Blogs

Entradas con etiqueta ‘Libia’

Nostalgia de dictadores

Domingo, 21 Octubre 2012

Leo en alguna parte de estos periódicos abundantes en basura y labia sensacionalista y baratucha, que en Libia un año más tarde, sigue imperando la violencia. Lo que era de esperar. Los dictadores amarran todo de la siguiente manera: Después de ellos el caos. Y cuesta, costará mucho, armar el cosmos de la paz, la democracia, y sobre todo, la justicia, en medio de las multitudes enardecidas y enceguecidas por la religión.

También leo que en Egipto toquetearon en la Plaza Tahrir, nuevamente, a una periodista francesa, agrediéndola sexualmente. No se podría esperar otra cosa de esos sádicos bárbaros formados en el islamismo radical, cuya única divisa es la del odio (un odio visceral contra las mujeres, ¿dónde están los movimientos feministas que no protestan masivamente?), el abuso y el crimen.

Por otro lado, me entero de que un grupo de emigrantes cubanos arremete contra los ‘falsos mitos’ de su país, y continúo leyendo pensando que los ‘falsos mitos’ no podían ser otros que el Che y los Castro, pues no, para estos espías infiltrados, pingueros y jineteras sin oficio y con mucho beneficio, los falsos mitos son los disidentes y los opositores, así como el verdadero exilio, que si nos ponemos a ver, todavía suman unos cuantos miles más que ellos. Pero que si seguimos dejándonos ahí estarán para hacerle el juego a sus verdugos, y pasarnos la cuenta a nosotros, los que hemos defendido, apoyado, y hasta costeado con nuestros impuestos, su salida del país.

Nada, que muy pronto, ya lo verán, el verdadero sentido del derrumbe de las tiranías, el de la libertad, se irá transformando en la simplona nostalgia por los dictadores, en mayor y más sofisticada opresión. Pero como en Cuba siempre llevamos un paso de avance y cinco hacia atrás, ya algunos sienten esa nostalgia de dos viejos cañengos que tenemos como tiranos. Nostalgia desde lejitos, por supuesto, aunque con el estómago lleno, pero todavía amordazados. 

Evo Morales y el Nobel de Obama

Martes, 22 Marzo 2011

Evo Morales, el presidente de Bolivia, está pidiendo enfurecido que le quiten el Premio Nobel de la Paz a Obama. Es la primera vez que estoy de acuerdo con Morales, y creo que será la única. Estoy de acuerdo, aunque no al ciento por ciento, con los puntos de vista de Morales, no creo que el presidente estadounidense desmerezca ahora el premio a raíz de la guerra con Libia, no, yo pienso que Obama jamás mereció el premio Nobel de la Paz.

No merece el Nobel de la Paz porque este señor, elegido presidente, ganó este premio sin haber probado nada que lo relacionara con la paz mundial, más lo merecía Clinton, y aún el mismo Bush con su torpe guerra, que a fin de cuentas liberó a Irak de un dictador, que es lo mismo que está haciendo ahora Obama. ¿Por qué tanto lío con la guerra de Bush, y ahora con la de Obama parece que todos se han puesto de acuerdo?

No he oido a un sólo artista de Hollywood, ni a los de ZetaPé, protestar por esta guerra de Obama, de Sarkozy, y de la ONU. Yo también voto porque se carguen al Mamerto Libio, pero no será fácil, porque los de la ONU demoraron mucho en decidirse en ir a apoyar a los rebeldes, y es que a lo mejor Obama estaba poniendo en la balanza el Nobel y su prestigio como presidente de la ex potencia mundial. En la actualidad los potentes son los chinos. O quizá, pesaba demasiado el hecho de que Libia había estado en la vicepresidencia de los DDHH, junto a Cuba, durante años. ¡Elegida, señores, elegida, que le zumba el mango y el chivirico!

Evo Morales le quiere quitar el Nobel a Obama, tal vez para dárselo a Khadafi. Pobre tipejo el boliviano Morales, tan cursi, tan estúpido, pero hoy, extrañamente, menos imbécil de lo habitual. La vida te da sorpresas…

Libia: La indecencia

Martes, 15 Marzo 2011

Una mujer libia clama en una calle por el desembarco de tropas norteamericanas. “¿Qué esperan, por qué no vienen en nuestra ayuda?” Otro hombre agita una bandera francesa. Francia ha sido el único país en reconocer a la oposición como el único gobierno válido, con semejante acto se granjeó la gratitud de los rebeldes, pero también el cese oficial de las relaciones diplomáticas anunciadas por el embajador.

Otro acto a la torera de Sarkozy, que muchos critican, y al que tildan de intruso por provocar semejante reacción del gobierno de Gadafi en relación a Francia. Un acto de un enorme error diplomático, pero a la vez, un acto humano. No podemos negarlo.

 Mientras en Japón parece que se acabará el mundo, Gadafi aprovecha para diezmar a los rebeldes con bombardeos y asesinatos horrorosos. Europa calla, mira hacia otro lado. Japón le ha caído como una bendición. Ya sé, es cruel decirlo, pero la vida es cruel, la actualidad es cruel. Europa es cruel.

Libia se perderá, porque lo que importa no es la vida de un ser humano,ni  la vida de un pueblo, lo que importa es el petróleo, y por encima de todo, una cierta estabilidad para proteger a Israel.

 Después que nadie diga que la única democracia de la región es Israel, no, señor, es la única que hemos permitido. Las demás no nos interesan, o no interesan a los políticos, para ser más exactos.

La prensa achuchó al pueblo libio en contra del régimen, ahora los abandona, en su momento más crucial. Ciao, adiós. Bella ciao… 

¡Qué indecencia!

¿Movimiento joven contra las dictaduras o revolución?

Sbado, 26 Febrero 2011

Soy de las pocas que piensa, porque ha observado atentamente, que los movimientos recientes en los países árabes no deben ser llamados revoluciones, como ya han empezado a hacer los esepcialistas de las revoluciones, aquellos que les agrada armarlas bien lejos de sus casas, y desde las oficinas europeas o americanas, y deshacerlas también, sin sufrir las consecuencias, aquellos que creen que las revoluciones son generosas, maravillosas, y que traen la felicidad para los pueblos, lo que no es el caso, o siempre, a excepción de la americana.

Yo creo que hay revoluciones positivas, ellas son las humanistas, las artísticas, las que han iniciado movimientos culturales importantes, y que como hicieron los impresionistas, los surrealistas, los Beatles, aunque a mi juicio primero hubo un Elvis Presley, tanto en la pintura como en la música; así como en la literatura hicieron Henri Michaux y James Joyce., y que cambiaron la vida, al decir de Arthur Rimbaud.

Sin embargo, los jóvenes árabes que siguieron, continuaron un movimiento claro de descontento del pueblo árabe, saben que no pueden encasillarse en viejas formas, en antiguallas discriminatorias, y mucho menos permitir que ninguna religión y ninguna ideología secuestre su movimiento, sería una lástima.

Desde luego, en lugar de criticar a estos jóvenes y de clasificarlos de extremistas debemos darle aire, debemos apoyarlos en su lucha por la libertad y la democracia, y en contra de los dictadores. Ha habido muertos, ellos lo saben, lo lamentan; pero no es su culpa, es la culpa de los dictadores. Y si le entregan el movimiento a los islamistas y a los programadores de revoluciones, entonces, habrá todavía más muertos. Y en ese momento sí serán ellos los responsables

No son revoluciopnes, son movimientos libertarios.