Blogs

Entradas con etiqueta ‘Mario Benedetti’

La tregua.

Lunes, 18 Mayo 2009

Mario Benedetti vivió en Cuba en la época en que yo era una adolescente y empezaba a escribir mis primeros diarios y poemas; en esa misma época leí su novela La Tregua, luego seguirían Gracias por el fuego, y toda su poesía. Confieso que fui, en aquellos años, una seguidora fiel de su obra. Lo que contaba Benedetti de su dictadura me hablaba muy cercano, pero en susurros confidenciales.

Un día encontré a un hombre mucho mayor que yo. Yo tenía 17 años y él 50, nos enamoramos con Mario Benedetti, que siempre fue una constante en nuestra breve pero intensa relación. Ese hombre ya ha muerto y no puedo contarle que Benedetti acaba de fallecer, y que ya ni siquiera lo recuerdo de la misma manera en que lo leí, como recuerdo el amor de aquel al que amé.

Desgraciadamente Mario Benedetti no estuvo precisamente del lado del pueblo cubano, más bien del lado de la dictadura castrista. Sí, debo admitirlo, aunque me duela; como me duele con otros escritores a los que admiré, pero que no puedo seguir soportando por su inconsistencia ante las dictaduras. Para ellos no todas son iguales, la dictadura de derechas es mala, la de izquierdas o castrista, para ellos, es buena. Aún cuando se hayan llevado en la golilla muchísimas más víctimas que Pinochet en Chile, por sólo poner un ejemplo. Aunque Benedetti hizo sus salvedades.

Mario Benedetti no es un escritor que seguí queriendo, sin embargo, siento su pérdida porque en una época me dio lecturas inolvidables. Esas lecturas están ahí, aún cuando su amor y su condena ya no fue nunca más el mismo para mí. Aquí les dejo con algunas “perlas” de Mario Benedetti:

“El escritor uruguayo Mario Benedetti discrepó con su colega portugués José Saramago, y explicó que a pesar de no compartir la aplicación de la pena de muerte en ningún país, incluido Cuba, no es hora de “borrarse” del apoyo a la revolución cubana.
Además, calificó de “hipocresía asquerosa” la actitud de gobernantes que habiendo apoyado a Estados Unidos en una invasión “asesina” a Iraq, se indignan ahora por la ejecución de los tres principales secuestradores de una lancha de pasajeros en Cuba, el pasado 11 de abril.
En entrevista publicada por el diario montevideano La República, el escritor habló también sobre los procesamientos a más de 70 disidentes cubanos, a principios de este mes.
Sobre estos episodios señaló que “hay dos opiniones de gente respetable y progresista, uno es Saramago y otro Eduardo Galeano
”, estimó Benedetti. “Me encuentro mucho más cerca de la posición de Galeano que de la de Saramago. Este es un hombre progresista pero europeo y desde Europa las cosas se ven diferentes a como las percibimos los latinoamericanos”, indicó.
El escritor portugués, Premio Nobel de Literatura, “puede tener razón en algunas cosas, sin embargo, me parece que el problema no es como para borrarse totalmente del apoyo a Cuba”, dijo. (Nótese la confusión entre Cuba y el Castrismo, él apoyaba el castrismo en este caso). N.d.A.
Saramago, en un artículo publicado en el diario español El País bajo el título “Hasta aquí he llegado”, se desmarcó de la revolución cubana después de las ejecuciones. Galeano, por su parte, sostuvo que la pena de muerte no puede tener justificación, “se aplique donde se aplique”, y que las condenas a disidentes son “malas noticias, noticias tristes, que mucho duelen para quienes creemos que (…) la libertad y la justicia marchan juntas o no marchan”. Benedetti precisó que “siempre he estado contra la pena de muerte, en cualquier país del mundo; por tanto, estoy contra la pena de muerte en Cuba”.
En alguna ocasión que pude hablar con Fidel Castro le dije mi opinión sobre el tema y agregué: si ustedes dejan de utilizar la pena de muerte como castigo posible, dejarían a Estados Unidos completamente solo en el continente en cuanto a la pena de muerte, y sería una cosa de mucho efecto que beneficiaría a la revolución cubana. Evidentemente no me llevaron de apunte. Creo que ha sido un error, también los gobernantes progresistas se equivocan. Lo veo como una equivocación de Fidel Castro, no tanto en lo que respecta a los que metieron presos, pues aparentemente estaban conspirando en conexión con el encargado de la Oficina de Intereses estadounidense”.
Sobre las reacciones de indignación por las ejecuciones en Cuba, Benedetti recordó que en Estados Unidos “hay ejecuciones casi todas las semanas, a veces de menores, por supuesto de hispanos y negros, que siempre tienen la preferencia. Los gobernantes que han apoyado a EE.UU. en su invasión asesina a Iraq, y ahora se golpean el pecho democrático indignados porque en Cuba se ejecutó a tres secuestradores, resultan ser de una hipocresía asquerosa”.
Explicó que “se puede estar contra los fusilamientos en Cuba, yo lo estoy, pero tengo la conciencia tranquila porque estuve absolutamente en contra de la invasión a Iraq”.
Añadió además que no hay correspondencia entre el “escandalete” armado cuando se produjo el “tan condenable” atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, que dejó tres mil víctimas, y silenciar que en Hiroshima y Nagasaki el lanzamiento de la bomba atómica por parte de EE.UU. dejó casi 400 mil muertos.
“De modo que hay una hipocresía generalizada que va junto con la famosa globalización, y eso es lo que me indigna”, insistió. Pero también reiteró que “en el caso de los 75 procesados puede haber documentados motivos como para que se los condene, pero lo que no puedo tragar son las tres ejecuciones. Pienso que por tantos años en el poder, le debe ser difícil al propio Fidel Castro mantener la serenidad. Es difícil, porque son más de 40 años de aguantar los ataques, las invasiones (…) Lamento que en este caso el gobierno cubano no haya tenido la suficiente serenidad para aguantar este otro agravio”, comentó.
Además, el escritor criticó al presidente uruguayo Jorge Batlle, cuyo gobierno impulsó el proyecto de resolución contra Cuba de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra junto a Perú, Costa Rica y Nicaragua. “En medio de toda esta situación, va nuestro presidente a hablar con (George W.) Bush. Es tremendo, pues va a darle un apretón de manos a un asesino”, lamentó Benedetti, al comentar el viaje de Batlle a Estados Unidos

(Del diario mexicano La Jornada).

Que en paz descanse.