Blogs

Entradas con etiqueta ‘Islam’

Osama Ben Laden y las setenta y cuatro vírgenes

Martes, 3 Mayo 2011

Me imagino que el terrorista Osama Ben Laden, ex jefe de Al Qaeda, a la hora que es, debe de andar muy feliz con sus setenta y tantas vírgenes en el paraíso islámico. ¿No pensaba así el que creía que matando a inocentes iría a implantar un Califato Mundial cuando enviaba a sus kamikazes a morir usando sus cuerpos como bombas? Entonces, no entiendo cómo fue que se defendió en un tiroteo cuando lo enfrentaron los cuatro miembros de las tropas de élite estadounidense, ¿no dice el islam de este señor que morir como mártir asegura un paraíso islamista con harén incluido?

Tampoco entiendo entonces por qué los de Al Qaeda se ponen bravos y amenazan con acabar con el resto del mundo porque los únicos que valen son ellos y su sharia, lo mejor sería que murieran todos y se fueran a ese mundo mejor que es el de los mártires islamistas, y nos dejaran éste a nosotros, que es un mundo de infieles, donde las mujeres somos impías, bellacas, sucias, y traidoras. Lo de traidoras, a veces por amor, claro que sí, fíjense que la mujer que condujo a los del comando de élite de la Marina Seal fue una de las cuatro esposas del terrorista, que lo llamó por su nombre, el de Osama, no el de Gerónimo, que fue con el que se bautizó al terrorista durante la preparación de la operación, y casi seguro ella desconocía.

También dicen que murió un hijo de Ben Laden, y tampoco hemos tenido foto, ni más detalles. ¿Lo tiraron también a él al mar según el rito musulmán que niegan algunos musulmanes que exista? ¿Alcanzará el número de vírgenes disponibles en el paraíso islamista o deberán compartirlas hijo y padre?

Algunos se atreven a sugerir de que Estados Unidos debió capturarlo vivo y juzgarlo. No me digan, qué gracioso. Sí, debieron capturarlo vivo, y hacerlo explotar dentro de una mezquita, de las más altas que existan en el mundo. Pero claro, eso insultaría al mundo islamista que es tan sensible, y sobre todo tan justo, y tan considerado con las demás religiones y templos. Además, cómo qué no, Osama Ben Laden era “tan justo”, “tan amante de la justicia”, “ tan respetuoso de la justicia occidental”, como lo son algunos imbéciles de la libertad, de la vida, de los derechos humanos, y sobre todo de las víctimas inocentes que durante veinte años han muerto en los ataques terroristas perpetrados por este personaje.

¿Justicia para con los terroristas? No hay mayor justicia que su muerte, a todo costo, sin piedad. Ninguno de ellos la ha tenido con nosotros. Además, ¿el mundo ideal no es para ellos el más allá islamista? Pues lo merecen, más rápido que tarde. Primero ellos, y cuando nos toque, sólo cuando nos toque, y no cuando ellos nos empujen, nosotros iremos, pero al paraíso que cada uno elijamos, como si no elegimos ninguno.

Las iglesias coptas de Francia amenazadas

Sbado, 8 Enero 2011

En su discurso de bienvenida al año nuevo el presidente Nicolas Sarkozy declaró que ninguna religión impondrá sus leyes en Francia, se refería al Islam, y al verdadero terror al que son sometidas en estos momentos las iglesias coptas de Francia, amenazadas por grupos de la religión musulmana. No se trata de prohibir religiones, se trata de impedir que esas religiones se conviertan en ideología y que ejerzan una política terrorista en relación a las demás creencias y religiones.

Fíjense que he escrito “grupos de la religión musulmana” y no “grupos extremistas de la religión musulmana”, y es yo que pienso que calificar a algunos grupos y a otros no de extremistas es un rejuego en el que los representantes de esa religión nos han querido hacer caer. El islamismo es extremista, se ha comprobado, muchas personas han muerto a causa de sus excesos, de sus arranques de odio, de imposición del terror. Las religiones, todas, son extremistas, pero el islamismo lo es, en la actualidad, muchísimo más que las demás.

Cuando me refiero a las victimas del terrorismo islámico no me refiero solamente a aquellos inocentes que han muerto bajo los ataques terroristas, bombas, etc. Además menciono a los homosexuales decapitados o ahorcados, a las mujeres lapidadas, y desfiguradas con ácido. Y es que el islamismo vivido en lo cotidiano es la prohibición por excelencia. ¿Quién lo ignora a estas alturas?

¿Por qué han amenazado a las iglesias coptas francesas, y a esos cristianos que viven bajo el miedo constante? Porque los islamistas quieren eliminar a los cristianos, tal como ellos mismos lo han manifestado. Tal como han probado en Egipto en los últimos días. No le demos la interpretación ni las sutilezas que ellos jamás han brindado.

El islamismo es el principal persecutor, el principal responsable, no ya de las amenazas permantes sobre las iglesias coptas francesas, sobre todo de las amenazas diarias, cotidianas, en contra de nuestras vidas y de la libertad.

Esto es lo que hay: horror.

Martes, 4 Mayo 2010

Lo que hay es que mientras los emigrantes indocumentados en Estados Unidos manifestan en contra de las leyes migratorias que los obligarían a la deportación en la gran mayoría de los casos, un paquistaní, con nacionalidad norteamericana, pacifista, para colmo, abandonaba un carro repleto de explosivos en el centro de Times Square.

¿Como es posible que este tipo de gente consiga documentos legales en tiempo récord, y se inserte con extrema facilidad en las universidades americanas? O en Wall Street, como es el caso del señor paquistaní pacifista. Francamente, aunque quisiéramos no podríamos entenderlo.

Por otra parte, debemos acabar de concientizar de que el islam es el horror, que prepara a sus fieles, desde niños como verdaderas máquinas de matar. Algunos de esos niños ya son mayores hoy, y muchos se han ido insertando en las sociedades occidentales, a la más mínima orden son capaces de hacer con nosotros, y con nuestros hijos, lo que este niño está haciendo con este pobre hombre, vean y analicen el video, es necesario verlo. Les prevengo que es muy duro, sumamente violento, pero debemos verlo y sacar conclusiones. Ellos o nosotros:

http://www.truthtube.tv/play.php?vid=2008

De minaretes.

Martes, 8 Diciembre 2009

La polémica de moda son los minaretes en Suiza, y las elecciones que se produjeron en las que la mayoría de los ciudadanos votó por que no aceptaban ni un minarete más. Hay quienes argumentan que el hecho de que se haya votado ya implica islamofobia y ya se han disparado las polémicas televisivas que son de las que viven los magnates de la noticia.

Yo no tengo fobia de nada, pero cuando un grupo islamista lapida a una mujer o decapita a un homosexual, los que tienen fobia son ellos, los islamistas, más claro ni el agua.

Yo, particularmente, entiendo a los suizos. Soy mujer y no me gusta el islam, ni ninguna religión que le prohiba libertades a los seres humanos. Mi única Biblia, mi único Corán, mi única Torah, es la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Por otra parte, me pregunto si en los países árabes los católicos y los judíos pueden construir iglesias y sinagogas. No creo que pueda ser posible en Arabia Saudita construir una o varias sinagogas y varias iglesias de culto cristiano. ¿Y templos tibetanos, por ejemplo?

El Islam -ya lo dijo mi querida Oriana Fallaci- es una religión invasora, que prohibe y humilla constantemente a las mujeres, y enloquece a los hombres, convierte a los seres humanos en bombas explosivas imponiendo el terror, es una religión que compra con dinero contante y sonante; y es de este modo que han conseguido instalar mezquitas y escuelas en antiguos palacetes y castillos franceses, lo que constituye un panorama desolador y devastador.

No me gustan los minaretes, ni los cantos salidos del minarete, que ya ni siquiera son cantos religiosos, ahora son cantos chiítas, militaristas, que llaman a la Guerra Santa. No me gusta el Islam, y desprecio profundamente todas esas polémicas desatadas a pocos días de la celebración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Algunos políticos se han hecho pagar sus elecciones por este tipo de gente, ahora nos hunden en el estiércol de las religiones, y de una de las peores: la islamista. Espero que lo comprendan a tiempo, que se arrepientan e impidan la invasión de toda esta  gente que sólo aspìra a dominar Occidente a través de sus turbiedades y sacrificios sangrientos, miserables, y atrasados.

Además, ¿y el derecho a ser ateo? ¿No cuenta?