Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gran Bretaña’

Lucien Freud, viaje al cuerpo deseoso

Viernes, 22 Julio 2011

El pintor británico Lucien Freud acaba de fallecer, el nieto de Sigmund Freud no dedicó, como su abuelo, su arte y sus estudios a la mente humana, sino al cuerpo, deseoso, aunque como en aquel verso de José Lezama Lima: “deseoso es aquel que se aleja de su madre”, su pintura lo aproxima a los estados primarios a los que se refería el célebre psicoanalista. Y sus desnudos son altamente psicológicos, porque él mismo penetraba las interioridades del cuerpo de sus modelos únicamente a través del pincel.

Hace poco tiempo relativamente vi una gran retrospectiva de Lucien Freud en París, su obra es una de las que más me intrigan, porque creo que es complementaria de la de Bacon, una demasiado presente, directa y precisa, en el caso de Freud, y la de Bacon, bastante evasiva, extraordinariamente imprecisa, e insondablemente metafórica. Ambas se dan de beber.

Las formas de Freud son las del deseo, expresado a través del arte, o sea, idealizado en los modelos que bullen en la cabeza del artista, y presurosos en descubrir los secretos, las intimidades del cuerpo real , de la red entretejida de amistades y personajes que pulularon y frecuentaron esos lugares como santuarios, alrededor del mismo Freud.

La suya es una pintura efusiva, eufóricamente indiscreta más que erótica, aunque el erotismo juega el papel individual que cada quien le confiere. Freud es el pintor que consiguió licuar los cuerpos, del mismo modo que una lágrima que desborda de un ojo. Su relación personal con los modelos aumentaron el significado potencial de la visión del artista sobre el cuerpo, el objeto tratado ya no quedó apartado del artista una vez pintado, y ese es uno de los principales alcances de su obra: la estela imaginaria que persevera en la imagen jamás olvidada.

Empezó siendo surrealista, y luego hizo un viaje trascendental hacia el expresionismo figurativo, aunque él afirmaba que: “Yo pinto gentes”. Exclusivamente.

Se dice, sin confirmarlo, que tuvo cuarenta hijos, algunos reconocidos y otros no. Pero si la obra es considerada como “hijo”, entonces fue un padre bastante más prodigador de vástagos muy reconocidos por el mundo del arte y por el gran público.