Blogs

Entradas con etiqueta ‘China’

Perdida

Viernes, 21 Octubre 2011

Mataron a Laura Pollán en Cuba, la líder de las Damas de Blanco. El régimen la envenenó, le inoculó algo, luego la incineraron, y ¡fuera catarro!… ¿Se acabarán las Damas de Blanco? Laura Pollán era la mujer más temida en la Cuba de los Castro, ¡qué mierdas Yoani Sánchez, era Laura Pollán!…

Por cierto, mientras mataban a Laura Pollán en un hospital de La Habana, secuestraban al graffitero El Sexto, y según declaraciones posteriores suyas le preguntaron mayormente por Yoani Sánchez, luego lo soltaron. Esta entrevista de El Sexto se la hicieron en Estado de Sats, que nadie sabe muy bien qué es, ni quien lo auspicia, pero ya se corre la bola en La Habana que el sostén material viene de Yoani Sánchez. Todo muy raro.

Entre tanto, una amiga muy anciana entró en una Maison de Santé, y para rematar murió mi querido amigo, el poeta cubano David Lago González, en un hospital de Madrid, ya está enterrado con las cenizas de su madre. Otro que no verá el fin de la dictadura castrista. David nunca fue considerado escritor por Babelia, jamás lo citaron entre los escritores cubanos importantes. Es el poeta más importante de su generación. El Mundo tampoco le dio un blog, prefirieron dárselo a la Quendi Guerra, que sólo cuenta mentiras a favor del régimen.

Hablando de finales, he pasado una y mil veces el video de Gadafi, el del dictador encontrado en una cloaca por los rebeldes libios, donde se ve cómo lo atraparon, cómo chillaba igual a una rata. Luego, ¡pum!, el tiro en la cabeza, perpetrado por un chico de 18 años, que se cogió la pistola de oro del mismo tirano. ¡Una pistola de oro, jolines! Para acabar como acabó, hecho una piltrafa, y su hijo al lado, molido como picadillo de soja.

Espero lo mismo para los hermanos Castro, aunque son ya tan viejos, que me temo que el espectáculo será más breve. Apúrense, cubanos.

Tan nerviosa estaba con estos acontecimientos que me perdí en el metro, tomé varios trenes, y en lugar de llevar a Bellevue, caí en Belleville. Todo ya es de los chinos. No parecía París, sino Cantón.

Palomas para Liu Xiaobo

Domingo, 7 Noviembre 2010

Me bajé en la parada del metro Rambuteau y me dirigí a la plaza Stranvisky. Allí tenía cita con Reporteros sin Fronteras. En medio de la plaza se había concentrado la prensa. En la esquina derecha habían colocado un gran globo que pedía paz para Liu Xiaobo, el Premio Nobel de la Paz 2010.

Los activistas de RSF, periodistas, mostraban palomas enjauladas. Algunos opositores chinos tomaron la palabra. Habló también Jean-François Juillard, el secretario de RSF, y representantes políticos. Me pidieron que tomara la palabra, lo hice, pensando en los periodistas chinos y en los cubanos; repudié enérgicamente el comunismo y el totalitarismo.

Entretanto, el dictador chino Hu Jintao era recibido por el presidente Nicolas Sarkozy, todos los tapices rojos de Francia puestos a sus pies, decenas de contratos firmados, y también un puñado de deudas.

Dicen que se alojó en Niza y en París en hoteles que antes pertenecían a los americanos y ahora a los saudís. De cualquier modo, este país es Francia y lo seguirá siendo por mucho tiempo, todavía no es China ni Arabia Saudí, por suerte, ni lo será nunca. Y forma parte de la decencia y del honor francés defender la paz, la libertad, y la dignidad, no sólo de este país, también de los demócratas del mundo.

Soltamos palomas para Liu Xiaobo. Y que se fastidien los flojos, los vendidos, los traidores.

Basurero con Dalai Lama

Martes, 23 Febrero 2010

Pudiera ser el título de una obra de arte de ARCO: Basurero con Dalai Lama, algo que evoque aquello de Naturaleza muerta con bibelot, o algo en ese estilo. Pero no lo es.

Se trata de la foto oficial que envió la Casa Blanca a la prensa, después de la entrevista -la que, por cierto, no ocurrió en el Despacho Oval precisamente- del presidente estadounidense Barack Obama con el representante en el exilio del Tibet, el Dalai Lama, lo que demuestra que Obama sintió la necesidad de subrayar un cierto “desprecio” diplomático frente al Lama para, de este modo, congraciarse con China, a la que había puesto muy bravita al anunciar que recibiría al anciano de todas maneras.

Fue peor recibir al Dalai Lama que si no lo hubiera hecho, para luego hacerle este feo. Aunque los chinos estarán de fiesta. Sin embargo, lo que nos ha revelado esta maniobra de Obama, es su verdadero talante -¿no era esta la palabra preferida de ZParo?-, en efecto, el talante del desprecio, de la mezquindad, hacia una persona, a la que no debió permitir, ni un sólo instante, sea solamente porque ha sido su invitado, de que se le sacara del inmueble como a un mendigo, por la puerta de los basureros, que además se le fotografíe, y para colmo sea ésa la fotografía que la casa de gobierno decidiera entregar a la prensa. Una vulgaridad sólo a la altura de los Catro, Chávez, Morales, Ortega, y demás comparsa.

Para colmo -como bien escribe Charlie Bravo-, Obama decidió regalarle al sabio hombre unos yugos; tremendamente significativo el error o la mala idea, porque, el Dalai Lama, no usa camisas de mangas largas, ¿dónde entonces podría colocar esos yugos? Al menos que el presente sea un lapsus, un error, un paso en falso, o un símbolo que querría decir: usted se merece el yugo. Sin precedentes.

No sé cómo se habrá sentido el Dalai Lama ayer, cuando vio sus fotos en la prensa, seguramente mansamente irritado, que es a lo máximo que imagino yo que pudiera llegar un hombre de éstos, de paz, y de todo lo demás por lo que tantos lo admiran. Pero lo que sí es cierto, es que los numerosos seguidores del representante del Tibet, están ahora mismo que trinan en contra de este acto tan miserable por parte del presidente norteamericano. Repito, sin precedentes.