Blogs

Entradas con etiqueta ‘Antonio Banderas’

Los olvidos de Salma Hayek y de Antonio Banderas en Champs-Elysées

Lunes, 28 Noviembre 2011

La actriz mexicana, naturalizada norteamericana, Salma Hayek y el actor español Antonio Banderas presentaron anoche la película de animados El Gato con Botas, en el célebre programa televisivo Champs-Elysées, dirigido y animado por el mítico presentador Michel Drucker.

Durante la presentación tanto Antonio Banderas como Salma Hayek dijeron que hasta que ellos no llegaron a Hollywood los actores latinos había sido relegados a hacer papelitos menores de delincuentes, mafiosos, y malos de las películas, y que ellos habían contribuído a cambiar el panorama de Hollywood. Me quedé pasmada ante semejante ignorancia u olvido, puesto que podríamos citar una larguísima lista de actrices y actores latinos que hicieron grandes roles en Hollywood y que llegaron a ser grandes estrellas a los que ellos dos juntos no le llegan ni a la chancleta. Además de que no hay rol malo, un rol de mafioso, de delincuente, o de lo que sea, magistralmente actuado, sin lugar a dudas, será siempre un gran rol. ¿No hicieronEdward G. RobinsonHumphrey Bogart y Marlon Brando una gran cantidad de roles de malos, delincuentes, y demás? ¿Se cuestionaron alguna vez la razón por la que le dieron esos roles en relación a sus orígenes? El primero era de orígen judío y los otros dos americanos. ¿Se cuestionó alguna vez Marlene Dietrich, alemana de orígen, que le hubieran dado papeles de prostituta, de ladrona, de traidora, precisamente por ser alemana? ¿Se cuestionó lo mismo Greta Garbo, por ser sueca? Y la rusa Alla Nazimova?

Tampoco se lo han cuestionado de la manera tan politizada en que Banderas y Hayek lo hacen, actores que llegaron y han hecho brillantes carreras en Hollywood, mucho antes que ellos:María Conchita Alonso (cubano-venezolana, nacida en Cuba), Steven Bauer (cubano-americano), Andy García (cubano-americano, nacido en Cuba), Dersi Arnaz Jr (norteamericano de padre cubano). Elizabeth Peña (cubano-americana), y el gran Tomás Milián (cubano-italo-americano, nacido en Cuba, claro) quien además hizo una gran carrera europea, en Italia, junto a Visconti, entre otros realizadores importantes. No podría olvidar al magnífico actor puertorriqueño Raúl Juliá.

PERO MUCHO ANTES:

Pero muchos antes que ellos, podría citar a los siguientes actores. Esta lista fue hecha con la colaboración de Miriam Gómez:

El madrileño Antonio Moreno, los mexicanos Ramon NovarroGilbert RolandLupe VélezDolores del RíoRicardo Montalbán, el puertorriqueño José Ferrer, el cubanoDesi Arnaz que fue un fenónemo en Estados Unidos y uno de los creadores de la televisión enAmérica, el argentino Fernando Lamas, el gran Anthony Quinn que nació en Chiguagua y tuvo dos Oscar en Viva Zapata y en Lust for Life y casi obtiene el Oscar enZorba the Greek, además de que trabajó con Fellini en La Strada. José Ferrer obtuvo un Oscar por Cyrano de Bergerac (1950) y casi se lleva el otro con su magnífico Toulouse-Lautrec en Moulin Rouge (1952). Rita Hayworth de padre español y madre irlandesa. Nada más he nombrado super estrellas, y no grandes secundarios como por ejemplo César Romero; si nombrara gente a la altura de ellos dos (Hayek y Banderas), y que han pasado porHollywood, llenaria páginas, solamente la ignorancia o la altanería pueden negar la labor que han realizado los actores del idioma español, llamados hoy “latinos”, en Hollywood desde el nacimiento de la industria.

Salma Hayek está casada, como recordó Michel Drucker ayer, con el multimillonario francés François-Henri PinaultAntonio Banderas está casado con la actriz norteamericana Melanie Griffith. La entrevista empezó en francés y en español, mediante intérprete, hasta que Hayek empezó a hablar en inglés, alternando con el español, y Banderasentonces la siguió en inglés. Drucker intentó que la mexicana hablara en francés, pero al parecer no lo habla correctamente o de manera mediocre, dado que sólo pudo balbucear unas simples respuestas breves.


Gracias por la colaboración a Miriam Gómez.

Cannes: Festival de perros

Martes, 10 Mayo 2011

Cannes, otra vez. Fui miembro del Gran Jurado en el año 1998, hice amigos que jamás olvidaré, entre ellos mi querido Alain Corneau, que en paz descanse. Y tantos otros, que no nombraré para no alargar el espacio del post. Cannes es el festival de cine más regio del mundo mundial, pero también de los perros. De los perros directores, de los perros actores, de los perros fotógrafos, y de las perrísimas actrices.

En Cuba le llamamos “perro” a lo máximo, a lo que no tiene discusión, a lo extraordinario, a lo magnífico. De este modo, cuando Alicia Alonso bailaba la última Giselle, que la estuvo bailando alrededor de unos treinta años, siempre bailaba “la última”, además cada vez más ciega y más pesada, el público le gritaba. “¡Perra, perrísima!” Tanto le gritaban que ya en las últimas funciones levantaba la pata como si fuera a mear un árbol, en lugar de hacer un arabesque.

Cannes, sigamos mejor con el festival de cine, es un Festival perro, el más perro del mundo, insisto, donde nacen amores perros, y también odios perros -cuando no le dan la Plama de Oro a quien se la merecía, por ejemplo.

También es el festival más chic del mundo, con ese perro tapiz rojo, y esos perros culos de las modelos de L’Oréal, y de algunas actrices, y las perras tetas de las starlettes le paran el tolete a Masantín, el torero, mientras se pavonean por la orilla de la playa, y los perros caretones de los actores iluminan La Croisette, y los perros gritos de los fanes ensordecen a medio mundo.

Pero Cannes es también y sobre todo, el festival de los perrísimos filmes, y de algunos que dan perro aburrimiento

Aunque espero que este año, el perro cineasta que es Perro -digo- Pedro Almodóvar, gane por fin La Palma de Oro que se merece desde hace años, y que su película sea tan perra como las que nos ha legado en el transcurso de su carrera, y que los perrísimos Antonio Banderas y Elena Anaya, tan superperros ellos, también se lleven las condecoraciones a las respectivas y utramegaperras actuaciones.

Lo deseo perramente.