Blogs

Entradas con etiqueta ‘Angela Merkel’

Alemania tiene la llave

Sbado, 14 Agosto 2010

Hace 15 años visité Berlín, y he vuelto en otras ocasiones, pero ya desde aquella vez, en 1995, sabía que Alemania era un país que iría a muchísimo más, que no se quedaría atrasado en el manejo sentimentaloide de su propia historia, que, por el contrario, su pasado sería un trampolín para conseguir valores altísimos, no sólo, democráticos, además, sociales y económicos.

La prueba ha llegado en medio de la crisis. Alemania muestra síntomas de, no sólo mejorar, con distancia, además, su economía, que avanza indudablemente, tira de los demás países de Europa. El primero, Francia. Es una magnífica noticia, venida del país dirigido por una mujer: Angela Merkel.

Yo admiro profundamente a Angie, como la llaman cariñosamente. No sólo es una gran estadista, todo en su pasado también vislumbraba que fue y es un gran ser humano. Vivió en carne propia el comunismo. Luego, junto a Helmut Kohl aprendió lo que serían los cambios, hechos con inteligencia, humanidad, y un sentido moderno del desarrollo, del comunismo al capitalismo moderno, lo que parecía improbable. Trabajó en su gabinete entre 1991 y 1994.

Aprecio y admiro, reitero, el parcours de esta mujer, criada y educada en la antigua RDA, que supo acometer cambios, que hoy nos traen estos parabienes. De Alemania llegan buenas nuevas. ¡Y qué nuevas! Fin de la crisis, o comienzos del fin.

Esperemos que los países que “no han hecho las tareas”, no sigan tirando hacia abajo, con medidas ideológicas, en vez de económicas. Porque cuando se ha padecido el comunismo la conclusión siempre es la siguiente: lo que debemos mejorar es el capitalismo.

Angie M.

Viernes, 21 Agosto 2009

Ojos azules, penetrantes, mirada fría e inteligente, a veces los ojos se le entrecierran en una sonrisa pícara, aunque discreta. Angela Merkel, la canciller alemana, es la mujer más poderosa del año, por cuarta vez consecutiva, según la revista Forbes.

Angie M. es mi política predilecta, su seriedad me seduce, su inteligencia supera a una gran cantidad de machos del poder. No se deja poner el pie encima, tampoco es ella la que lo pone. Es mucho más sofisticada que eso, el juego del poder no es su tema. Ella es política y ejerce de ello, con armonía, con conocimiento de causa.

No va por la vida como su “homóloga”, la presidenta argentina, pisando huevos. Angie pisa fuerte con paso de mujer de su tiempo, es una incansable trabajadora, lectora voraz, analista rotunda. Sus manos siempre tranquilas, engloban cualquier resultado, y hasta se notan cariñosas, acariciadoras, plenas de vida y de rigor.

Angie es una chica rebelde que ha crecido, se ha tomado su tiempo, ha estudiado, y ha salido ilesa de múltiples batallas en las que la han querido linchar, pero hay que llevar zancos para colocarse en su estatura. Pareciera una heroína de Thomas Mann, de las que se van dibujando solas, al borde del cuaderno, y terminan por acapararlo. ¡Bravo por ella!