Blogs

Entradas con etiqueta ‘Francia’

Jorge Semprún en la memoria

Mircoles, 8 Junio 2011

La primera vez que oi hablar de él fue a través de un castrista, en Cuba, que decía que Semprún los había traicionado, que había traicionado a la revolución de Castro. Me reí. Por dentro, claro está. Que fuera Ministro de Cultura de Felipe González cayó muy mal en La Habana, dado que a través de los ministerios de Cultura a Cuba le entra ayuda (alimento para los castristas, por supuesto) por un tubo y siete llaves.

Lo leí en cuanto llegué a Francia, busqué sus libros en la Librería Española de la rue de Seine. Es una escritura salvada desde el olvido por el olvido. Cuando se ha vivido el horror lo primero es querer olvidar el horror, luego, de ese mismo olvido emerge la memoria. El mismo Semprún lo explicaba muy bien.

Coincidimos en varias actividades literarias y políticas en París. Era un hombre bastante callado, exquisito al hablar, y tajante en cuanto al castrismo. Participó en cuanto pudo por la libertad de los presos políticos en Cuba, desde aquella época del Hotel Lutétia junto a Yves Montand y otras personalidades de la cultura francesa e internacional, que habían demandado y exigido durante años la liberación de estos presos, hasta los presos de la Primavera Negra del 2003. Con él y con otras personalidades reclamamos su libertad en el Teatro Rond Point de París, y viajamos juntos a Estraburgo para hacerlo también.

En Estrasburgo tuve la suerte de pasear de noche junto a él por la hermosa Plaza y por los alrededores de la Catedral, hablamos de dictaduras, de política, pero sobre todo de literatura, y de los artículos que tanto apreciaba yo de su hermano Carlos Semprún Maura.

Cenamos en varias ocasiones en la casa del matrimonio Dominique y Marie-Laure de Villepin. Nunca evitó el tema de Cuba, y siempre de parte de nosotros, de los demócratas cubanos, de los perseguidos políticos.

Que descanse en paz un hombre justo.

Cannes: Festival de perros

Martes, 10 Mayo 2011

Cannes, otra vez. Fui miembro del Gran Jurado en el año 1998, hice amigos que jamás olvidaré, entre ellos mi querido Alain Corneau, que en paz descanse. Y tantos otros, que no nombraré para no alargar el espacio del post. Cannes es el festival de cine más regio del mundo mundial, pero también de los perros. De los perros directores, de los perros actores, de los perros fotógrafos, y de las perrísimas actrices.

En Cuba le llamamos “perro” a lo máximo, a lo que no tiene discusión, a lo extraordinario, a lo magnífico. De este modo, cuando Alicia Alonso bailaba la última Giselle, que la estuvo bailando alrededor de unos treinta años, siempre bailaba “la última”, además cada vez más ciega y más pesada, el público le gritaba. “¡Perra, perrísima!” Tanto le gritaban que ya en las últimas funciones levantaba la pata como si fuera a mear un árbol, en lugar de hacer un arabesque.

Cannes, sigamos mejor con el festival de cine, es un Festival perro, el más perro del mundo, insisto, donde nacen amores perros, y también odios perros -cuando no le dan la Plama de Oro a quien se la merecía, por ejemplo.

También es el festival más chic del mundo, con ese perro tapiz rojo, y esos perros culos de las modelos de L’Oréal, y de algunas actrices, y las perras tetas de las starlettes le paran el tolete a Masantín, el torero, mientras se pavonean por la orilla de la playa, y los perros caretones de los actores iluminan La Croisette, y los perros gritos de los fanes ensordecen a medio mundo.

Pero Cannes es también y sobre todo, el festival de los perrísimos filmes, y de algunos que dan perro aburrimiento

Aunque espero que este año, el perro cineasta que es Perro -digo- Pedro Almodóvar, gane por fin La Palma de Oro que se merece desde hace años, y que su película sea tan perra como las que nos ha legado en el transcurso de su carrera, y que los perrísimos Antonio Banderas y Elena Anaya, tan superperros ellos, también se lleven las condecoraciones a las respectivas y utramegaperras actuaciones.

Lo deseo perramente.

Bernardette Chirac

Lunes, 7 Marzo 2011

En estos momentos en los que el ex presidente Jacques Chirac será juzgado -ya casi nadie recuerda por qué, por presunto desvío de fondos cuando era alcalde de París- hemos visto algunas breves entrevistas con Bernardette Chirac, a la que no han conseguido sacar de quicio, ni removerle el terreno. Bernardette Chirac ha sido una de las Primeras Damas de Francia que se ha comportado de una manera sumamente discreta, y al mismo tiempo no ha parado de ayudar a los enfermos, notablemente a las jóvenes anoréxicas, a través de las clínicas o Casas Solenn, que ella misma ideó.

A casi todos los que han sido alcaldes de París los juzgan por lo mismo, debe ser que los fondos están ahí esperando a ser desviados para luego justificar los juicios. Bernardette Chirac, sin embargo, pudiendo haber dado pretexto a su esposo, se ha mantenido en la discreción más absoluta. Cuando le preguntaron si era verdad, como se decía, que su marido padecía de Alzheimer, o que había perdido el juicio, pudiéndole tirar la toalla, contestó dignamente que su marido se encontraba en perfecto estado de salud.

Admiro a esta mujer, no puedo evitarlo. Es una mujer inteligente, con un sentido del humor refinado y un sentido de la ironía elevado. Ha pasado por alto los affaires sentimentales de su marido con gran elegancia y no ha convertido tal materia soez en culto de profanación para curiosos. No es una mujer bella, es bajita, y nada en su cuerpo es agraciado, pero ella misma es la gracia; difícil explicarlo, pero creo que su halo de bondad, y al mismo tiempo de picaresca, ha hecho de ella una mujer digna de admirar a través de su propio trabajo, apartado del de su esposo.

Alguien me contaba el otro día que mientras que Chirac fue presidente, el invitado a todas partes era él, y ella debía quedarse la mayoría de las veces sola en el Eliseo; ahora es ella la que es invitada a todas partes, y es Chirac que quien le pregunta cada noche: “Pero, en fin, Bernardette, ¿sale usted hoy otra vez?” Y ella sonríe y asiente.

En cualquier caso, no es una mujer que tampoco se muerde la lengua, y al pan pan y al vino vino, y cuando debe mandar a callar a su marido, lo hace, como ocurrió durante un discurso en el que ella debía tomar la palabra -ya él estaba jubilado- y el ex presidente no paraba de hablar con una rubia que no encontraba silla entre el auditorio.

Cuentan, además, que las más hermosas mesas del Eliseo se hicieron en época de Madame Chirac, pues tiene un gusto exquisito para presentar los banquetes, sin que estos sean horriblemente ostentosos, dentro de la fineza francesa, eso sí.

Espero que Madame Chirac puede sentirse fuerte en los próximos días para afrontar lo que les cae encima, espero que le sea leve.

Las lágrimas de Michel Boujenah

Martes, 18 Enero 2011

Ayer estuve viendo Le Grand Journal de Canal Plus, uno de los informativos más importantes franceses, no tengo tiempo para verlo todos los días, siempre me quedo en el de la Uno, pero en esta ocasión me interesó al comprobar que un actor cómico que aprecio y admiro estaba invitado. Ese actor se llama Michel Boujenah y pese a que ha hecho muchas películas, sobre todo en la década de los ochenta y de los noventa, fue conocido mundialmente por su rol de Michel en Trois hommes et un couffin (Tres hombres y un bebé), realizado por Coline Serreau, en 1985.

Yo no sabía que Michel Boujenah había nacido en Túnez, lo supe ayer. La invitación al Grand Journal era precisamente para que opinara sobre los últimos sucesos ocurridos en ese país. Allí se encontraban, también como invitados: Tania Hammami, hija del opositor a la dictadura de Ben Alí, Hamman Hammami, el ex Primer Ministro de Francia en época de Jacques Chirac, Dominique de Villepin, y Monces Marzouki, uno de los posibles candidatos a la presidencia de Túnez. Todas las entrevistas fueron buenas, porque cada una dio la visión de cómo piensan las personas que sufren bajo una dictadura, incluso en calidad de exiliados, y cómo el poder interpreta su dolor.

La joven Tania Hammami se manifestó de manera calmada, sumamente centrada, y mesurando cada uno de los acontecimientos, recordando por qué ella estaba allí, en representación de su padre, todavía en prisión. Ante la duda de uno de los periodistas, de si ellos no tenían el temor de que tras la huida de Ben Alí se instaurara un régimen de corte islámico extremista. El candidato a la presidencia tunecina Moncer Mazouski tomó la palabra y subrayó que esa era una de las razones por las que Occidente debía ser solidario con los tunecinos, y cuidar ahora más que nunca de ese estallido social, de vigilar las futuras elecciones presidenciales, y apoyar a los que como él desean instaurar la democracia. Occidente debería verlos como lo que somos: Oriente, insistió. “Por supuesto que ese riesgo está latente, una parte de la población de cualquier país oriental es musulmana, y una parte es moderada y la otra es extremista. Hay que tener cuidado, pero lo que no podemos es aspirar a eliminar el islamismo de un tajo del panorama político. El islam es una realidad, hay que lidiar con ella”. Sí, de acuerdo, pero lo que no puede aceptar Occidente es que una religión sea aceptada y vista con buenos ojos como si se tratara de un partido político en democracia, y ahí es donde Occidente pudiera poner su mano, amistosa, y orientadora.

Dominique de Villepin se pasó con ficha cuando le preguntaron sobre las relaciones de los distintos gobiernos franceses con Ben Alí, e hizo, como es habitual, su florido y bello discurso pacífico; lo que le queda muy bien, pero lo aleja cada vez más de una posible candidatura a la presidencia francesa. Con todo lo que lo aprecio, creo que es un error que siga varado en esos propósitos, cuando ya sabemos que el islamismo quiere la guerra, y no otra cosa.

Lo que más me conmovió fueron las lágrimas de Michel Boujenah, cuando después de llamar la atención sobre las imágenes de los tunecinos en las calles, de la violencia, las inmolaciones a lo bonzo, y de pedir que no los abandonaran a su suerte, empezó a llorar. Y entonces pidió perdón, y añadió que esa era la razón por la que él no quería haber participado en esa emisión, porque sabía que iría a llorar. Pidió perdón por su llanto. Silencio sepulcral en el plató, silencio respetuoso. “Es mi tierra natal, saben, es mi tierra natal. Y cuántas veces, nosotros, los tunecinos de Francia, hemos advertido que esto iría a ocurrir, pero nadie quería ver, nadie quería ver a Ben Alí como un dictador”.

Yo también rompí a llorar.

Las iglesias coptas de Francia amenazadas

Sbado, 8 Enero 2011

En su discurso de bienvenida al año nuevo el presidente Nicolas Sarkozy declaró que ninguna religión impondrá sus leyes en Francia, se refería al Islam, y al verdadero terror al que son sometidas en estos momentos las iglesias coptas de Francia, amenazadas por grupos de la religión musulmana. No se trata de prohibir religiones, se trata de impedir que esas religiones se conviertan en ideología y que ejerzan una política terrorista en relación a las demás creencias y religiones.

Fíjense que he escrito “grupos de la religión musulmana” y no “grupos extremistas de la religión musulmana”, y es yo que pienso que calificar a algunos grupos y a otros no de extremistas es un rejuego en el que los representantes de esa religión nos han querido hacer caer. El islamismo es extremista, se ha comprobado, muchas personas han muerto a causa de sus excesos, de sus arranques de odio, de imposición del terror. Las religiones, todas, son extremistas, pero el islamismo lo es, en la actualidad, muchísimo más que las demás.

Cuando me refiero a las victimas del terrorismo islámico no me refiero solamente a aquellos inocentes que han muerto bajo los ataques terroristas, bombas, etc. Además menciono a los homosexuales decapitados o ahorcados, a las mujeres lapidadas, y desfiguradas con ácido. Y es que el islamismo vivido en lo cotidiano es la prohibición por excelencia. ¿Quién lo ignora a estas alturas?

¿Por qué han amenazado a las iglesias coptas francesas, y a esos cristianos que viven bajo el miedo constante? Porque los islamistas quieren eliminar a los cristianos, tal como ellos mismos lo han manifestado. Tal como han probado en Egipto en los últimos días. No le demos la interpretación ni las sutilezas que ellos jamás han brindado.

El islamismo es el principal persecutor, el principal responsable, no ya de las amenazas permantes sobre las iglesias coptas francesas, sobre todo de las amenazas diarias, cotidianas, en contra de nuestras vidas y de la libertad.

Palomas para Liu Xiaobo

Domingo, 7 Noviembre 2010

Me bajé en la parada del metro Rambuteau y me dirigí a la plaza Stranvisky. Allí tenía cita con Reporteros sin Fronteras. En medio de la plaza se había concentrado la prensa. En la esquina derecha habían colocado un gran globo que pedía paz para Liu Xiaobo, el Premio Nobel de la Paz 2010.

Los activistas de RSF, periodistas, mostraban palomas enjauladas. Algunos opositores chinos tomaron la palabra. Habló también Jean-François Juillard, el secretario de RSF, y representantes políticos. Me pidieron que tomara la palabra, lo hice, pensando en los periodistas chinos y en los cubanos; repudié enérgicamente el comunismo y el totalitarismo.

Entretanto, el dictador chino Hu Jintao era recibido por el presidente Nicolas Sarkozy, todos los tapices rojos de Francia puestos a sus pies, decenas de contratos firmados, y también un puñado de deudas.

Dicen que se alojó en Niza y en París en hoteles que antes pertenecían a los americanos y ahora a los saudís. De cualquier modo, este país es Francia y lo seguirá siendo por mucho tiempo, todavía no es China ni Arabia Saudí, por suerte, ni lo será nunca. Y forma parte de la decencia y del honor francés defender la paz, la libertad, y la dignidad, no sólo de este país, también de los demócratas del mundo.

Soltamos palomas para Liu Xiaobo. Y que se fastidien los flojos, los vendidos, los traidores.

Huelgas francesas contra la reforma de pensiones

Sbado, 16 Octubre 2010

Las huelgas francesas contra la reforma de pensiones han tomado un cariz importante este año, no sólo se hace huelga y se manifiesta contra la reforma y la jubilación a los 65 años (en la actualidad es a los 60 años), además se hace con estilo, todo muy chic y con encanto, o sea, con la consabida charme, elegancia francesa.

A mí todo lo que los franceses hacen con elegancia me agrada, no tengo por qué negarlo, soy una fan número uno de la charme gala. Y a las huelgas ya me he ido acostumbrando, ya que los franceses las hacen invariablemente en el transcurso del último trimestre del año. También pueden hacerlas durante las vacaciones, lo que puede fastidiar de manera muy chic el descanso de los trabajadores. Pero las huelgas hay que celebrarlas y la libertad de llevarlas a cabo también. Yo soy partidaria de las huelgas, puesto que en Cuba están prohibidas, y por esa razón, una cantidad de franceses se van a poner negocios a Cuba, para aprovecharse del sistema esclavista castrista. Sin embargo, los franceses no protestan por eso, por la falta de libertad de los sindicatos en la isla. Así y todo lo que me molesta su actitud frente a Cuba, soy partidaria de las huelgas francesas.

De lo que no soy partidaria es de que los huelguistas no dejen estudiar a los jóvenes, y que estos adolescentes sean manipulados por los políticos, como hizo Segolène Royal, a la que yo vi en la televisión arengando de manera subliminal a los adolescentes a las huelgas. Los jóvenes tendrán tiempo de hacer huelgas cuando sean trabajadores, por el momento son estudiantes, y su máxima responsabilidad es estudiar. Que una sociedad y sus políticos obliguen a estos jóvenes a hacer huelgas me resulta harto conocido. Y ya eso deja de ser huelga para transformarse en actos políticos manipulados por partidos políticos. Como en Cuba, lo mismo, sólo que en Cuba y en los países totalitarios que actúan de esa manera, suele haber un sólo partido político, el del gobierno.

Que se bloquee la entrada de las escuelas me parece muy mal, y que los compañeros de clase se mofen, o perturben, la vida de otros compañeros que no están de acuerdo con las huelgas, son actitudes que ponen en peligro la diversidad de pensamiento y la democracia. No entiendo, además, cómo con 16 años se puede estar pensando en la jubilación cuando todavía ni siquiera se ha terminado el bachillerato. Lo que indica que estas huelgas han sido activadas por los adultos en el seno de la escuela misma.

Algunos jóvenes me han contado que ya se ha desarrollado un sistema de vigilancia para acosar a aquellos que decidan seguir los cursos, y para colmo los ametrallan con discursos, piedras, y latones de basuras, cuando no prenden fuego a estos latones de basura.

Pues entonces, me hallo en la obligación de protestar y de ponerme en desacuerdo con ese tipo de barbarie. Y de afirmar que eso no tiene nada que ver con huelgas de trabajadores. Eso tiene que ver con revoluciones de revoltosos, hijitos de papá, bobós que ignoran las consecuencias que actos violentos como esos le han traído a pueblos enteros.

Por otra parte, incluso si se ha respetado el orden, y no se ha advertido, como en otras ocasiones, que se hayan roto vitrinas y negocios de personas inocentes, los huelguistas deberían programarse mejor y permitir que la gente viva, que es de lo que se trata, y buscar una forma de lucha más moderna, acorde con la legislación, y perseguir a los políticos de forma legal; en lugar de castigar al pueblo con sus huelgas y manifestaciones à la con.

De los Roms y de los “Palestinos cubanos”.

Jueves, 16 Septiembre 2010

Como todos sabrán, o una gran mayoría, los Roms se llama a los gitanos rumanos que habían elegido Francia para instalar sus campamentos ilícitos. Los Roms comenzaron a ser expulsados y sus campamentos a ser desmantelados por el gobierno francés desde hace algunas semanas, lo que ha traído bastante polémica en el seno de la Unión Europea y allende los mares, hasta Fidel Castro intervino comparando las expulsiones con el holocausto.

Primero debemos conocer que los Roms no constituyen solamente un problema francés, son un tema a resolver que concierne a Europa toda entera, primero que nada a Rumanía, su país de origen. Que los Roms son un problema no lo ignora nadie, mucho menos desde el instante en que esos campamentos (para nada de nómadas como se ha querido explicar desde el punto oportunista del asunto) se han ido extendiendo hasta copar zonas y terrenos privados, así como públicos de orden esencialmente social. ¿Se integran los Roms en Francia? Algunos sí, otros no. Cada vez menos. ¿Por qué? Porque los valores de Francia han venido a menos, y a muy pocos les interesa alcanzarlos, no son ya una meta para nadie. Pero los Roms no se integran tampoco en Rumanía, esa es la verdad, y por eso allí es donde menos los quieren.

Ahora, eso de creer que todo el campo es orégano, nainainainainaná. La violencia y la delincuencia imperan en las zonas ocupadas. Pero no se trata de los delitos cometidos, se trata de violación de propiedades privadas, de terrenos privados y públicos, por ahí es que el asunto deviene grave. Aunque el tema de la violencia está en el centro de las denuncias. De hecho, uno de los detonantes para que los Roms fueran expulsados fue un ataque a una panadería, donde hubo heridos y hasta un policía muerto, tal como se ha escrito. La presencia de estas personas, sin trabajo, indocumentados (algunos hasta en su propio país), y sin mucho interés en escolarizar a sus hijos, ha provocado una incentivación de la delincuencia y de la violencia en territorios donde familias, ya sean del origen que sean, viven de manera normal, como trabajadores, estudiantes, y personas que han deseado vivir acorde a la ley de la sociedad que integran. Esto lo sabemos todos, ignorarlo es de idiotas.

El gobierno francés, según tengo entendido, envía a los Roms a Rumanía, por avión, entregándoles una suma de dinero para que puedan llegar y pasar al menos dos días en buenas condiciones (creo que son 200 euros o algo más). Para aquellos que tengan un proyecto de pequeña empresa, o trabajo, la suma es bastante mayor. Para tratar esas expulsiones dos ministros rumanos visitaron Francia, y sostuvieron un diálogo con la presidencia de la República. Del diálogo poco trascendió. A unos cuantos cubanos los han deportado sin contemplaciones, directo del Buró 8 de la Comisaría de Lutecia, y nadie ha dicho ni mú.

Es cierto que las expulsiones de seres humanos desatan siempre la ira de la prensa, y de los ciudadanos que no se han visto perturbados por la presencia de los Roms. Yo misma encontré el procedimiento bastante violento, hasta que no me lo explicaron y leí algunos artículos. Lo cierto es que, si bien el procedimiento es correcto, la manera de proyectarlo y de llevarlo a cabo sí ha sido extremadamente abusivo y sin preaviso, además de inusual. Y eso sí me parece, no ya inhumano -que es de lo que se trata-, absurdo, extremadamente absurdo.

Es absurdo que un gobierno actúe de semejante manera, sabiendo que, primero es incorrecto hacerlo de la forma en que lo están haciendo, segundo, se echarán encima -como ha sucedido- y en contra, a buena parte de la Unión Europea. Respecto a lo segundo, no seamos hipócritas, la Unión Europea tampoco quiere a esos Roms en sus territorios. Lo cierto es que si Viviane Reding es capaz de tratar de “nazis” al gobierno francés, tampoco ella, ni su país Luxemburgo, estarían dispuestos a acoger a los cientos de miles de Roms.

Del mismo modo, Fidel Castro, sería incapaz de hacerlo. Si es incapaz de aceptar a los cubanos que viajan de Oriente hacia La Habana, y el régimen los expulsa sin ningún tipo de consideración a sus provincias de origen, y la policía castrista los llama despectivamente “palestinos”, me pregunto yo, ¿por qué tiene él que meterse a comparar la expulsión de gitanos rumanos en Francia con el holocausto? ¿Y de su propio holocausto cuando se va a ocupar él?

¿Saben lo que más me revienta de todo esto? Que ya se han olvidado de Haití. Y Haití sigue igual o peor que cuando el terremoto. Pero ahora la moda son los Roms. Por otra parte, de los “Palestinos cubanos”, por supuesto, nadie hablará jamás. Y mucho menos la Unión Europea, ella les daría la misma patada que Fidel Castro, únicamente por congraciarse con el dictador.

Por cierto, la socialista Martine Aubry, también pidió la expulsión de Roms, como se puede leer aquí.

Fragmento:

“Depuis quelques jours, plusieurs véhicules et caravanes se sont installés (à Villeneuve d’Ascq - NDLR), sans droit ni titre. (…) Il s’agit là d’une violation flagrante du droit de propriété, cette installation sauvage risque d’être à l’origine de difficultés et troubles de voisinage et il y a urgence à ordonner leur expulsion”, lit-on dans la requête de l’avocat de Martine Aubry.

Empatados.

Sbado, 19 Junio 2010

Este mediodía iba yo en un taxi y el taxista me contó todo, absolutamente todo en relación al match de fútbol de ayer que -según él- ”provocó la vergüenza a los franceses”. Mientras me contaba, otro partido se iba discutiendo en la radio: Estados Unidos y Eslovenia. Dos a dos, empatados. Sin embargo, el locutor en la radio tuvo una especie de orgasmo en el micrófono porque según él había ganado el país de Obama. Así es. Cuando Cuba ganaba un juego de algo, siempre ganaba el equipo de Castro.

En la tarde me dirigí en metro a la Maison de l’Amérique Latine a presentar la película Oscar’s Cuba, del realizador inglés Jordan Allott, sobre el preso de conciencia cubano Oscar Elías Biscet. No asistió mucha gente, pero los que fueron eran buenos, la mayoría periodistas. Y la cosa salió bien. Al salir de allí, de nuevo tuve que escuchar las discusiones sobre fútbol.

-¿Es usted mexicana? -Me preguntó alguien con ganas de estrangularme.

-No, no se inquiete, no lo soy -me habría gustado serlo para joder a éstos aunque sea sólo por el breve espacio de unos minutos.

Mientras cenábamos, en el Caruso, en pleno Marais, la pantalla del televisor mostraba el partido de Inglaterra con Argelia, empatados: Uno a uno. Pero ¿qué quiere decir empatados? ¿Gana alguien, o los dos? Es increíble cómo el cerebro puede acumular tonterías.

Pobre Oscar Elías Biscet, hambriento, encerrado en una celda tapiada, y el sólo empate que puede ver es el que hace un trozo de esquina de la pared con otro.

Relativicemos. No hay un libro sobre Oscar Elías Biscet, al menos hay un filme. ¿Por qué nadie le ha pedido un libro a Oscar Elías Biscet? Sin embargo, ya hay libro de Yoani Sánchez, la otra Santa, la bloguera nacional.

¿Es Sarkozy de izquierdas?

Martes, 23 Marzo 2010

¿Es Sarkozy de izquierdas? Se preguntan algunos más que alarmados, en tono bromista. Cuando en verdad la pregunta sería si el presidente galo es realmente de centro derecha, y si se ha comportado como tal. Aparte que casi siempre en las elecciones regionales gana la izquierda, la duda pesa sobre el desafío, las reformas, los impuestos, el desempleo, y sobre todo, una ley de nacionalidad que enreda aún más la vida pública.

Nunca antes un gobierno de derechas había tenido más ministros de izquierdas, lo que no es lo mismo ni se parece a nada de la época de la cohabitación mitterrandiana. Sarkozy, en un acto de complejo tejemaneje tal vez, o de ambición popular, nombró en puestos claves a varios ministros de izquierda. Lo que dio como resultado que aquellos que le votaron por ser un presidente de centro derechas se sintieran defraudados, y más aún los de la izquierda, que veían cómo algunas de sus figuras luminosas se pasaban al rango de Sarko y de Carla, carentes de cualquier cargo de culpa. Al ser la Primera Dama de izquierdas, es innegable que eso contó a la hora de la decisión.

Entonces, los votantes de derecha prefirieron votar a la izquierda, a una de verdad, y los de la izquierda, convertidos en ecológicos hicieron alianza. Lo peor es cuando los de ultraizquierda hacen subir votos a la ultraderecha de Le Pen, los extremos siempre se tocan. La política francesa mantiene esas seductoras complejidades, peligrosas, desde luego.

Así, del mismo modo que Sarkozy impidió un ascenso de los lepenistas, e incluso barrió con ellos en el momento en que salió presidente, el aumento de votos de la izquierda automáticamente acarrea que un partido de ultraderecha vuelva a posicionarse en cómodos rangos.

Por el momento, ha sido el ministro Xavier Darcos, quien ha pagado las consencuencias, las primeras. Pero veremos si Sarko sigue siendo de centro derechas, o la izquierda se lo ha tragado, como mismo se tragó el mapa de Francia, todo rojito, rojito.

En cualquier caso, agradezco a Francia, y a su presidente, así como a la primera dama, su solidaridad con el pueblo de Cuba. Pero, claro, como cubana.