Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gabriel García Márquez’

El sinnobelado Fidel Castro

Lunes, 11 Octubre 2010

Fidel Castro lleva años soñando con el Nobel. Aunque con anterioridad había hecho como que no le interesaba el premio, y ni siquiera se preocupaba por aparecer como un pacifista, más bien todo lo contrario.

Sin embargo, este año, además de publicar libros, deseando imitar a su amigo Gabriel García Márquez, ahora se dedica a la crítica de libros que no lee. O sea, espera a que un grupo de traductoras del inglés le traduzca y le hagan un resumito, para que entonces él pueda adelantar de qué va la cosa en una de sus Reflexiones, a las que yo llamo Riflexiones. Así, de este modo, se da a la tarea de divulgar que escribirá próximamente sobre el último libro de Bob Woodward. No lo ha leído, pero escribirá sobre lo que otros le leen, le traducen y le resumen.

Para el Nobel de la Paz de este año estaba sumamente embullado (entusiasmado), ya estaba confeccionándose la maxifalda, puesto que él pensaba que si el año pasado se lo dieron a “un negro inútil”, por qué no irían a dárselo a él: ¡un pacifista consagrado! Será descarado y racista. Entonces se dio a la tarea de escribir sobre la paz, y a dar entrevistas donde declaraba que si durante la Crisis de los Misiles él puso al mundo en peligro de una Tercera Guerra Mundial, fue por culpa de los rusos, que seguramente le habrán metido los tanques de a porfía.

No sólo no le dieron el Nobel de la Paz, además se lo dieron al disidente chino Liu Xiaobo, preso político del comunismo chino. De contra, el Premio Nobel de Literatura fue a parar a Mario Vargas Llosa, quien no ha parado ni un instante de su vida en defender a los cubanos de la tiranía de los Chacumbeles I y II. Se le cayó el caché a Castro con su amiguito Gabo, Premio Nobel, etc…

A continuación, verán a uno de los escritores lamebotas de la dictadura castrista, Miguel Barnet, al que todos llaman Mimí Yo-Yo, exigiendo el Premio Nobel para Papá Chacumbele I, para la Maruga Guerrillera, ¡qué horror de intelectuales, caballeroooooo! Una partía todos de propagandistas del régimen:

Nueve deseos

Viernes, 2 Enero 2009

Desde el restaurante El Aljibe, uno de los mejores de La Habana, donde no pueden ir a cenar los cubanos -falta de recursos-, sólo los extranjeros con facilidades, el escritor colombiano Gabriel García Márquez degustaba ayer la salsita de un pollo que según él tiene el mismo sabor que la salsita de la revolución. Rodeado de escritorzuelos tracatanes seguramente puestos ahí con agrado, ya que es una manera de poder comer caliente en Cuba: reirle las gracias a los adoradores de la dictadura. Gabo, como le llaman, ha deseado que la salsita no se agrie, y que dure mucho más muchos años más, y ha declarado que el resumen de estos 50 años ha sido extremadamente positivo. En primer lugar, ninguna revolución dura 50 años. en segundo lugar, Gabo, con todo respeto, está hablando cáscaras de plátano desde hace un buen rato. Pero está en su derecho de hablar cualquier tipo de porquería.

Yo tengo nueve deseos, son muchos, lo sé. Ninguno tiene que ver con salsitas revolucionarias o dictatoriales podridas. Todos tienen que ver con un porvenir prometedor para el mundo.

-Cero guerras, incluida la guerra de guerrillas iniciada por los Castro y por el Ché.

-Cero terrorismo, (por cierto, al presidente Fulgencio Batista, los revolucionarios castristas lo combatieron haciendo terrorismo puro y duro).

-Cero hambre en el mundo, incluida Cuba, que en estos momentos se muere de hambre toda debido al ciclón Castro.

-Cero falta de educación para los niños, que todos, incluidos los niños cubanos, puedan gozar de una excelente educación, libre, sin imposición de ideologías.

-Cero maltrato a las mujeres, respeto a las madres. Desde hace 50 años en aquella isla ninguna madre tiene derecho sobre sus hijos, el estado decide por ellas, y las mujeres son consideradas en todos los ámbitos de la vida, inferiores al hombre, al macho cubano.

-Cero violación de los derechos humanos, en Cuba se violan absolutamente todos los derechos.

-Cero falta deinformación. En mi país no se informa, se desinforma. Eso lo sabe muy bien Gabo, ha tenido que sacar de Cuba a toda una serie de personas a las que se les ha negado el derecho a informar, como periodistas, como escritores, como artistas.

-Cero falta de libertad. Que los Castros se vayan del poder. Libertad y democracia.

-Cero división entre los cubanos. Lo que ha hecho el castrismo durante estos 50 años: dividir a las familias, ponerlas en contra, incentivar el desacuerdo entre las personas. Unidos podremos construir un nuevo país.

Ya lo sé, lo afirmé antes de empezar a enumerar, son nueve deseos. Y no estoy segura que se vayan a cumplir de inmediato. Soñar, de cualquier modo, es lo que menos cuesta, en tiempos de crisis.