Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gaza’

Manuel Tapial, el nuevo héroe.

Sbado, 5 Junio 2010

Manuel Tapial es el nuevo héroe. Viajó en la flotilla que fue interpelada por los soldados israelíes en aguas internacionales, y seguro que le dio valientemente palos a los soldados, o tiró a alguno por la borda, antes de que Israel atacara en lo que a mí juicio no fue ningún error, incluso si no estoy de acuerdo con los ataques violentos. Pero ya hemos visto las imágenes de cómo fueron recibidos los soldados israelíes en un barco que iba cargado de armas, disfrazadas de ayuda humanitaria.

Manuel Tapial colabora con frecuencia con Rebelión, y además es un amoroso de la Revolución Bolivariana y Chavista de Venezuela, acerca de lo cual escribió un libro. Se puede consultar el link en el blog El Penthouse de Heriberto.

Rebelión es uno de los sitios web más furibundamente castristas que se puedan leer, y en cuanto a eso de escribir un libro a favor del chavismo eso deja mucho que opinar.

Pero Manuel Tapial es hoy en día un héroe, que cuelga sus fotos de la “masacre” en su Facebook. Al mismo tiempo se declara un luchador por la libertad, un pacifista. Pero no hizo nada cuando los Castro hundieron a 78 personas indefensas en el mar, que iban en el Remolcador 13 de mazo, donde asesinaron a 12 niños. Tampoco lo he escuchado protestar por el asesinato de Orlando Zapata Tamayo, y lo que es peor, aún no lo he visto encararse a los palestinos y las palestinas que prestan a sus hijos como bombas humanas, y mucho menos lo he oido solidarizarse con los israelíes que han perdido a sus familiares en los ataques de morteros enviados por los terroristas de Hamas, en el gobierno.

Lo invito a ver Pallywood, estoy segura que le cambiará en algo las ideas:

Contra el bombardeo

Lunes, 5 Enero 2009

Partiré del hecho de que estoy en contra de la guerra y de los bombardeos, especialmente de estos sangrientos que estamos viendo en Gaza, pero por supuesto que estoy también en contra del bombardeo de mentiras. Antes de que Israel empezara a bombardear Gaza, ya desde Gaza, los Hamas, habían bombardeado con varios, con numerosos, tiros de roquetas hacia Israel, pero, por supuesto, nadie denunció nada; ni siquiera nos enteramos.

Hamas sigue siendo Hamas, aún en el poder. O sea, una organización terrorista, que no quiere la paz, que añora la guerra, elegida democráticamente, claro. Lo mismo que Chávez en Venezuela. Aunque en este caso, hay sus diferencias, Chávez tuvo mucho petróleo, las cantidades merman de segundo en segundo, el militarote regalón apenas gotea del precioso líquido negro, regalón de dictaduras, en lo que se ha convertido en un pestañear sobre el lomo del pueblo venezolano. Y en su caso, ansía la guerra. Ya subió el petróleo.

Ayer cincuenta mil personas, entre pro palestinos y palestinos, manifestaron en contra de los bombardeos de Israel a Gaza en pleno París, lo que nadie hizo ni hacen cuando Hamas bombardeaba o bombardea Israel a roquetazos. El saldo de la manifestación fue un enfrentamiento cruel con la policía francesa que, por demás, ejercía su trabajo de protección de los manifestantes, o sea, que los cuidaba, en pocas palabras. No contentos con la destrucción de tiendas, a lo que se dedicaron con fervor fanático, en el Boulevard Haussmann, con una vehemencia rayana en el terrorismo, -por cierto, no entiendo qué relación había entre su protesta y la destrucción en la que se sumieron-; además hirieron con piedras a personas inocentes, quemaron automóviles, lo que ya es habitual. Agréguenle robos superior a 200 mil euros en una boutique de relojes y joyas. Es cierto que necesitamos medir el tiempo entre un bombazo y otro, pero nadie necesita relojes tan caros para hacerlo, digo yo.

Por otro lado, se ha iniciado una especie de nuevo asalto ecológico y humanitario a cara armada. De concreto y cemento el armamento de estos caraduras. Un grupo de cincuenta “reduccionistas”, así se les llama ahora a este novedoso tipo de ladrones, entró en el Monoprix del Faubourg Saint-Antoine; amenazaron a los cajeros con que tenían hambre, y se llevaron 5000 euros en champán del bueno, jamón, caviar, pollos, todo de primera calidad. Los cajeros lo permitieron, el Monoprix ha denunciado el asunto en los tribunales contra X. O sea que, ahora, robar, en nombre del hambre y la necesidad, asaltar, en nombre del hambre, a éso se le llama “reduccionismo”.

En cualquier momento a los terroristas los llamaremos algo así como “justicieros por la paz”. Me dice alguien que ya lo leyó en alguna parte, ¿ven? ¿Hacia dónde vamos, bombardeados de mentiras y de miedos y de posiciones políticamente correctas?