Blogs

Entradas con etiqueta ‘Goya’

Entre los Goya y los Grammy

Lunes, 14 Febrero 2011

El metro estaba vacío a eso de las ocho de la noche, la gente se había recogido en la casa para ver los Grammys y los Bafta, estos últimos para los que tienen la BBC, yo no la tengo. En el bouquet que me ofrece FREE escogí Televisión Española, pero no niego que hubiera preferido ver los Bafta, puesto que los Goya los tengo muy vistos. Aunque este año me atraía la presentación de Buenafuente, que dentro de sus payasadas resulta ser el mejor, y la polémica sobre la Ley Sinde.

La actuación de Buenafuente estuvo buena, no se puede decir otra cosa, aunque sus tics ya comienzan a ser repetitivos, pero lo mejor de la noche fue él, y la sonrisa de Álex de la Iglesia, sí, no sólo me gusta su cine, me gusta cómo se ríe, y la gente que sabe reirse ya lo tiene todo ganado. Lo demás fue más de lo mismo, con una ministra sumamente estirada, a la espera de que le tiraran alguna coz, pero nada de nada, y menos mal.

Por lo demás mucha gente mal vestida, peor peinada, y sin ningún glamour. No pude terminarlos, porque llegó un momento en que se me cerraron los ojos, como el año pasado. Entonces pasé a los Grammy, y bueno, aunque no pude ver toda la noche la premiación, sí pude disfrutar de la pasarela roja, Sensacional. Bellísimas todas esas mujeres que desde hace algunos años nos encandilan con sus savoir faire: Kate Perry con un vestido alado acompañada de su abuela, que llevaba un bastón pailletteado, y de su marido, Nicole Kidman preciosa en un Jean-Paul Gaultier de ensueño, Jennifer López toda plateada espejeante, creo que de Armani, y unos tacones, también espejeantes, Rihana casi desnuda, muy vaporosa, de Jean-Paul Gaultier. No pude ver el vestido de Lady Gaga, porque entró en andas, dentro de una especie de concha o huevo nacarado, y sólo podíamos atisbar sus manos, y una parte de su rostro a través de la fina materia, muy original, pero bastante estrafalario como atuendo.

Justin Bieber todo de blanco y pajarita negra parecía una especie de pinguino adolescente, no por cómo estaba vestido, sino por cómo camina, el chico tiene talento, pero resulta bastante sangrón. Los hombres, todos bellísimos, gran clase, y sobre todo, cool, cool, que fue lo que le faltó a los Goya, suavidad y clase. Demasiada rigidez y estereotipos, lo que les hacía parecer que se hallaban en el ensayo de una premiación.Y de nuevo una película como Enterrado, se va con poco. Malo, malo. Aunque el nivel de las películas, que es lo que importa, de primera.

Lo que no entendí de los Goya

Lunes, 15 Febrero 2010

Ayer me senté a ver los Goya, no los veía desde que la gran Sardá los presentó. Me senté a verlos porque competía mi querida y admirada Lola Dueñas, con quien casi trabajamos en una película de dos directores franceses, lo que no ocurrió, lamentablemente. Confieso que estaba de muy buen humor y de mejor espíritu para sonarme dos horas delante de una ceremonia de la que muchos habían salido huyendo en años anteriores, por su pesadez e insustancialidad politizada.

Lo primero que no entendí es por qué la alfombra es verde y lleva publicidad. Lo segundo es por qué habían tan pocos artistas en el pase de la misma.

Presentó la velada Andreu Buenafuente que tiene fama de ser muy bueno. No lo conozco demasiado. El número del agua que cayó en el escenario virtual estuvo bien, di un saltito y todo en mi sofá. El señor presentador continuaba haciendo chistes malos, y además, antes de hacerlos, empezó por quitarse la corbata en gesto de rebeldía revolucionaria. El colmo fue cuando imitó a un argentino.

Penélope bellísima. Ella sola hizo los Goya. Su novio sonreía como suelen hacerlo los Bardem, entregados a la causa. Por cierto, guapísimo el hermano. No he visto ninguna de las películas preferidas, o sea, Celda 211 y Ágora. Aunque estoy casi segura que preferiré la primera. Yo adoro a Rachel W, pero ya esas películas en las que me imponen un choix religioso, me calientan demasiado.

No comprendí qué hacía un perro sentado en una butaca. ¿Pertenecía al señor Buenafuente? ¿Es un perro estrella de algún filme? ¿Estaba drogado el perro?

Tampoco entendí el cuello del vestido de la ministra Sinde, ¿sindemasiadorebuscamiento?. Ni por qué trataron a Leire Pajín como a una artista. Tampoco entendí la falta de glamour y la seriedad de las verdaderas y pocas actrices que desfilaron. Los chicos estaban mucho más simpáticos.

Jordi Mollá, bellísimo, misterioso. Excesivamente único. Esto sí que lo entendí.

El decorado de la escena era precioso, pero aquellos rojos brillantes, ¿tendrían algún significado? Ah, día de los enamorados, sí, era como una especie de corazón redondo. La metáfora visual no estaba nada mal.

La cosa empecé a entenderla mejor cuando salió Rosa Sardá, y ahí se me subió el merengue al techo. Aunque con perdón de Penélope y de las demás, ya lo tenía subido cuando ganó su Goya, la actriz de Yo también, Lola Dueñas.

Entonces apareció el Maestro Almodóvar, y ya me puse más tranquila, aunque sólo sucedió al final. Esto es cosmopolitismo, arte, regocijo, generosidad.

Pensándolo bien, no había nada más que entender; era sólo una entrega de premios cinematográficos. Competir con los Oscar es absurdo, sobre todo si no hay con qué.

Performance del actor Hugh Jackman para los Oscar 2009, se puede ver en Youtube, y aquí les dejo el ensayo: