Blogs

Entradas con etiqueta ‘Cuba’

Carta abierta a Michelle Obama

Martes, 12 Marzo 2013

Carta abierta a Michelle Obama.

Sra Michelle Obama

Primera Dama de los Estados Unidos de Norteamérica

Señora:

Desde hace más de medio siglo, 54 años, mi país, Cuba, sufre una de las más crueles tiranías comunistas bajo el mando de la familia Castro. Ni un solo día desde el año 1959 hasta la fecha ha habido libertad en la isla, las cárceles llenas, represión tortura, asesinatos políticos, falta de libertades, son el pan de cada día en la isla.

El problema racial en Cuba se acrecentó con la llegada de los Castro al poder. En mi país golpean salvajemente a las mujeres y hombres, cualquiera que sea el color de su piel, a diario. Pero el odio del régimen se descarga con mayor encono en contra de las mujeres de piel negra. Como ha ocurrido en días recientes contra la opositora Yris Tamara Pérez Aguilera.

El 18 de marzo próximo hará un año que la opositora Sonia Garro Alfonso y su esposo Ramón Alejandro Muñoz se encuentran encarcelados, sin juicio y sin sentencia. Ella padece de un quiste en el riñón y está gravemente enferma, él de una úlcera, no les permiten los medicamentos ni los alimentos que sus familiares les llevan a la cárcel. Su hija, menor de edad, se encuentra al cuidado de una tía, que también tiene tres hijos, y a los que han reprimido sin piedad las autoridades castristas.

Señora, usted es madre, usted es mujer, usted es afroamericana. Usted sabe lo que es llegar a la presidencia de un país exigiendo que todos sus derechos sean reconocidos, porque de ese modo llegó su esposo a presidente de ese gran país y usted a primera dama. En Cuba encarcelaron al Dr. Oscar Elías Biscet, así como a Jorge Luis Pérez García, conocido como Antúnez, por anhelar la libertad y la democracia para su país. Ambos son de piel negra.

Los cubanos necesitamos que el gobierno de Estados Unidos se una al pueblo cubano, que apoyen con sus palabras y sus actos a estas personas, que ustedes las nombren y apoyen públicamente para que sean más conocidas y puedan ser liberadas, con el fin de que se termine -como mismo se acabó en Sudáfrica- de una vez el Apartheid en contra del pueblo cubano.

El régimen castrista ha hecho irrisorias reformas cosméticas para mantenerse en el poder, no son más que recursos para ganar tiempo que hemos visto ya hacer en otras dictaduras. Esas reformas no deben ser consideradas como cambios reales. Bajo la tiranía castrista no creo que haya cambios que beneficien a los cubanos. Mientras que a algunos se les autoriza ahora a viajar, a otros se les encarcela y se les impide inclusive hasta salir de sus casas.

Fuera de Cuba se encuentra ahora la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler. Es una mujer valiente, de piel negra, que ha conocido de primera mano la crueldad de la represión y del racismo. A su esposo, Ángel Moya, ex preso político y opositor en activo, le impiden salir de su país. Usted debiera recibir a Berta Solerasí como a Reina Loina Tamayo, desde hace meses en Estados Unidos,  madre del mártir Orlando Zapata Tamayo, oirlas de viva voz, y apoyarlas. Es lo que se espera de personas que como usted misma ha dicho, han salido de muy abajo, de contextos familiares muy humildes, y han llegado a donde usted y su esposo han llegado con el apoyo de gran parte del pueblo norteamericano.

Reciba mis saludos,

Zoé Valdés

Escritora cubana en el exilio

Nota: Esta misiva se le hará llegar a la Primera Dama Michelle Obama en su versión original y traducida al inglés.

El disidente Regis Iglesias en la Cumbre de Ginebra por los DDHH

Viernes, 22 Febrero 2013

Así es como todos debiéramos defender la libertad de Cuba. Unámonos a ellos:

La miseria visual del cubano

Sbado, 16 Febrero 2013
Llevo años viendo cine cubano, nunca el cine cubano me ha parecido de una miseria visual tan espantosa como la actual. Para colmo, no se trata solamente de miseria visual, además ya aburre el llantén, la mariquera, como quieran llamarle, del monotema: las necesidades de todo tipo culpando, claro está, al mal llamado “bloqueo” norteamericano, y dándole siempre un margen de credibilidad, confianza, sino toda la devoción, al régimen que los oprime y censura. Está claro que si los cineastas no lo hacen no existirían ni siquiera esas películas tan mediocres.

Lo peor es cuando ese miserabilismo servil y visual se instala también en los mensajes que un grupo de supuestos opositores quieren hacer pasar, con una decoración del mensaje bastante atrasado y pueril, al mundo que ya no percibe del mismo modo esos significados. No es falta de información, por cierto, puesto que los cubanos siempre han zancajeado la información, de lo último en arte, antes que el jabón que los baña y perfuma y el bocado que debiera alimentarlos. Pero nadie da lo que no tiene, dice la Biblia. No espero nada. Todavía no he visto en Cuba la altura de una Nedda en Irán, que solamente manifestaba con un velo cubriéndolo el cabello, vestida de manera natural, como una joven más entre las manifestantes (ojo, que una mujer lo haga en Irán vale su peso en oro). Claro, en eso le fue la vida. La miseria espiritual del cubano es ya notable, como su pendejería.

La miseria visual del cubano va a la par de su extrema miseria musical, en un país en que todo era música. Y así lo mismo con la pintura, cualquiera que junte cuatro palos amarrados con una soga y cínicamente le llame a eso balsa, ya es denominado como excelso artista, y si además ensaliva a los Castro con loas y martillos, alcanzará la categoría de un Lam, sin la obra, por supuesto, pero con mucha politiquería que es lo que vale ahora en todo.

La miseria visual del cubano además se ha convertido en una astucia. Mientras más miserables, más festivales de cine, más ferias de arte, más prensa, los encumbrará. Y no me refiero a los temas, que no es lo que juzgo, no, me refiero a la carencia absoluta de una cierta elegancia necesaria, imprescindible, la del artista verdadero que guarda una cierta ética emocional, reflexiva, y sobre todo social, frente a la realidad.

Los opositores no son artistas, no todos, pero algunos hasta se venden como medio artistas o medio opositores para escapar por cualquiera de las dos vías. El tema es “escapar”. ¿Escaparán? Dudo que de la mediocridad se escape tan fácilmente. La miseria visual entonces no radica solamente en el ojo, sino más bien en el espíritu.

Porque cuando no puedes ser Nedda, de nada vale que quieras venderte como si lo pudieras ser, o peor, como si lo fueras.

neda2.jpg

Nota aclaratoria: Me refiero a Nedda porque las obras de los artistas que surgieron tras el asesinato de Nedda, pese a vivir en un país tan cerrado como Irán donde la imagen es considerada provocación antirreligiosa y su autoría puede costar la muerte, han sido en su gran mayoría de una riqueza visual extraordinaria, y sin tanto alarde alrededor de una firma. Por algo será.

Llamado urgente en contra del nombramiento de Raúl Castro en la CELAC

Martes, 29 Enero 2013
Estimados amigos y colegas de Centroamérica, Suramérica y España:Como habrán podido observar en los últimos días en el Encuentro de mandatarios de América Latina y del Mundo ocurrido en Chile, convocado por la CELAC, se ha recibido en su seno a uno de los tiranos más longevos y crueles del mundo: Raúl Castro, o lo que es lo mismo -al ser investido por su hermano Castro I, en lo que podemos considerar un nombramiento dinástico antidemocrático-: Castro II.Después de más de medio siglo en el poder, cincuenta y cuatro años, el dictador Castro II ha sido invitado a una reunión en la CELAC, junto a otros presidentes elegidos democráticamente, y además, para colmo, ha sido nombrado Presidente de honor de dicha institución, la que, no nos llamemos a engaño, al ser propuesta y creada por Hugo Chávez, no duden ni un instante que también es una creación de los hermanos Castro.Es una vergüenza, estimados amigos y colegas, que un personaje tan oscuro, que un criminal, cuyos crímenes se pueden demostrar, como fue los crímenes del Remolcador Trece de Marzo donde murieron más de setenta personas, entre ellas doce niños, el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, así como los innumerables encarcelamientos, fusilamientos y desapariciones cometidos bajo sus órdenes, sea nombrado representante de todos los ciudadanos centroamericanos, suramericanos e hispanos del mundo libre.No debemos aceptarlo calladamente. El futuro de Centroamérica, Suramérica y España depende de nosotros, es para nuestros hijos. Ellos heredarán el resultado de nuestras demandas y de nuestra lucha. No podemos tolerar de ninguna manera que un asesino, que los asesinos Castro, y ahora de manera puntual y directa Raúl Castro, se erijan en ejemplos para los niños y jóvenes centroamericanos, suramericanos e hispanos. No es justo que unos usurpadores, que unos ladrones, que han usurpado la libertad y la democracia, que han robado todo un país al pueblo cubano, haciendo de sus tierras su finca personal, que han sido injerencistas brutales en vuestros países, sean los que hoy nos representen y sean erigidos como modelos a seguir.

Hago un llamado a todos los escritores y artistas de Centroamérica, Suramérica y España para que protesten, por cualquier medio que crean posible, o firmando debajo de esta carta, con el objetivo de enfrentarse firmemente en contra de esta decisión, y exigir la retirada de este oneroso nombramiento, o de lo contrario la CELAC perdería toda credibilidad (si es que alguna vez la tuvo) y debería desaparecer como institución, al no ser considerada tampoco  por nosotros representativa de la justicia, de la libertad y de la democracia.

La historia de nuestros pueblos, de nuestro continente, es tan real como imaginaria, gracias en buena medida a la obra de todos nosotros, poetas, escritores, pintores, cineastas, músicos, arquitectos, científicos, pensadores, pero también esa historia ha padecido desdichadamente de manera más real capítulos nefastos, aunque esté llena de hermosos momentos y de ejemplares epopeyas que no debiéramos manchar sumándole otro capítulo aciago que sólo nos avergonzaría más de nuestra propia historia. Una historia en la que participaron nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros ancestros, dejándose la vida en ello.

Basta ya de soportar mudos la zangaletonería política, basta de permitir que los dictadores, tiranos y caudillos se apoderen de nuestros destinos y jueguen a su antojo con el porvenir de nuestros hijos, basta ya de entregarles nuestras existencias para que hagan de ellas sus macabros jardines infernales. Hay demasiada hambre en el mundo para aguantarles sus pujos (y no gracias) y sus funestos experimentos exterminadores en contra de los que se merecen la verdad: los auténticos “pobres de la tierra”. ¡Libertad y vida!

Reciban un fuerte abrazo,

Zoé Valdés.

Nota mía: Agradezco que esta carta sea divulgada en la mayor cantidad de medios posibles.

Y los bárbaros no llegaron… Arrancaron…

Martes, 15 Enero 2013

Décadas amenazándonos con “los bárbaros”, como en el poema Esperando a los bárbaros de Constantino Cavafis (con perdón por semejante comparación), que si los bárbaros llegarían e invadirían, arrasarían y nos matarían a todos.

Tanto nos fundieron el coco con lo del supuesto barbarismo de los “bárbaros”, esos que irían a acabar con la isla entera y sus alrededores, que terminamos cogiéndole una especie de admiración, cariño, un poco de compasión y hasta empezamos a imitar a los “bárbaros”, a querer ser -envidia incluida-  a todo costo como ellos, iguales de la cabeza a los pies. Y es que a la larga descubrimos que lo inmensamente “malo” de los “bárbaros”, en realidad era más que bueno, rebueno.

Entonces, ni cortos ni perezosos, nos dimos a la tarea de hacernos también “bárbaros”. Algunos lo asumimos frontalmente, nos esforzamos en ello, y terminamos por pedir la nacionalidad “bárbara”, allí donde nos cogiera el barbarismo, la bestialidad y el salvajismo, valga la reiteración, pero no duden en que hay que subrayarlo.

Otra enorme cantidad, la gran mayoría de Aquellos Isleños, prefirió quedarse y seguir fingiendo que aguardaban aguerridos a los “bárbaros”, cuando en realidad se iban convirtiendo, poco a poco, en seres espantosamente aburridos y perezosos, en algo peor que los “bárbaros”, en carneros oportunistas, en Aquellos Putrefactos. Un paso fundamental para una nueva especie…

El tiempo pasó, y varias generaciones de “bárbaros” fueron formándose, como algo novedoso, dentro de Aquella Basura. No perfeccionaron el barbarismo, no, lo empeoraron. A los disidentes los transformaron en “bárbaros” reciclados del castrismo. La sinvergüencería se constituyó en el único móvil de esos “bárbaros” de nuevo diseño. Tanto, que un día una de ellos escribe sobre las principales razones para querer quedarse en el país, obviando que ya vivió fuera de él, borrando también que muchos exiliados fueron obligados al exilio y que un burujón de presos políticos debieron aceptar el destierro. Apenas unos días más tarde, la misma persona brinca de alegría porque la tiranía le ha prometido la autorización de salida del país, como se lo ha prometido a otros “bárbaros” del nec plus ultra, según cuenta entusiasmada. ¿Y ahora quién cuidará al perro, quién regará las matas, quién trenzará la pendijitis de la extrañeza y bordará el melodrama del desaliento hipocritón…? ¡Qué se pudran!

Así que los “bárbaros”, nunca llegaron. Más bien, “nuevos bárbaros” se hicieron del poder, cualquiera que sea, el grande como el pequeño poder. Y  se comenta que ahora arman largas colas para pedir pasaportes, ¡esa arma antigua del enemigo!, con la intención de entrar y salir -según la plusvalía marxista de cada “nuevo bárbaro”-, y también según le salga de los timbales al régimen, que es el que siempre al final administra los destinos y dicta la última orden.

De modo que los “nuevos bárbaros” se largan, a invadir, qué digo, a conquistar las tierras que durante años despreciaron y odiaron hasta la perversidad de añorarlas en secreto, y a las que, por supuesto, seguramente querrán modificar y acotejar a su antojo, dado que la perfección los asiste.

Prepárense para los Mc Donalds de claria, los batidos de moringa que sustituirán al guarapo en Miami y al champán en Europa. Prepárense para un Cederre en cada esquina, y para la mariconá ambiental. Prepárense para la plaga, que será peor que el nivel de contaminación en China ayer -contentemos a los ecológicos-, y que la guerra en Irak -para contentar a los pacifistas. Prepárense, porque ahora observaremos con la quijá en el piso, nos las tendrán que recoger con pala, que aquellos que ansiaban la libertad de internet, empezarán a exigir internet gratis, y ya los verán haciendo discursos en las tarimas y tribunas públicas deseando que la sociedad libre se adapte a la mentalidad esclava. Nos sorprenderán promoviendo y siendo los protagonistas de las revoluciones de cualquier primavera diseñada desde twitter y, claro está, serán nombrados los seguidores y hasta los consejeros y capellanes de los indignados del mundo. Prepárense para la puñalá trapera, el dobladillo zafa’o, el manoteo, y el cuchillo como mondadientes.

Entre tanto, algunos, otros “bárbaros” del exilio, pero “bárbaros” en el sentido cubano de la palabra, a la inversa, se instalan por el contrario en Aquella Piltrafa, y sólo regresan a los países donde mantienen un estatus de exiliados para cobrar la pensión, renovar el pasaporte, beneficiarse del seguro social, del paro, y a verse con los médicos. Algunos inclusive buscan recuperar lo perdido y negociar con quien sea y p’a lo que sea, Raúl, con quien sea… Recién he leído, que un político de esos más “bárbaro” que Barbarito Diez, se negará a apoyar la demanda internacional de investigación sobre el asesinato de dos opositores porque, porque… que lo diga de una vez, porque le puede mucho la antillana y el acero.

En fin, que los verdaderos “bárbaros” nunca llegaron. “Esta gente, al fin y al cabo, era una solución”. Pero terminaron por rendirse. “¿Y qué va a ser de nosotros ahora con tantos ‘hombres nuevos’ bárbaros?” ¿Hacia dónde exiliarnos? De cualquier modo, bienvenidos, y adiós.

Lucrecia, pedazo de alma

Mircoles, 19 Diciembre 2012

lucrecia_1.jpg

No solo es una gran artista, es una mujer generosa, amiga sincera y solícita. Siempre sonriente, siempre positiva. Eternamente divina. Elegante, toda pasión, toda alma, toda ilusiones. Pedazo de artista con una tronca de alma. El proyecto de esta entrevista nació meses atrás, a raiz de su concierto y de mi conferencia en Begur, pero en realidad hace mucho tiempo que vengo pensando en ella como personaje de alguna obra teatral, o como protagónico de una película, o de algún sueño, y por qué no de una novela. Ya lo fue de un cuento, en aquella Nefertiti habanera. Admiro a Lucrecia, la quiero por todo lo anterior, y porque ella sabe siempre cómo mostrar el camino de la serenidad y la paz.

ZV: -¿De dónde te sale esa voz tan sensual y al mismo tiempo tan potente que pareciera que empapa corazones y moldea las piedras? Creo que hiciste estudios de música clásica, ¿o me equivoco?

LUCRECIA: -Muchas gracias por tus halagadoras palabras. Yo estudié música clásica en la especialidad de piano. Por lo que el coro fue una asignatura constante durante toda la carrera. Es cierto que te educa la voz, recibes clases de técnica vocal, el repertorio es amplio. Aunque mis breves contactos con César Portillo de la Luz e Isolina Carrillo fueron determinantes para saber lo que quería y cómo quería cantar. Portillo de la Luz, me dijo que tenía que dejar de cantar con  voz coral, pues esta emisión de la misma es para empastar con las demás voces y no para ser solista. Además me aconsejó que escuchara cantantes a los que yo admirara, y que los imitara. Así hice, escuché, aún más a Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald, Bola de Nieve principalmente. Luego, con Isolina Carrillo recibí clases de repertorio y  me enseñó a luchar por mi carrera como cantante, pues por ser pianista no debía dedicarme a cantar, debido a las normativas de las empresas de allá, en Cuba. Isolina Carrillo fue la Presidenta del Jurado en mi  1er exámen, donde yo optaba por la categoría de Cantante de Música Popular Cubana, dentro de la Empresa. Cuando terminé mi prueba dijo: -“¡Si no dejan que Lucrecia continúe como cantante Cuba perderá una gran voz!”-. Todos se quedaron callados y asombrados.  Pues se sabía que ella no solía emitir estos juicios  por norma. Yo me quedé helada,  y aquí me tienes, llevando de bandera otra máxima de Isolina Carrillo: “¡Sé tú misma allá donde vayas y siempre respetando a todos cuantos conozcas!” . Mi voz es la mezcla de todo lo que he oído, estudiado y vivido. Canta mi alma.

ZV: -¿Cómo iniciaste tu carrera musical?

LUCRECIA -Mis inicios fueron desde la escuela, siempre he tenido inquietudes, cantando, componiendo música para niños, canciones, deseaba ser actriz.   Después de graduada me dediqué enteramente a la música y las demás disciplinas artísticas volvieron a mi otra vez. Empecé cantando en Anacaona. Al poco tiempo inicié mi carrera como solista en España y aquí he desarrollado a plenitud toda mi carrera como artista.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres? ¿Cómo fue tu infancia?

LUCRECIA: -Soy de La Habana, nací en el Vedado, me crié en Guanabacoa y luego fuimos a vivir al Nuevo Vedado. Mi niñez muy sencilla y tranquila, ¡estudiando mucho! Siempre  he compartido la música con la enseñanza básica. Así que cuando los demás niños jugaban yo estudiaba, y entonces me tenían que esperar siempre en el muro del jardín. Jugaba a las muñecas, a los escondidos, montaba mucha bicicleta, al pón, la suiza y corría mucho, -así me partí el diente-. La vida en familia es mi principal recuerdo feliz: los fines de semanas maravillosos, comidas familiares, la música con Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan, Dave Brubeck, Ray Charles, Fran Emilio por parte de mi papá y sus amigos, que venían a casa. Música clásica por parte de mi mamá y también el son, y bailar mucho. Cuando menos te lo imaginabas se formaba el bailoteo. Las congas en los carnavales habaneros y arrollar en las comparsas me volvían loca. Y con mi hermano escuchaba música americana soul, pop, Aretha Franklin, Barry White, Jackson 5  y una emisora americana, la WQAM.

ZV: -Tuve el privilegio de asistir a un concierto donde compartí palco junto a tus padres recién llegados de Cuba mientras tú cantabas con Chavela Vargas. Percibí la emoción de ellos, indescriptible… ¿Cómo llevan tus padres vivir fuera de Cuba, y cómo ven tu carrera?

LUCRECIA: -Me acuerdo perfectamente, Zoé. Mis padres son muy importantes para mí, comparto con ellos todo, mis sentimientos, trabajo, proyectos y justo en ese concierto, como bien recuerdas, ellos acababan de llegar de Cuba y el asistir a un concierto de Chavela Vargas, tan querida por todos los latinos, interpretando con ella canciones que vivieron y cantaron, donde además actuaba su hija, era un orgullo total. Además de lo que significa Chavela para todas las mujeres: ¡Libertad con letras mayúsculas! Es lo que nos dejó como legado, con toda la carga emocional y vital a la que estamos destinadas las mujeres, Chavelona vivió su vida como buenamente entendió y eso también me lo comentó mami al salir del Palau de la Música. El asunto de vivir fuera ha sido un descubrimiento también para ellos, nadie piensa a su edad vivir lejos de los suyos y de su tierra, pero lo llevan bien, han hecho amistades aquí, aunque la vida en Europa es muy diferente a la Cuba, pero continuamos encontrándonos los fines de semanas en armonía y con risas.

ZV. -Has tenido la oportunidad de actuar con grandes personalidades de la música y del canto, ¿podrías recordarlos y contar alguna anécdota que prefieras, o varias de ellas, si quieres?

LUCRECIA: -Es fantástico haber tenido tan lindas e importantes colaboraciones, tanto en la escena como a nivel discográfico y literario. Se trata de admiración y respeto mutuos. Comienzo con  el virtuoso saxofonista cubano Paquito D`Rivera, tuve el honor de cantar junto a él  en mi disco y Concierto en Gira  “3 Generaciones” de la música cubana.  Paquito me llevó a tí, Zoé Valdés, quizás fue el estreno literario de tu relato “Nefertiti Habanera” que luego formó parte de tu libro “Traficantes de belleza”. Y así se editó un libro para que saliese junto a mi disco “Pronósticos” editado por Universal España. Junto a prestigiosas personalidades españolas que  escribían sobre mi trabajo, el célebre pianista Tete Montoliú, el también prestigioso presentador de televisión Andreu Buenafuente y el crítico musical y periodista Diego Manrique.

Como dijimos he cantado junto a Chavela Vargas, con Chavela hicimos varias giras y entablamos una amistad muy linda, de ahí salió que tomase el “Trifásico” tila, poleo menta y manzanilla. Con La Reina de la Salsa, Celia Cruz, compartí escenario, discografía ¡gracias a Dios! Con ella tengo anécdotas preciosas y emocionantes. Celia me ha inspirado varias canciones: “Mi zurrón”, “Agua con azúcar y ron”, “Ese huevo quiere sal”. Compartir con ella en la escena fue excepcional. Compartimos también comidas tranquilas y familiares. Celia es un vivo ejemplo de la tenacidad y profesionalidad. Tengo, gracias a Dios, una larga lista, hoy me he centrado en los más significativos para los cubanos y latinoamericanos.

Con el actor y director de cine Andy García tuve el honor de cantar  juntos en el disco “Álbum de Cuba”, en las canciones “Guantanamera” y “La Cuba mía”. Grabamos en Los Ángeles, fue un día memorable, de sólo pedirle que declamase para no abrumarlo, él se preparó con muchísima ilusión y pasión  por la música tradicional cubana para: cantar, tocar el bongó y hasta puso  voces en  “Siboney”,  en esta versión  a cappella, además tuvo la  amable deferencia de invitarme junto con la presentación de su película “City Island” en el Show de George López  para cantar “Guantanamera”  del disco “Álbum de Cuba”. El disco fue  nominado a Los Grammys 2010.  Andy es un grandísimo profesional y ¡bellísima  persona!  ¡Trabajé y grabé con el Maestro Cachao! Grande entre los grandes, lo conocí a través de Andy García,  y canté bajo su batuta en varias y hermosísimas ocasiones, y también gozamos de la gloria en la Historia de Cuba gracias a Cachao, por formar parte de su disco Homenaje Póstumo “The Last Mambo”, Ganador de Los Grammys Latinos y Americanos´, editados por la Compañía Eventus y Sony en América.

ZV: -Has hecho cine de ficción, y el documental Balseros, cuya banda musical, de tu autoría, estuvo nominado al Oscar, ¿qué experiencia has sacado del trabajo con otros actores, y además de ser dirigida por realizadores españoles?

LUCRECIA: -La película documental Balseros está basada en personas que salieron de Cuba y se les hizo un seguimiento antes de salir, confeccionando su balsa. Luego se filmó el tiempo de espera en la Base Naval de Guantánamo, su destinación a EEUU y finalmente cómo se desarrollaron sus vidas después de estar instalados en los diferentes Estados norteamericanos. No son actores, todo era espontáneo, incluídas sus intervenciones. Ellos nos dieron sus frases para vincularlos con la música, y ahí es donde entró el director Carles Bosch, que a su vez me dirige para componer, dando su punto de vista en este sentido, además, por supuesto, de lo que me inspiraron las dramáticas escenas que vividas por ellos. Escenas también alegres, como por ejemplo, en el momento del encuentro con sus familias en EEUU, tristes al recordar sus hijos y madres que quedaron en Cuba. Fue una experiencia preciosa y enriquecedora, pues hice música a partir de todo lo que veía y sentía como cubana. La nominación de Balseros a los Oscar creo que fue el mejor premio para todos los inmigrantes del mundo.

lucrecia_interior.jpg

ZV: -Los niños, y también los adultos, pudieron tenerte todas las mañanas en Los Lunis, el programa televisivo infantil… Y he notado que durante tus presentaciones los niños se te acercan mucho y conversan animadamente contigo, también has escrito libros para ellos… ¿Cómo ha sido tu experiencia con ese trabajo que tiene tanto que ver con la educación? ¿Qué dice Ian, tu hijo?

LUCRECIA: -La experiencia en TVE es absolutamente importante para mi, es un antes y un después en mi carrera. Por tener como amiga a la cámara para llegar con mi alma a los niños y niñas del mundo, aprender guiones rápidamente, la interpretación como actriz, recomponer la relación con toda la familia de cara a mi vida, ya que entraba en la casa de todos el día entero durante siete temporadas, fue impactante de manera personal. Me convertí en una más de la familia. A través del programa me solicitó la Editorial 62 del Grupo Planeta, para que escribiese un libro, y se editaron tres titulados Besitos de Chocolate, frase que se acuñó en otro programa de televisión “Menudas Estrellas” y posteriormente todos han hecho suya mi frase de amor. Con Los Lunnis he desarrollado todas mis inquietudes artísticas, que como te comenté, desde niña ya las sentía y persistía en ellas. Es importantísimo para mi carrera este paso por la televisión. Mi hijo vivió todas las sensaciones: de llorar por no estar Mami, de hacerme caso a través de la televisión con consejos alimenticios, de asombrarse cuando me veía en la tele y al mismo tiempo yo me hallaba a su lado, entonces decía con la cara feliz –¡mira dos Mamis! De molestarle que me pidiesen autógrafos, de sentirse orgulloso de ser hijo de su Mami, popular y querida, tanto que ahora es él quien se brinda para hacer las fotos cuando se acercan.  Es complicado y al mismo tiempo muy hermoso ser popular, pero lo hablamos y razonamos para que no le haga daño y, sobre todo, porque yo soy tal como soy en casa, donde se vive con normalidad, así que eso facilita también las cosas.

ZV: -Tengo todos tus discos. Me gustas en el bolero, en la guaracha, en todo… ¿cuál es tu preferencia? ¿O tal vez no la tengas?

LUCRECIA: -Qué orgullo saberme querida por tí, sabes que es mutua la admiración y el cariño. Todos mis discos me encantan todos tienen su momento, su historia, todos los géneros cubanos me encantan y sigo estudiando y pensando cómo abordar cada canción. Ya sea bolero, son, guaracha, pues cada disco y cada actuación queda en el recuerdo del público y se ha de llegar con toda la profesionalidad y respeto que se merece.

ZV: -Has interpretado varias canciones con el tema de Cuba, de los balseros, de la libertad, de tu gente, “tu gente quiere bailar, tu gente no quiere que le coman la cabeza”, ¿crees que los músicos deben opinar sobre política o callarse y dedicarse solamente a su trabajo?

LUCRECIA: -La canción es  tu toma de posición ante la vida. Soy positiva y crítica y ese es el camino que tenemos los artistas para decir quiénes y cómo somos, cómo pensamos y qué queremos para nuestra gente, que nos sigue. Como digo en “La noche de la Iguana”:

Por decir la verdad, qué perder

Por  decir lo que tú piensas, qué perder

Por  hablar sin problemas, qué perder.

Por ser libre cada cual, qué perder.

Para Mi Gente ya sin nada! Qué perder.

ZV: -Eres una persona encantadora, lo que se dice buena gente, grande, amable y cariñosa con todo el mundo, de mucha nobleza, ¿qué le dirías a los cubanos de Cuba y a los del exilio?

LUCRECIA: -Gracias por todas frases elogiosas, Zoé… Es difícil hablar de respetar en este tema cuando no lo hay, el tiempo lo pone todo en su lugar, mientras tanto, cada cual que sea libre de pensar, soñar y luchar por lo que quiere y La Caridad del Cobre quiera; como le dediqué a Celia Cruz en una inspiración de la canción “La Cuba mía”

Oye Celia, en un campo florido, a todo el pueblo cubano unido en un abrazo soñé a La Cuba mía.

ZV: -¿Próximas actuaciones, proyectos?

LUCRECIA: -Acabo de terminar mi gira “Eternamente Cuba” en la que he fusionado mi música cubana con otros estilos y agrupaciones musicales. Canté en Miami, Holanda y en toda España. Ahora preparo mi próxima Gira 2013 y estoy pensando en cantar mis composiciones, por eso le estoy pidiendo a mis amigos de Facebook que me digan cuáles les gustaría que incluyera en mi repertorio. Subo mis canciones compuestas y registradas en mis trece discos y se han visto eclipsadas por el single elegido en ese momento.  ¡Y es muy importante, he de musicalizar tus poemas!

ZV: -Muchas gracias, Lucrecia, tronca de artista, como se dice en Cuba, y como se dice en España: pedazo de artista.

LUCRECIA: -Mil Gracias a tí, mi querida y admirada Zoíta. ¡Felices Fiestas Navideñas a todos!

Web de Lucrecia

Síguela en Facebook

Escúchala aquí.

Su Canal en You Tube.

Arrasó el castrismo en las regionales de Venezuela

Lunes, 17 Diciembre 2012

Para aquellos que todavía creen que ha sido el chavismo el que venció en Venezuela en las pasadas elecciones presidenciales, les diré que están equivocados. Tampoco triunfó ayer el chavismo en las regionales. El modelo que se ha impuesto, a través de la figura de Hugo Chávez, ha sido el del castrismo. Y eso de “la figura de Hugo Chávez” es un decir, porque Chávez ni siquiera ha estado presente debido a la situación de invalidez en la que se encuentra, recién operado de una gravísima dolencia. Es un hombre inepto para el mando, fuera del juego, incapacitado para dirigir no ya un país, ni siquiera un puesto de fritas.

De modo que lo que ha ganado en Venezuela ha sido un modelo, el modelo castrista importado, impuesto y solidificado en las mentes venezolanas. El mismo modelo opera ya en Argentina, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Perú (todavía le falta, pero llegará a ello), entre otros.

A mi juicio, lo más impresionante es que un país como Venezuela, con la tremenda oposición que tiene, ni siquiera pueda perder de manera menos evidente en las regionales. Y es que eso es el modelo castrista, se va colando poco a poco, va sembrando la intriga, la duda, modifica alternativas, vacía las mentes, las rellena de su monserga barata y tiránica, destruye los espíritus, devora las energías, tritura las fuerzas y convierte al ser humano en un modelo orweliano de gran sofisticación.

Desde hace años me inquieta lo que ocurre en Venezuela, y por supuesto, desearía que por fin triunfara la justicia, lucho por ello, pero me temo que ya es demasiado tarde para que esto ocurra. El castrismo perfeccionó el horror, transformó al hombre hitleriano en hombre nuevo, y consiguió que la gente se adaptara masivamente a depender de una entelequia, no sólo a no poder vivir sin ella, sino a morir por ella.

Duele Venezuela. Y pronto dolerá Estados Unidos, un país que va por el mismo camino. Porque oyendo los discursos de Barack Obama, viéndolo en el lloriqueo constante que se ha montado, y sopesando sus buenas intenciones frente al castrismo, me huelo que muy pronto peligre la democracia en ese gran país.

Venezuela y compañía ya se perdieron. Cuba, hace mucho rato que no existe. Lo que queda es el castrismo.

Iliana: La Curra de Cuba y de Miami.

Martes, 27 Noviembre 2012

screenshot026.jpg

Iliana Curra en brazos de su mamá.

Llevo años oyendo acerca de Iliana Curra, y leyéndola. Esta mujer es una importante figura del exilio y de la oposición dentro y fuera de Cuba. Porque es una persona firme, clara, como podrán comprobar con sus agudas y concisas respuestas. No hay trastienda con Iliana Curra, con ella la verdad va por delante siempre. Y sin miedo a nadie, sin contemplaciones con los que no hay que tener ninguna, persevera con sus opiniones y con la razón, y no se deja meter el pie nunca. Su blog La Curra de Cuba se ha convertido en referencia habitual de los que saben que no podemos continuar regalándole el tiempo a los dictadores, a los esbirros, y a sus secuaces.

Mientras regresaba en el metro, desde la Biblioteca François Mitterrand, me dije que hacía rato tengo esta conversación pendiente con ella. Una conversación que podría extenderse, en cualquiera de mis próximas visitas a Miami.

ZV: –¿Qué recuerdas de la educación en Cuba? ¿De tus padres? ¿Dónde naciste? ¿Cómo eras de niña?

IC: -Mi educación en Cuba fue sobre marchas, himnos de guerra, consignas a gritos y una pañoleta de pionero comunista que nos imponían gracias a una “educación gratis” y revolucionaria.

Nací en el ultramarino pueblo de Regla, en La Habana en el año de la desgracia (1959), un pueblo pintoresco que fue perdiendo su brillo hasta convertirlo en parte de una Habana destruida como lo es toda hoy.

Fui una niña tranquila, con sueños que se fueron esfumando a través de los años en un país donde, soñar, se convirtió gradualmente en una pesadilla.

ZV: –¿Podías imaginar siendo una adolescente que te tendrías que ir de Cuba?

IC: -No, a pesar de todo me sentía cubana y que no cabría en otro lugar. Ya de joven me di cuenta que mi mente y mi cuerpo no podían seguir viviendo encerrados entre las rejas de una prisión llamada Cuba.

ZV: -¿Cuáles fueron las razones por las que te encarcelaron? ¿Qué defendías?

IC: -Comencé, junto a mi hermano y un grupo de amigos, haciendo propaganda clandestina con carteles y octavillas que decían “Abajo Fidel” y pidiendo democracia para Cuba. Defendía una libertad que nunca había conocido pero, que más allá de nuestro mundo cerrado, había algo que se llamaba ser libre sin tener que gritar consignas ácidas y absurdas. Fueron métodos simples y sencillos que en cualquier país libre puedes hacer sin enfrentar un castigo tan cruel como es la prisión. Al ser arrestada, estuve 84 dias en Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado y con un cambio de medidas esperando juicio, me fui a la casa. Inmediatamente me convertí en una opositora abierta en un grupo llamado Agenda Nacionalista.

ZV: -¿Cuántos años estuviste en la cárcel? ¿Cómo fueron esos años para tí y para tu familia?

IC: -Me condenaron a tres años de trabajo forzado (correccional con internamiento). Primero me negué a trabajar. Y al mes de estar en el lugar provoqué un motín debido a una reclusa que saldría de pase esa mañana con denuncias que yo había redactado y las guardias la golpearon impunemente.

Mi familia sufrió las consecuencias de mi rebeldía porque los castigaron a ellos de la manera más inhumana y cruel que se conozca al trasladarme hacia la provincia de Camaguey, a unos 600 kilómetros de La Habana. El traslado fue a una prisión de máximo riesgo, de mujeres, en Camagüey, conocida como Kilo-5, porque me cambiaron la medida y el correcional quedó atrás para pasar a prisión cerrada.

Especialmente mi madre sufrió mucho, además de la persecusión a que fue sometida, amenazas y registros.

ZV: -¿Podrías explicar los métodos de los carceleros?

Los métodos son, primeramente, enviarte a galeras con reclusas de altísima peligrosidad, viviendo el temor todo el tiempo de ser agredida físicamente. Vigilada por reclusas comunes que se prestan a todo por ganarse alguna simple prebenda. Acosada por la Seguridad del Estado y por un mundo hasta ese momento desconocido, donde tienes que convertirte en alguien extremadamente fuerte mental para evitar las trampas y las provocaciones. Es un poco difícil de explicar.

ZV: -Finalmente pudiste irte al exilio. ¿Era tu meta o fue algo impuesto por una u otra razón? ¿Qué tiempo llevas exiliada?

IC: -Vine al exilio casi inmediatamente de salir de la prisión. El sufrimiento de mi madre y mi familia tenía que parar de algún modo, pues mi carácter y mi rebeldía ya establecida harían que fuera nuevamente a la cárcel. Llevo 15 años en el exilio donde he mantenido mis convicciones e ideales con los cuales voy a morir, posiblemente lejos de mi patria.

ZV: -¿Saliste con toda tu familia o debiste pasar por todo un trayecto de dificultades para sacarlos a ellos después?

screenshot028.jpg

La mamá de Iliana Curra con su biznieto.

IC: -A mi madre la denegaron, increíblemente y tuve que pedir una reunión en Cuba con el Dpto. de Refugiados. Luego mi madre fue citada y, al venir yo para el exilio, ya estaba estaba aprobada para salir de la isla. Tres meses después nos encontrábamos en Miami las dos.

ZV: -Eres periodista, me parece que has hecho radio, ¿Has trabajado en Radio Martí o en otra radio?

IC: -No, no soy periodista graduada. Fue la carrera que quise pero que me fue imposible en Cuba. Nunca he trabajado en Radio Martí. Estuve tres años trabajando en “La Voz de la Fundación”, de la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA) (1998-2001) hasta que la cerraron, gracias al desinterés de Jorge Mas Santos, hijo del líder indiscutible, Jorge Mas Canosa. En el 2002 me vinculé al Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) que fueron directores de la FNCA que se separaron al no estar de acuerdo con lo que estaba pasando y crearon esta otra organización.

ZV: -¿Qué opinión tienes de lo que está ocurriendo acerca de Cuba en la actualidad, oposición, disidencia, exilio, viajes de artistas pro castristas y personalidades del castrismo a Estados Unidos, crees que es justo que eso ocurra?

IC: -Mi opinión sobre todo esto es que ha sido una labor de zapa permante del régimen castrista para minar de alguna manera el exilio y hacerlo implosionar. La famosa mano larga del comunismo que habla Eudocio Ravines en su libro, “La Gran Estafa” que ha llegado a penetrarse hasta en las altas esferas del gobierno norteamericano (léase la espía Ana Belén Montes). Ya se conocen nombres de esbirros que han torturado y cometido violaciones a los derechos humanos en Cuba, que han mentido al Dpto. de Inmigración para radicarse en los Estados Unidos.

Los viajes de artistas pro-castristas y personalidades de la dictadura a Estados Unidos es parte de un programa nombrado “Contacto de pueblo a pueblo” que ya lo habíamos padecido con el ex presidente Bill Clinton, pero que ahora ha sido reforzado con el Presidente Barack Obama, quien ha decidido ser flexible con enemigo, lo que ha permitido que en nuestro patio tengamos a personas que insultaron, vejaron, golpearon y hasta torturaron a los que ahora vivimos en el exilio. Es una total verguenza.

Y sobre la oposición o disidentes, se que existen muchos valientes que han sido pateados por hordas de la dictadura, que han sido encerrados injustamente, torturados, vejados y hasta asesinados, mientras una fracción de otros que se hacen llamar disidentes, viven por encima de la media, gracias al dinero que envía el exilio para la isla, convirtiéndose en “vacas sagradas” que nada hacen por Cuba y que apoyan hasta el levantamiento de restricciones para darle oxígeno al régimen. Es una innegable realidad que no podemos ocultar.

screenshot029.jpg

El hijo de Iliana Curra.

ZV: -¿Existe una juventud cubanoamericana a la que crees que se le pueda marear con estos viajecitos y cuentecitos, o crees que hay también una resistencia por parte de los hijos de los exiliados, nacidos y crecidos en Estados Unidos?

IC: -Los hijos de los verdaderos exiliados están muy conscientes de la realidad de Cuba, son los que entran en debates, foros y discusiones en inglés (que es su idioma) para aclarar puntos y hablar claramente sobre el tema. Gracias a Dios han sido criado con los valores necesarios para continuar este exilio.

ZV: -¿Tú crees que al gobierno los Estados Unidos le conviene que la dinastía Castro se consolide hasta sus hijos y nietos? ¿Por qué?

IC: -Obviamente ha habido siempre una actitud de tolerancia hacia los crímenes de la dinastía de los Castro. Un ejemplo cercano fue el derribo de las avionetas con cuatro pilotos de Hermanos al Rescate, donde la administración Clinton nada hizo al respecto. El crímen ha quedado impune y al final, la flexibilización cada vez es mayor, especialmente con administraciones demócratas, posiblemente llevando a Cuba al camino de la China comunista.

ZV: -¿Qué mensaje desearías mandarle a los opositores a Cuba? ¿Con cuáles te identificas?

IC: -Hay muchos opositores buenos en la isla, valientes de verdad que dia a dia arriesgan su libertad y hasta su vida. Arriesgan hasta la libertad de su familia, incluyendo hijos, como es el caso de Sara Martha Fonseca, para poner un ejemplo. Ahora mismo hay mujeres encarceladas que están viviendo un infierno en la prisión “Manto Negro” en La Habana, una de las cárceles más violentas en Cuba.

Mi mensaje es que nunca pierdan sus valores, su dignidad, su entereza y que sepan que hay un exilio que nunca las olvida, a pesar de la penetración, la flexibilidad de algunos llamados líderes en el Exilio, asi como la actitud del gobierno norteamericano, europeo y latinoamericano.

screenshot030.jpg

Iliana Curra con su hijo.

Humberto Fontova, sin guantes y sin hipocresía.

Jueves, 25 Octubre 2012

Humberto Fontova es un polémico ensayista y escritor, conocido en Estados Unidos por sus libros sumamente edificantes en contra de los mitos revolucionarios castristas, específicamente los del Che y el propio Fidel Castro. A mi juicio es una de las voces más importantes entre una generación de cubanoamericanos que no se dejan meter el pie por ninguna ideología políticamente correcta. No ha entrado en este negocio para contentar a nadie, ni para ser publicado en los medios de la izquierda recalcitrante, tampoco para que le hagan el cuento de nunca acabar de los buenos son éstos y los malos aquellos. No, él está aquí para contar su historia, la de sus padres, la de los cubanos, la de las víctimas del comunismo. No anda buscándose alabanzas, sino más bien discordias por expresar lo que piensa, y de manera muy valiente se quita los guantes, como todo un caballero, y con uno de ellos va abofeteando a los dormidos, a los engañados y a los descarados de este mundo. Para mí es un gran placer y un honor entrevistarlo.

screenshot006.jpg

La familia Fontova un mes antes de salir de Cuba (Humberto Fontova al lado de su padre)

ZV: -¿Cómo fue tu salida de Cuba? Sé que esto ocurrió en 1961, junto a tus padres, creo que viajaron directo a New Orleans en Estados Unidos.

HF: -Nuestra salida fue por Rancho Boyeros. Como la de muchos en esos días, pasamos por  “La Pecera.” A mi madre y a mi hermana le arrebataron los aretes y otras joyas que llevaban, mientras a mi padre se lo llevaron los del el G-2 (Policía Secreta). Imagínate a mi pobre madre. ¡Al fin tenían todos los papeles  de salida listos! Blah, blah, lo que ya conoces.  Me acuerdo bien de ese día:

“-¡¿Adónde lo llevan?!”

“-¡CÁLLATE!” -le gritó una miliciana a mami.

“-Bueno, entonces ¡nosotros NO nos vamos!  -mi madre llorando le gritó a mi padre que ya estaba un poco lejos en las manos de la policía  ñángara (comunista)- “¡Sin tí no nos vamos!”

“-¡SÍ se van!  ¡Lo ordeno! Lo que me pase a mí no lo sé, pero no quiero que mi familia siga viviendo  aquí, en un pais comunista!” -dijo papi mientras se lo llevaban.

Mami  agarró a mi hermana Patricia, a mi hermano Enrique y a mí, y marchamos hacia el avión. Me acuerdo bien de un avión lleno de mujeres y niños, la mayoría iban llorando. Llegamos a Miami, donde ya teníamos unos familiares. Esa tarde mami, completamente desesperada,, llamó  a  mi abuela (todavía en Cuba),  preguntó por papi, oyó la respuesta y se desmayó. (La primera y última vez que me acuerdo de algo así.)

Mientras unas primas atendían a mami, otra recogió el teléfono y también gritó: “¡Humberto está en el G-2!”

Estuvimos en Miami nada más que unas semanas, y seguimos para Nueva Orleans donde teníamos familia más cercana. Pasaron un par de meses  y mami recibió una llamada, atendió al teléfono y ¡otra vez gritó! Pero este era un grito de alegría.

Papi estaba en el aeropuerto ¡esperándonos!  De alguna manera encontramos a un amigo de un amigo de un pariente, que tenía un cacharro, y nos zumbamos todos al aeropuerto.

Jamás he olvidado esa reunión, ni el abrazo entre mami y papi.

Nunca averigüamos exactamente por qué lo cogieron preso, ni por qué lo soltaron. Así pasan los cosas con los ñángaras (comunistas). Papi (arquitecto) había conocido a Osmani Cienfuegos en la Universidad de La Habana, y más tarde Osmani lo quería  nombrar Oficial de Obra Públicas. Papi se negó, explicando  que  solamente quería sacar a su familia de Cuba.  Esto ocurrió  unos meses después de Bahía de Cochinos, y muchos cubanos comprendían que lo cosa sin la ayuda de los Estados Unidos ya casi no tenía remedio.

“-¡Ay, que horror!” -dicen  los presentadores de programas de  radio y televisión aquí en los Estados Unidos cuando les narro la salida de Cuba.

“-¿Horror?” -Yo aclaro. -“¡No, de eso nada! Miren, ¡nosotros fuimos de los dichosos! Hoy en día mi padre caza y pesca con sus hijos y nietos y sobrinos casi todas los fines de semana. Miles de miles, de miles de familias cubanas  sufrieron, y siguen sufriendo muchisimo peor. Lo de nosotros fue nada en comparación… Pero es que los norteamericanos, en general, incluyendo los muy educados, ¡no tienen la menor idea de lo que pasó y pasa en Cuba!

“-Miren,” -yo les explico-, “la mayoría de la familia Fontova estamos vivos y felices. ¿Quieren ver un  horror  verdarero?”  -Yo les aconsejo-. “Bien, pues vayan a ver El  Memorial Cubano en Miami. Ahí sí que tienen “un Horror.”

zoe1.jpg

En su casa de La Víbora.

ZV: -Me imagino que recuerdas poco de tu infancia en Cuba, ¿podrías hacer un ejercicio de memoria y contar algún pasaje de tu corta vida en La Habana?

HF: -Al contrario.  Recuerdo bastante, como puedes notar en mi respuesta anterior.  También  me acuerdo de Varadero, cuando la familia entera  ibamos los fines de semana. También  salíamos  a pescar en un botecito de remos. Me acuerdo del día en que el pobre dueño del bote nos dijo que ya no nos podía sacar más a pescar. Y nos enseñó su botecito. Estaba de boca arriba en la arena, acribillado de casquillos de balas.  Los milicianos se lo destruyeron porque muchos pescadores salían “a pescar” y acababan en Cayo Hueso, ¡quedándose allí, claro!

También me acuerdo bien de los tiroteos en la calle y de los bombardeos de la invasión de Bahía de Cochinos. Los aviones pasaron arriba mismo de nuestra casa en La Víbora.

Me acuerdo cómo me reía de los curas “gallegos” en Los Maristas y de cómo hablaban con la bemba p’afuera con su acento  “gallego.”   Pero la verdad es que eran curas decentes y maestros muy  buenos.

zoe2.jpg

Pescando en El Malecón habanero.

Y también me acuerdo cuando la policía agarró a mi primo Pedro de 21 años, que enseñaba clases de catecismo. Me acuerdo de los llantos de mi tía cuando la llamaron para que fuera a recoger  el cuerpo de Pedro, su hijo, que habían golpeado hasta la muerte.

todos.jpg

La familia Fontova en Nueva Orleans, en el patio de un restaurante en el Barrio Francés. Aniversario 59 años de casados de mami y papi, en diciembre del 2011.

ZV: -¿Cómo fue tu crecimiento en New Orleans, tu adolescencia y juventud?

HF: -Muy feliz, la verdad. Yo soy un típico “Baby Boomer,” ¡la generación americana más MALCRIADA en la historia!  Nada más que hay que pensar en la generacion de mis  padres, viviendo con la Revolucion, y de mis suegros viviendo durante la Depression y la Segunda Guerra Mundial. Al morir, mi suegro en 1987 era el ex-soldado  séptimo  más condecorado en el estado de Luisiana. Peleó en el Norte de África, en Salerno, en Anzio, en Normandie, ayudó a liberar París, después peleó en The Battle of the Bulge y acabó liberando  a Dachau. Fue herido tres veces, y murió en 1987,  de complicaciones de sus heridas de la Segunda Guerra  Mundial. Como él hay muchos de sea generación.

Mientras que para mi generación, era un sufrimiento ¡enorme! no tener  dinero para salir a una discoteca, ¡para bailar como un loco!  ¡O tener un asiento muy distante para ver claramente a los Rolling Stones en un concierto!

Lo reitero, la generación más MALCRIADA de la historia moderna, por lo menos en el caso mío. Y se lo debo a mis padres, que me sacaron de la Cuba estalinista a tiempo, donde mi crecimiento hubiera sido, vamos a decir, bastante diferente.

disco-che.jpg

En un baile con Shirley (se casaron un año más tarde de tomar esta foto) durante la era de la Disco. (”¡Nunca pensando que me parecía casi exactamente a Che Guevara!”)

ZV: -¿Por qué te presentas como un ferviente anticomunista y anticastrista? No son cartas de presentación que agrade a muchos todavía…

HF: -Tienes  mucha razón. Y no te olvides, también soy un “Recalcitrante” y un “Intransigente.” Debe de ser que no  tengo el talento para ser un hipócrita efectivo.

ZV: -Has publicado varios libros acerca de la historia más reciente de Cuba, sobre personajes emblemáticos. Esos libros también han sido traducidos. ¿Podrías hablarnos de ellos, de las recientes traducciones en Brasil, y del nuevo libro que saldrá muy pronto?

HF: -El libro de Fidel: El tirano Favorito de Hollywood fue traducido al español y al portugués. El del Che fue traducido al ruso y al portugués, todavía no al español.  Así que, vamos a ver.  Y el mes que viene sale otro The Longest Romance; The Mainstream Media and Fidel Castro (El romance más Largo; La Prensa Mundial y Fidel Castro).

cover1-the-longest-romance.jpg

ZV: -Hace muy poco leí un artículo sobre un libro en el que se presenta a Chanel como una colaboradora y espía de los nazis, es un libro de Hal Vaughan, titulado: En la cama del enemigo, Coco Chanel bajo la Ocupación. Era algo sabido sotto voce, sin embargo Chanel sigue siendo una marca muy cotizada. ¿Nos sucederá lo mismo con el Che Guevara, aunque en menor nivel, y salvando las distancias, desde luego, en cuanto a la calidad de los productos comerciales derivados?

HF: -Increíblemente la fama del Che me parece que se está complicando. Cuando salió  la pelicula Motorcycle Diaries en 2004, nadie se atrevía a criticarlo. El mito parecía estar intacto. Pero fíjense lo que pasó con la pelicula Che de Soderbergh y Del Toro.  No fue tan fácil para ellos. Hubo entrevistas donde los presentadores sí les hicieron un poco de oposición. Y fíjate lo que le pasó al Presidente de Mercedes Benz hace poco, acabo pidiendo perdón por usar al Che en un comercial. Y mira lo que pasa en Irlanda  ahora que quiren construir  un monumento al Che en Galway. Hay mucha oposición. Así que me parece que ¡AL FIN! está cambianda la cosa.

scan0001.jpg

Con sus hijos, en diciembre de 1986.

ZV: -Entonces ¿crees que ciertos mitos son indestructibles o no? ¿Cuál sería el papel del escritor, del ensayista que eres, para acabar con ellos?

HF: -No completamente indestructibles, como expliqué antes. Pero sí es dificil. A algunos de nosotros nos molestan tanto las mentiras que nos ponemos a escribir,  o  a hacer presentaciones, impartimos conferencias, o a realizar documentales, o lo que sea, tanto para tratar de rectificar la verdad (y burlarnos de los mentirosos y de los que se tragan tantas mentiras),  lo que también como una es como una forma de terapia, para  nosotros mismos, ¡para  evitar volvernos locos ante tanta comemierdería en el mundo en relación a la revolución  castrista!

ZV: -Has visto últimamente que Castro I se muere muy a menudo, y también resucita… ¿No es esto ya un poco cansón? ¿Qué crees que pasaría tras su muerte?

HF: Exactamente. En Babalú blog escribí un post con este mismo tema, usando dos canciones de rock:

La primera:  Won’t  Get Fooled Again (The Who)  (No nos engañan otra vez).

La otra de Phil Collins, I Don’t Care Anymore  ( Ya no me importa).

ZV: -¿Y si desapareciera primero Castro II?

HF: -Sería mucho mejor para el futuro de Cuba.

ZV: -¿Cómo ves a Cuba en la distancia y en el futuro?

HF: -No soy optimista, lo que le sorprende a muchos presentadores de TV y Radio aquí en los Estados Unidos, que es un país bien conocido históricamente por su optimismo. Pero como no soy hipócrita efectivo siempre les digo lo que pienso, y es que (¡ojalá que no!), pero no le veo remedio al problema cubano si no se elimina  del poder totalmente a la nomenclatura  castrista-militarista. Y eso me parece muy dudoso en la manera que va el rumbo y la conga… Mira, ¿por qué el puñado de militares que son dueños de Cuba irían, voluntariamente, a cambiar el sistema Castrista-Militarista? Les sirve muy bien.  No veo  muchos  cambios  verdaderos. El mundo entero ayudó a los Sudafricanos negros, el Presidente de Estados Unidos y el Papa ayudaron a los Polacos… Pero no veo a nadie ayudando a los cubanos. Solamente a sus opresores. Aunque ya todos sabemos eso desde hace rato.

ileana.jpg

Con la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen.

ZV: -¿Y cómo ves ahora, en plenas elecciones, a Estados Unidos? ¿Crees que volverá a ganar Obama, o que nos llevemos la sorpresa con Romney? ¿Qué cambiaría en relación a Cuba que uno u otro gane?

HF: -Mis grandes amigos Henry Gómez y Alberto De la Cruz de Babalu Blog, a los que yo considero verdareros expertos en este asunto, creen que Romney va a ganar. Si ellos lo creen, yo también. Así que en esto sí soy un optimista.

glenn.jpg

Debate televisivo con Glenn Beck.

ZV: -¿Te gustaría mandarle un mensaje a los cubanos de la isla?

HF: -Seguro, ¿qué les parece que el mundo los ha abandonado? Casi toda la prensa mundial, la gran mayoría de los gobiernos, la gran mayoría de las organizaciones internacionales, todas y todos ignoran al pueblo cubano y colaboran con sus opresores ñángaras. Esto asegura que su victoria, la victoria del pueblo cubano, cuando sea, ¡será  la más gloriosa!  ¡Porque no le deberá NADA a NADIE!

Unos pocos de nosotros en el exilio tratamos de informar sobre la verdad, y de vez en cuando logramos algo, pero no mucho… Aunque seguimos con la tarea.

screenshot024.jpg

Con Hunter.

Después de esta entrevista con mi apreciado Humberto Fontova, saldré a la calle a tomar el sol. Sí, hoy hace sol en París. Los parques vuelven a llenarse, y los metros se vacían, la gente vuelve a pasear al sol, en lo que sería o es ya un verano indio.

Nostalgia de dictadores

Domingo, 21 Octubre 2012

Leo en alguna parte de estos periódicos abundantes en basura y labia sensacionalista y baratucha, que en Libia un año más tarde, sigue imperando la violencia. Lo que era de esperar. Los dictadores amarran todo de la siguiente manera: Después de ellos el caos. Y cuesta, costará mucho, armar el cosmos de la paz, la democracia, y sobre todo, la justicia, en medio de las multitudes enardecidas y enceguecidas por la religión.

También leo que en Egipto toquetearon en la Plaza Tahrir, nuevamente, a una periodista francesa, agrediéndola sexualmente. No se podría esperar otra cosa de esos sádicos bárbaros formados en el islamismo radical, cuya única divisa es la del odio (un odio visceral contra las mujeres, ¿dónde están los movimientos feministas que no protestan masivamente?), el abuso y el crimen.

Por otro lado, me entero de que un grupo de emigrantes cubanos arremete contra los ‘falsos mitos’ de su país, y continúo leyendo pensando que los ‘falsos mitos’ no podían ser otros que el Che y los Castro, pues no, para estos espías infiltrados, pingueros y jineteras sin oficio y con mucho beneficio, los falsos mitos son los disidentes y los opositores, así como el verdadero exilio, que si nos ponemos a ver, todavía suman unos cuantos miles más que ellos. Pero que si seguimos dejándonos ahí estarán para hacerle el juego a sus verdugos, y pasarnos la cuenta a nosotros, los que hemos defendido, apoyado, y hasta costeado con nuestros impuestos, su salida del país.

Nada, que muy pronto, ya lo verán, el verdadero sentido del derrumbe de las tiranías, el de la libertad, se irá transformando en la simplona nostalgia por los dictadores, en mayor y más sofisticada opresión. Pero como en Cuba siempre llevamos un paso de avance y cinco hacia atrás, ya algunos sienten esa nostalgia de dos viejos cañengos que tenemos como tiranos. Nostalgia desde lejitos, por supuesto, aunque con el estómago lleno, pero todavía amordazados.