Blogs

Entradas con etiqueta ‘Irán’

La miseria visual del cubano

Sbado, 16 Febrero 2013
Llevo años viendo cine cubano, nunca el cine cubano me ha parecido de una miseria visual tan espantosa como la actual. Para colmo, no se trata solamente de miseria visual, además ya aburre el llantén, la mariquera, como quieran llamarle, del monotema: las necesidades de todo tipo culpando, claro está, al mal llamado “bloqueo” norteamericano, y dándole siempre un margen de credibilidad, confianza, sino toda la devoción, al régimen que los oprime y censura. Está claro que si los cineastas no lo hacen no existirían ni siquiera esas películas tan mediocres.

Lo peor es cuando ese miserabilismo servil y visual se instala también en los mensajes que un grupo de supuestos opositores quieren hacer pasar, con una decoración del mensaje bastante atrasado y pueril, al mundo que ya no percibe del mismo modo esos significados. No es falta de información, por cierto, puesto que los cubanos siempre han zancajeado la información, de lo último en arte, antes que el jabón que los baña y perfuma y el bocado que debiera alimentarlos. Pero nadie da lo que no tiene, dice la Biblia. No espero nada. Todavía no he visto en Cuba la altura de una Nedda en Irán, que solamente manifestaba con un velo cubriéndolo el cabello, vestida de manera natural, como una joven más entre las manifestantes (ojo, que una mujer lo haga en Irán vale su peso en oro). Claro, en eso le fue la vida. La miseria espiritual del cubano es ya notable, como su pendejería.

La miseria visual del cubano va a la par de su extrema miseria musical, en un país en que todo era música. Y así lo mismo con la pintura, cualquiera que junte cuatro palos amarrados con una soga y cínicamente le llame a eso balsa, ya es denominado como excelso artista, y si además ensaliva a los Castro con loas y martillos, alcanzará la categoría de un Lam, sin la obra, por supuesto, pero con mucha politiquería que es lo que vale ahora en todo.

La miseria visual del cubano además se ha convertido en una astucia. Mientras más miserables, más festivales de cine, más ferias de arte, más prensa, los encumbrará. Y no me refiero a los temas, que no es lo que juzgo, no, me refiero a la carencia absoluta de una cierta elegancia necesaria, imprescindible, la del artista verdadero que guarda una cierta ética emocional, reflexiva, y sobre todo social, frente a la realidad.

Los opositores no son artistas, no todos, pero algunos hasta se venden como medio artistas o medio opositores para escapar por cualquiera de las dos vías. El tema es “escapar”. ¿Escaparán? Dudo que de la mediocridad se escape tan fácilmente. La miseria visual entonces no radica solamente en el ojo, sino más bien en el espíritu.

Porque cuando no puedes ser Nedda, de nada vale que quieras venderte como si lo pudieras ser, o peor, como si lo fueras.

neda2.jpg

Nota aclaratoria: Me refiero a Nedda porque las obras de los artistas que surgieron tras el asesinato de Nedda, pese a vivir en un país tan cerrado como Irán donde la imagen es considerada provocación antirreligiosa y su autoría puede costar la muerte, han sido en su gran mayoría de una riqueza visual extraordinaria, y sin tanto alarde alrededor de una firma. Por algo será.

Carla Bruni-Sarkozy, la “inmoral”

Martes, 31 Agosto 2010

Carla Bruni-Sarkozy ha sido calificada por las autoridades iraníes (la prensa progubernamental, la voz de su amo) como “inmoral” y “prostituta”. ¿Qué hizo la Primera Dama de Francia para que haya sido injuriada de tal modo? Nada, sólo salió en defensa de una mujer acusada de varios adulterios y de participar en el asesinato de su marido -según los propios machos iraníes-, y que será lapidada en breve, si no conseguimos impedirlo: Sakineh Mohammadi-Ashtiani.

En pocos días una gran parte del mundo ha salido en defensa de la joven Sakineh, cuyo rostro enmarcado en el trapajo negro en el que la encierra el islam, muestra una respetable serenidad. Yo también firmé una Petición en la que se denuncia la condena de la que es objeto, y se exige su liberación inmediata.

La Primera Dama de Francia, además de serlo, fue modelo, y después decidió hacer una carrera de cantante y de actriz, lo que ha logrado con éxito. Sus discos se venden como pan fresco, y acaba de filmar una película con el cineasta Woody Allen. Nada ha negado Carla: Una vida de dos matrimonios, un hijo del anterior con el filósofo Raphaël Enthoven, y varios noviazgos o aventuras amorosas con personalidades del espectáculo, al que ella siempre perteneció. Carla Bruni-Sarkozy ha llevado, en efecto, una vida en toda libertad, como es propio de las mujeres libres en Occidente. Ah, pero eso no le gusta a Teherán, no gusta en la tierra donde lapidan mujeres y decapitan a homosexuales.

Yo no estoy saliendo en defensa de Carla Bruni-Sarkozy, la conozco personalmente y sé que ella sabe defender ampliamente sus derechos; sin embargo, estoy defendiendo, indirectamente los derechos de la mujer occidental, los míos, los de mi hija.

Teherán no tiene ningún derecho de llamar “inmoral” y “prostituta” a una primera dama, pero mucho menos de insultar con semejantes injurias a las mujeres que ejercen trabajos considerados ejemplares en Occidente, trabajos que tienen que ver con el arte, y con la sociedad que implica a ambos sexos.

Espero que las asociaciones feministas del mundo condenen esta falta de respeto de la tiranía iraní, y que juntos, unidos, sigamos defendiendo la causa de las mujeres que nada o muy poco pueden hacer, por salvarse de los que sí son realmente inmorales, aquellos que se han prostituído ante un dios cruel y criminal.

Obama: pocas palabras, Zapatero ni “mú”.

Martes, 23 Junio 2009

Hace unas horas habló Barack Obama, presidente de los Estados Unidos dijo de un par de cosas concernientes a la economía de su país, y “de paso”, añadió algo a sus flojísimas reflexiones anteriores, sobre Irán. El tono fue un poco más duro, nada más.

Dicen que Obama se está cuidando para que no lo acusen de ingerencista. No me hablen de ingerencismo, y mucho menos de que la economía americana está muy mala y de que Obama sólo se puede ocupar de eso, y no de Irán, de nada parecido a una revolución verde, sangrienta, por parte de Ahmadineyad y de los ayatolás, que han robado el voto a la democracia iraní. ¿Es Obama un presidente o el administrador de una bodega? Porque si es lo primero, entonces, creo que está en la obligación de condenar enérgicamente el horror que están viviendo los iraníes en estos momentos. Sobre todo porque el presidente iraní no sólo ha amenazado a Israel con sus jueguitos nucleares, también lo hizo en el pasado contra Estados Unidos. Pero Barack Hussein Obama parece que no quiere saber nada de eso, quiere olvidarse del pasado, y quitar el busto de Churchill del despacho oval le parece más coherente que inclinarse ante un rey saudí y olvidarse de los demócratas iraníes.

¿Dónde anda el otro? El señor de la Alianza de las Civilizaciones, bien gracias, amordazado con el trapo palestino. Los del Sindicato de la Ceja, parejo. Cero manifestación en contra de la represión en Irán, cero, señores. Es más, si mañana Obama le declara la guerra a Irán, estoy segura que la aprobarían, que las manifestaciones en las calles serían a favor de la guerra y todos ellos tan campantesa, tan gloriosos con su “deber cumplido”.

Estamos bien servidos con estos señores. Los dejo, voy a sentarme junto a la televisión, a esperar. La suerte es que esta gente hace discursos breves, cada vez más “few words”, y que Castro I ya no da más que para cagarla, literalmente. Aunque en la isla nadie se ha enterado de que en Irán el voto ha sido robado a los demócratas. ¡Qué digo! Ni siquiera saben que hubo elecciones, y a lo mejor no saben ni lo que es Irán.

Una chica iraní. ¿Dónde están los manifestantes 3?

Sbado, 20 Junio 2009

Una chica iraní salió de su casa a defender la libertad, puedo imaginarla con sus cabellos envueltos en el shador, y su jeans debajo, para poder correr más cómodamente, en caso de que fuera necesario, y fue necesario. La joven iraní se despidió de sus padres, ¿o iba con ellos y debieron separarse en alguna esquina? ¿Iban sus hermanos, la acompañaban? Lo cierto, es que esta chica iraní, hoy 20 de junio del 2009, veinte años después de la caída del muro de Berlín, salió a romper otro muro, el de la tiranía de Ahmadineyad. Esta muchacha exigía libertad, preguntaba ¿dónde está mi voto? Gritaba, voceaba, al mundo, para que el mundo reconociera su reclamo.

Puedo imaginar que la alcanzó una pedrada, de esas con las que lapidan a las mujeres en su país, en plena manifestación, ¿o fue un disparo? Y esta joven, cuyo nombre ignoro, cayó en el pavimento, los ojos perdidos en el cielo, en los rostros que se le encimaban, ¿para socorrerla, o para matarla? Y empezó a sangrar, ¿por qué sagraba tanto, por la nariz, por la boca?

Lo peor de este video es que no alcanzo a comprender la magnitud de los hechos, aunque sí del drama. Pregunto por tercera vez: ¿dónde están los manifestantes? Sí, los mismos que se manifestaban contra la guerra de Irak, y que jamás se manifestaron por la libertad de Cuba, ni por la libertad de Irak en tiempos de Sadam Hussein, y que ahora calla, y no se atreven a levantar su voz en contra del tirano de Irán. Están a tiempo. Entre tanto vean estas horrendas escenas de una pobre chica iraní, abatida en la multitud:

¿Dónde están los manifestantes 2?

Jueves, 18 Junio 2009

Ya escribí hace años un artículo que se titulaba ¿Dónde están los manifestantes? Dudo que alguien lo recuerde, ocurrió en el 2003, en plena guerra de Irak, durante las detenciones en Cuba en lo que se llamó La Primavera Negra, donde 75 personas, entre periodistas, poetas, bibliotecarios independientes, y opositores, fueron condenados por el régimen castrista a penas entre 20 y 28 años de cárcel; además de tres penas de muerte ejecutadas en menos de cuarenta y ocho horas. Entre tanto, los militantes o militontos políticamente correctos de la progresía mundial manifestaba en las calles en contra de la guerra de Irak. Jamás los vi manifestar con anterioridad en contra de Sadam Hussein cuando éste gaseaba al pueblo kurdo; pero, en aquel momento manifestaban en contra de las tropas americanas que participaron en la guerra, y de las españolas, y en contra de la guerra en general.

Desde hace varios días la oposición iraní protesta en las calles de su país en contra de Mahmud Ahmadineyad, uno de los hombres más peligrosos que existen hoy sobre la tierra, un tirano con todas las de la ley, con energía nuclear entre las manos, represor, asesino de homosexuales y de mujeres. La juventud iraní es golpeada en las calles, han asesinado a 7 personas; la prensa ha sido amordazada. La información a pasado a Occidente gracias a twitter, a faceboock, y a los blogs de los aguerridos jóvenes. Las imágenes hechas con móviles, fotos y videos.

Seis años después de la Primavera Negra de Cuba vuelvo a preguntar: ¿dónde están los manifestantes? Aquellos del Prestige, aquellos contra la Guerra de Irak, aquellos tan políticamente correctos para las causas ganadas de antemano.

Seis años más tarde todavía Oscar Elías Biscet sigue en las cárceles castristas. ¿Quién es Oscar elías Biscet? Al parecer, nadie, para algunos. Sólo un médico negro que pidió democracia en Cuba. Un negro en Estados Unidos pide democracia y sale presidente. Un negro en Cuba pide democracia y lo meten en prisión condenado a más de veinte años de cárcel. ¿Por qué Nelson Mandela no se solidariza con él? ¿Por qué Barack Hussein Obama no ha levantado su voz para defender su libertad?

Seis años más tarde, se reprime en las calles de Irán, se asesina. Lo hace un tirano que ha cometido fraude en las elecciones, lo hace un tirano que desea el arma nuclear para acabar con la única democracia que existe en el mundo oriental: Israel, lo hace para seguir asesinando homosexuales, mujeres, y estudiantes. Lo hace, en una palabra, porque es igual a Fidel Castro, porque es compinche de Hugo Chávez, y de todos esos pichones de tiranos de las dictaduras constitucionales que se están imponiendo en América Latina con la complicidad de aquellos que sólo salen a la calle para salir en los periódicos políticamente correctos, para editar en esos mismos diarios, para ganarse un programa de televisión, y hasta una película costeada por el contribuyente.

¿Dónde están los manifestantes?

Acabo de halar la cadena del inodoro, se los tragó probablemente ese torbellino de mierda.