Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gilles Jacob’

El Libro de Oro de Gilles Jacob

Martes, 16 Marzo 2010

El Presidente del Festival de Cannes, el inefable Gilles Jacob, presentó ayer un libro bastante personal, aún cuando se trata de retratos, fotos tomadas por él durante el Festival de Cannes y por París, parece más un diario íntimo, donde las imágenes narran su inmenso amor por el cine y por la ciudad de París.

El volumen resulta exquisito, editado lujosamente por Le Seuil, con tapas doradas, y una hermosa foto de Gilles Jacob en la cubierta, con su camarita en ristre, mientras hace una foto a través de un multiplicado espejo, y la mirada se pierde en el fondo luminoso.

El autor pidió a varios de sus amigos que le escribiéramos textos a las fotos, a mí me tocó escribir sobre varias de Isabel Adjani, sobre otras del mismo Gilles Jacob en un majestuoso salón de un hotel de la Croisette, y otras en un conocido cementerio parisino.

Ayer, durante la presentación, me tocó sentarme junto a mi admirada actriz Marthe Keller, también se hallaban Anouk Aimée (¡la amo!), Agnès Vardá, la joven actriz Natacha Regnier, y una gran cantidad de admiradores de Gilles Jacob, y de amigos suyos, y cinéfilos.

Los amigos y admiradores, veneramos la discreción de este gran hombre, su inteligencia, su maravilloso buen gusto, su delicadeza, su pasión literaria; su gran corazón.

Gilles se acuesta temprano, después de cenar moderadamente y muy sano, emplea su tiempo en actividades todas creativas: escribe, toma fotos, realiza documentales, y preside el Festival de Cannes, que ya es algo monumental. Hace quince años que somos amigos, y su amistad es uno de mis bienes más preciados. Gracias, Gilles, por tu inmensa estatura artística.

Ver fotos y video aquí.

Gilles Jacob: Citizen Cannes.

Domingo, 10 Mayo 2009

Mi querido Gilles Jacob acaba de sacar libro, y no se trata de cualquier libro, en este caso cuenta sus memorias de Cannes. El libro se titula La vida pasará como un sueño, en las ediciones Robert Laffont, y en él resume 30 años de sus experiencias como gran señor del Festival de Cannes. Conocí a Gilles Jacob en 1997.

Fue él quien me llamó a su oficina para preguntarme si me gustaba Federico Fellini y por qué. Yo sabía delante de quién estaba, pero no entendía por qué este señor me preguntaba semejante cosa. Le respondí que sí, claro que amaba a Fellini, y empecé a contarle mis emociones con el cine del realizador italiano. Gilles Jacob sólo me miraba, serio, sin mover un músculo del rostro, eso sí, embebido por mi descripción fellinesca del asunto.

De ahí pasamos a otros cineastas, a otras películas, fue una conversación de una hora y media. Su cara se fue suavizando, apareció una leve sonrisa. Me habló de mi novela Te di la vida entera, le había gustado mucho, y era la razón por la que me quería como miembro del jurado de Cannes, en 1998. Acepté sin titubeos. Siempre me gustó Gilles Jacob, es un hombre claro, directo, señorial, elegante, cultísimo.

Durante el Festival lo vi bastante, fue hermoso participar en las discusiones con él y con Martin Scorsese, y conocer a cineastas que ya yo admiraba con anterioridad. Al año siguiente volvió a invitarme para que participara en el homenaje de tres días a Faye Dunaway, que culminó en una cena fastuosa, yo quedaba frente a la actriz, y hablamos toda la noche de poesía y de cine.

Gilles Jacob me abrió las puertas del cine en Francia, y del Festival de Cannes. Escucharlo es una de las más grandes aventuras que me ha ocurrido en la vida. Nos hemos carteado siempre, en sus cartas están los consejos de un padre, de un viejo amigo. Y yo intento ser una hija modelo, aunque a veces me descarríe, sólo para que Citizen Cannes tome cartas en el asunto.

Felicidades por su nuevo libro, y por toda su obra. La obra de un amante del cine y del arte.