.

Tengo la impresión de que la belleza y la existencia molestan cada vez más a una espantosa cantidad de seres ¿humanos?

Lo que iba a ser un canto al amor sólo trajo la melodía fanfarriosa de la muerte. ¿Para amar hay que comportarse socialmente como animales? Por supuesto que no. Pero el negocio es el negocio.

Pobre gente, pobres familias. Mis condolencias.

El horror ahora es tan musical, que mata, jamás de amor, de ruido.