Blogs

Entradas con etiqueta ‘Argelia’

¿Movimiento joven contra las dictaduras o revolución?

Sbado, 26 Febrero 2011

Soy de las pocas que piensa, porque ha observado atentamente, que los movimientos recientes en los países árabes no deben ser llamados revoluciones, como ya han empezado a hacer los esepcialistas de las revoluciones, aquellos que les agrada armarlas bien lejos de sus casas, y desde las oficinas europeas o americanas, y deshacerlas también, sin sufrir las consecuencias, aquellos que creen que las revoluciones son generosas, maravillosas, y que traen la felicidad para los pueblos, lo que no es el caso, o siempre, a excepción de la americana.

Yo creo que hay revoluciones positivas, ellas son las humanistas, las artísticas, las que han iniciado movimientos culturales importantes, y que como hicieron los impresionistas, los surrealistas, los Beatles, aunque a mi juicio primero hubo un Elvis Presley, tanto en la pintura como en la música; así como en la literatura hicieron Henri Michaux y James Joyce., y que cambiaron la vida, al decir de Arthur Rimbaud.

Sin embargo, los jóvenes árabes que siguieron, continuaron un movimiento claro de descontento del pueblo árabe, saben que no pueden encasillarse en viejas formas, en antiguallas discriminatorias, y mucho menos permitir que ninguna religión y ninguna ideología secuestre su movimiento, sería una lástima.

Desde luego, en lugar de criticar a estos jóvenes y de clasificarlos de extremistas debemos darle aire, debemos apoyarlos en su lucha por la libertad y la democracia, y en contra de los dictadores. Ha habido muertos, ellos lo saben, lo lamentan; pero no es su culpa, es la culpa de los dictadores. Y si le entregan el movimiento a los islamistas y a los programadores de revoluciones, entonces, habrá todavía más muertos. Y en ese momento sí serán ellos los responsables

No son revoluciopnes, son movimientos libertarios.

Empatados.

Sbado, 19 Junio 2010

Este mediodía iba yo en un taxi y el taxista me contó todo, absolutamente todo en relación al match de fútbol de ayer que -según él- ”provocó la vergüenza a los franceses”. Mientras me contaba, otro partido se iba discutiendo en la radio: Estados Unidos y Eslovenia. Dos a dos, empatados. Sin embargo, el locutor en la radio tuvo una especie de orgasmo en el micrófono porque según él había ganado el país de Obama. Así es. Cuando Cuba ganaba un juego de algo, siempre ganaba el equipo de Castro.

En la tarde me dirigí en metro a la Maison de l’Amérique Latine a presentar la película Oscar’s Cuba, del realizador inglés Jordan Allott, sobre el preso de conciencia cubano Oscar Elías Biscet. No asistió mucha gente, pero los que fueron eran buenos, la mayoría periodistas. Y la cosa salió bien. Al salir de allí, de nuevo tuve que escuchar las discusiones sobre fútbol.

-¿Es usted mexicana? -Me preguntó alguien con ganas de estrangularme.

-No, no se inquiete, no lo soy -me habría gustado serlo para joder a éstos aunque sea sólo por el breve espacio de unos minutos.

Mientras cenábamos, en el Caruso, en pleno Marais, la pantalla del televisor mostraba el partido de Inglaterra con Argelia, empatados: Uno a uno. Pero ¿qué quiere decir empatados? ¿Gana alguien, o los dos? Es increíble cómo el cerebro puede acumular tonterías.

Pobre Oscar Elías Biscet, hambriento, encerrado en una celda tapiada, y el sólo empate que puede ver es el que hace un trozo de esquina de la pared con otro.

Relativicemos. No hay un libro sobre Oscar Elías Biscet, al menos hay un filme. ¿Por qué nadie le ha pedido un libro a Oscar Elías Biscet? Sin embargo, ya hay libro de Yoani Sánchez, la otra Santa, la bloguera nacional.