Blogs

Entradas con etiqueta ‘minaretes’

De minaretes.

Martes, 8 Diciembre 2009

La polémica de moda son los minaretes en Suiza, y las elecciones que se produjeron en las que la mayoría de los ciudadanos votó por que no aceptaban ni un minarete más. Hay quienes argumentan que el hecho de que se haya votado ya implica islamofobia y ya se han disparado las polémicas televisivas que son de las que viven los magnates de la noticia.

Yo no tengo fobia de nada, pero cuando un grupo islamista lapida a una mujer o decapita a un homosexual, los que tienen fobia son ellos, los islamistas, más claro ni el agua.

Yo, particularmente, entiendo a los suizos. Soy mujer y no me gusta el islam, ni ninguna religión que le prohiba libertades a los seres humanos. Mi única Biblia, mi único Corán, mi única Torah, es la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Por otra parte, me pregunto si en los países árabes los católicos y los judíos pueden construir iglesias y sinagogas. No creo que pueda ser posible en Arabia Saudita construir una o varias sinagogas y varias iglesias de culto cristiano. ¿Y templos tibetanos, por ejemplo?

El Islam -ya lo dijo mi querida Oriana Fallaci- es una religión invasora, que prohibe y humilla constantemente a las mujeres, y enloquece a los hombres, convierte a los seres humanos en bombas explosivas imponiendo el terror, es una religión que compra con dinero contante y sonante; y es de este modo que han conseguido instalar mezquitas y escuelas en antiguos palacetes y castillos franceses, lo que constituye un panorama desolador y devastador.

No me gustan los minaretes, ni los cantos salidos del minarete, que ya ni siquiera son cantos religiosos, ahora son cantos chiítas, militaristas, que llaman a la Guerra Santa. No me gusta el Islam, y desprecio profundamente todas esas polémicas desatadas a pocos días de la celebración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Algunos políticos se han hecho pagar sus elecciones por este tipo de gente, ahora nos hunden en el estiércol de las religiones, y de una de las peores: la islamista. Espero que lo comprendan a tiempo, que se arrepientan e impidan la invasión de toda esta  gente que sólo aspìra a dominar Occidente a través de sus turbiedades y sacrificios sangrientos, miserables, y atrasados.

Además, ¿y el derecho a ser ateo? ¿No cuenta?