Blogs

Entradas con etiqueta ‘Miami’

Sin salida

Lunes, 29 Agosto 2011

Hace más de una semana que no bajo a nada, no salgo de mi casa. No es que me sienta al borde una depresión, es que estoy en ella, cocinándola. Acabo de terminar una novela en la que llevo años trabajando, y le he cogido pavor al texto. Entonces me escondo, entre libros leídos, y releídos.

Para colmo, toda la miseria exterior me tiene harta, pero la peor de todas es la de los políticos, otra vez, entre ellos, chapoteando en el mejunje, para reeligirse o elegir al que menos daño haga a sus propios bolsillos. No hay nada más vil que un político. Y como ahora sólo existen los políticos y las celebridades, pues ni las revistas se pueden leer, porque tampoco hay revistas, sólo libelos donde, desde hace más de veinte años, se publican las mismas estupideces de siempre de los mismos, con las mismas máscaras, ahora estiradas por las cirugías o hinchadas por el bótox.

Por eso solo leo a los clásicos y veo películas viejas, la última que vi era del 39, y oye, estupenda, de una tremenda actualidad, con mejores actores que los que tenemos que sufrir en la actualidad, tremenda clase de música de verdad, y no esos enlatados ruidosos, y filmada en escenarios reconstruídos de Hollywood que eran mejores que los sitios originales.

Para colmo, acabo de leer una de esas cartas abiertas de Pablo Milanés, quien por fin cantó en Miami, y ni carajo, nadie soltó ni un galletazo, pues sí, se trata de una cartita dirigidas a un hijoeputa que lo único que ha hecho en su puñetera vida de mierda es deshonrar el oficio de periodista, y traicionar la libertad de Cuba. Leo esa carta tan demasiado open de Pablo Milanés, y ya me explico por qué ahora es antifidelista, y seguramente prorraulista, porque ahora, señores, los enemigos ya ni se sabe dónde están, y para colmo le deben haber dado el permiso y la visa para hacer el paripé de ser contestario de exportación.

A mí me importa tres pitos que Pablo Milanés le haya escrito una carta abierta a quien él le de su real gana, porque ese gesto no ha resuelto la libertad de Cuba, ni yo he podido regresar con mi hija y con mi marido (que ha tenido cien veces más cojones que él, allá en Cuba) al lugar donde nací; y a mi madre la tengo enterrada en Père Lachaise. Así que lo que escriba o no escriba Pablo Milanés, a estas alturas, me tiene sin cuidado. A estas alturas el daño está hecho y hasta ahora él sigue apoyando a los que me siguen haciendo daño a mí, y a mi familia. Además, yo en Cuba, le hice una carta, directa a Fidel Castro, así que vamos a ver a cómo tocamos.

Pero vamos a ver si Pablo Milanés, en cuanto llegue a La Habana, ¿todavía vive allí o en España? A ver si le manda también una carta abierta a Raúl Castro, y otra a Fidel, a ver si sale a caminar con las Damas de Blanco, entonces sí que ya no sería La Habana, sino Trípoli.

Veremos, dijeron Carlos Manuel de Céspedes en San Lorenzo, y un ciego, y nunca vieron. Ojalá Milanés salga a la calle a apoyar a las Damas de Blanco, y para mí, aunque salga a apoyarlas, ya el daño está hecho. Pero ni eso.

Que soy rencorosa, sí, contra los que han querido aplastarme, y hasta desaparecerme, claro que lo soy. ¡Faltaría más! No ha querido hacerlo él directamente, pero jamás ha movido un dedo, ni ha hecho nada para que lo impidan.

Cantar o no cantar

Viernes, 19 Agosto 2011

Cantar o no cantar. Es la cuestión que ha dividido a los cubanos de Miami, ante el concierto de Pablo Milanés programado para el próximo 28 de agosto, en lo que sería su primer concierto en esa ciudad, y en Estados Unidos.

Pablo Milanés, cuyo historial político a favor de los Castro es archiconocido, sólo hay que indagar un poco en su repertorio, en el que tiene canciones donde llama poeta a su comandante, y donde cuestiona a los marielitos, con qué clase de libertad irían ellos a encontrar en Miami, en 198o, cuando el éxodo masivo de cubanos por Mariel, tras los acontecimientos de la Embajada del Perú, donde diez mil personas pidieron asilo político. 120 mil personas se exiliaron al poco tiempo, en embarcaciones de familiares que viajaron desde Miami a Cuba para llevárselos. Castro aprovechó y en lugar de dejar ir a los verdaderos familiares, aunque la mayoría lo consiguió, les llenaba los barcos de enfermos mentales y de presidiarios con delitos comunes que sacaron de los hospitales y de las celdas. A los que se negaban a irse les redoblaban la condena.

Pues bien, el empresario Hugo Cancio, conocido pro castrista, que se ha convertido, en toda apariencia, el embajador cultural nombrado por Hilaria Clinton o por el mismo Obama, entre Washington y La Habana, es quien ha contratado a Milanés para cantar en un teatro pagado por el constribuyente norteamericano, entre los que se encuentran muchísimos exiliados cubanos. La protesta de estos exiliados se ha dejado escuchar y hasta algunos congresistas han manifestado que otro gallo cantaría si PM se presentara en un lugar privado, pero que al hacerlo en un teatro mantenido por el contribuyente, la provocación sobrepasa la expectativa.

Pablo Milanés ha dicho que llevará un mensaje de amor a los cubanos del exilio, un poco tarde, ¿no cree él? ¿O es que ese mensaje de amor no significa más que los conciertos que antes le hacían ganar dinero en América Latina y en España han mermado? También ha subrayado que no criticará a nadie para que no lo critiquen a él. ¿No conoce lo que es la libertad de expresión?

La otra pregunta que se hacen los exiliados es que si de verdad se trata de un intercambio cultural, ¿por qué no podrían cantar Willy Chirino, Gloria Estefan, y otros cantantes del exilio en Cuba? Algunos de ellos se han propuesto para hacerlo, pero en la isla de los Castro, no hay quien cante por amor al arte, porque ahí sí que no te pagan ni con un cacahuete, pero sobre todo, los únicos que aprueban son los Dos viejos pánicos de dictadores.

Pablo Milanés vive entre Cuba y España, casado con una española.

Escapar de Cuba en un paquete DHL

Lunes, 4 Julio 2011

Sandra de los Santos es una cubana que escapó de Cuba hacia Las Bahamas, y desde allí, dentro de un paquete DHL hacia Estados Unidos.

El corazón, la bestia, y Herta Müller

Domingo, 24 Abril 2011

Todavía me encuentro en Miami a donde vine a presentar mi última novela: El Todo Cotidiano, publicada por Planeta, y que saldrá próximamente editada en Francia, bajo el título de Le paradis du néant, en J-C Lattès.

Ahora mismo escribo esta columna después de haber terminado de releer La bestia del corazón, novela de la rumana Herta Müller, laureada con el Nobel 2009; cerré el libro y me lancé a la piscina, a pocos pasos desde donde ahora escribo. Mis sienes martillaban: “el comunismo es la misma porquería en todas partes”. Hemos vivido lo mismo, idéntica inercia, los mismos suicidios o asesinatos, el mal que carcome desde lo más recóndito. La ignominia abrasiva.

La bestia del corazón acecha, incluso en el exilio, la bestia del corazón te deja tirada en el suelo con un pedazo de manzana en la boca. Te descubren muerta, atarugada con la manzana roja, igual que la abuela de La bestia del corazón. Luego andaremos siempre hurgando en los estómagos para indagar si la abuela devoró realmente la manzana y aquel era el último trozo, o si alguien la ahogó a propósito con una manzana roja que no le correspondía, que no iba destinada a ella, y que por supuesto no había residuos de ella en su estómago.

¿Para qué seguir soñando con Cuba? Si todo lo bueno que fue Cuba está aquí en Miami, concentrado, o disperso por el mundo. ¿Para qué continuar con la pesadilla de Cuba, o es que vamos ahora a abandonar Miami, y los que la hicieron van a dedicarse a rehacer Aquella Isla desdichada?

No sé, no sé… Sólo sé que la bestia del corazón acecha, y que no deberíamos permitir que alcanzara estas costas blancas, ni sus aguas esmeraldas, ni las almas límpidas. Porque todo lo que toca esa bestia del corazón inducida por el castrocomunismo, lo ensucia, lo maltrecha, lo mata.

Atardeceres

Domingo, 10 Abril 2011

Miami es una ciudad de grandes contrastes, puede que un nubarrón empañe el cielo, y de súbito, en menos de dos segundos, el cielo se despeja, y aparece un sol radiante, del sol radiante podemos pasar también al sol achicharrante, con igual rapidez.

Yo no las tenía todas con Miami, había empezado a detestar la ciudad, porque además de que no podía caminarla, aquí todo se hace en automóvil, el metro es un desastre, y los buses son peores. Pero empecé a reconciliarme con Miami cuando, sentada en una terraza, mientras pensaba en lo que ha ocurrido en Japón en las últimas semanas, y lo que está aconteciendo en el mundo, pude disfrutar de uno de los atardeceres más hermosos de mi vida. Lo retuve en la retina, apretando los párpados, creyendo que no volvería a ver uno igual. Fallo mío. Al día siguiente tuve otro atardecer todavía más bello que el anterior, y así ha sido, atardecer tras atardecer, la hermosura no deja de sorprenderme.

De vez en cuando, en medio de los contrastes de esta ciudad, y de los horrores del mundo, hay que detener la maquinaria, y ponernos a contemplar atardeceres. Toda la respuesta de la vida está en ellos, en su misterio, en el dibujo perdurable que dejan en nuestros recuerdos.

Gloria Estefan

Sbado, 27 Marzo 2010

La cantante cubana, Gloria Estefan, ha hecho historia organizando el jueves pasado una gran manifestación en Miami, en apoyo a las Damas de Blanco, junto a su esposo, el empresario y productor musical, Emilio Estefan. Se calcula que más de 100 mil personas acudieron a la cita. A la misma hora, las Damas de Blanco desfilaron por el Malecón habanero, empuñando sus gladiolos, como es habitual en ellas, y soportando los mítines de repudio de los esbirros castristas. Gloria Estefan se refirió a ellas, con lágrimas en los ojos, en una tribuna de Miami, mientras mostraba una foto de las Damas de Blanco, y recordaba el coraje de estas mujeres.

No tardó nada para que el embajador de Cuba en Bolivia, Rafael Dausá, declarara que Gloria Estefan es “una enemiga del pueblo cubano”, y una “asalariada de los intereses de los Estados Unidos y del imperialismo”, tal cual, con aquel lenguaje que ya casi nadie recuerda de la época de la Guerra Fría. El bigotudo Dausá no vacila en acusar a la artista, y si pudiera la metiera presa, junto a los familiares de las Damas de Blanco, no lo ha dicho, pero está en el trasfondo de su discurso, es la mentalidad castrista, que es más fuerte que cualquier racionamiento humano.

Gloria Estefan, todo el mundo lo sabe, llegó a Miami de pequeña, su padre fue preso político en Cuba, después de una carrera musical que empezó desde muy abajo, alcanzó la celebridad, con el apoyo de su marido, pero sobre todo imponiéndose en el mercado mundial, hispano, y lo que es más difícil, en el mercado mundial en  lengua inglesa, y en los Estados Unidos. Gloria Estefan es un ídolo en América, la quieren y la respetan.

Y nosotros las respetamos por hacer lo que acaban de hacer, convocar a una manifestación donde sólo se dijeron palabras a favor de la libertad, y de la vida. Eso es lo que le molesta al compañero Dausá, oscuro embajador castrista en Bolivia. Qué aproveche, que le queda poco.

Shakira, Ricky Martin, y por fin Juanes (muy a su pesar, será), ha condenado la represión castrista, ¿serán ellos también asalariados del imperialismo yanqui?