Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jean-Luc Mélenchon’

La incógnita de las elecciones presidenciales francesas

Domingo, 22 Abril 2012

Es curioso cómo reaccionan las masas de manera tan ordinaria. Desde que entró en la carrera presidencial francesa, a última hora y de manera oportunista, el candidato de ultra izquierda Jean-Luc Mélenchon con su partido Front de Gauche (Frente de izquierda), una gran cantidad de votantes se han aglutinado alrededor de este personaje. Se supone que estas personas sean comunistas, obreros, y demás aves de corral del patio. Sin embargo, sólo tiene uno que internarse en uno de esos monumentales mítines para darnos cuenta que esas personas no son más obreras que las que pudimos ver en el multitudinario mítin de Nicolas Sarkozy en la Plaza de la Concordia. Inclusive en el mítin de Mélenchon algunas no son para nada obreras, pero saben disfrazarse de obreras; del mismo modo que no llegaron al mítin de La Bastille desde todas partes de Francia en sus automóviles particulares (casi todos los tienen) sino en autocares de lujo alquilados para la ocasión.

En esos autocares se han paseado por toda Francia estos militantes que probablemente ayer militaban en el partido del otro extremo, el de Marine Le Pen, pues comprobado está que al partido creado por su padre Jean-Marie Le Pen, Front Nationale, de ultra derecha, y heredado por ella, adherían una gran cantidad de ese tipo de “obreros”, ese “pueblo” nostálgico del comunismo y de sus horrores, que al no tener a nadie suficientemente duro que los representara, pues se largaron temporalmente al otro extremo. Muchos de ellos campesinos.

Desde que Mélenchon entró en las presidenciales, fustigando a sus contrincantes en el peor estilo de los Castro y de Hugo Chávez, a quienes admira, humillando e insultando, burlándose de las mujeres, de Eva Joly y por supuesto de Marine Le Pen, es como si hubiera entrado el diablo en escena. Desde ese momento, en que ha tenido piropos para el castrismo, y para los peores protagonistas del populismo latinoamericano, lo peor del populacho francés se ha encendido y se le ha unido. La desorganización y el ultraje se instalaron en la campaña por las presidenciales.

Entonces ya nadie vio más los cambios que ha hecho Sarkozy, que han sido los más arrestados y positivos en la historia de cualquier República francesa, ni tampoco se detienen a pensar en las promesas del candidato de la izquierda socialista, François Hollande. Las elecciones se han reducido desde entonces a ellos dos, los más escandalosos y espectaculares: Mélenchon (el más popular entre la prensa), y Marine Le Pen (la más popular entre los xenófobos y racistas, que no lo expresen de boca para fuera, pero que son muchos de corazón.

Acabo de votar. El voto es secreto. A la hora en la que voté habían votado muchísimo menos que en el 2007. Se espera una gran abstención. Lo único que puedo decir es que cualquiera que sea el resultado, será un resultado democrático. Si gana Sarkozy deberá escuchar el mensaje rudo que le está pasando el pueblo francés. Si gana Hollande, espero que con su historia pasada, bastante veleta (primer de la derecha, luego de la izquierda, y sin haber llegado a ser ministro jamás), no se le suban los humos a la cabeza, y recapacite en algunos despropósitos que ha mencionado en su campaña como ventajosos pero irreales e imposibles de realizar, y que no son más que promesas vanas.

El peligro es si no ganaran ninguno de los dos. Esa es la verdadera incógnita… Lo que sería un castigo sin precedentes a la repugnante arrogancia de los políticos que hoy nos gobiernan.