Blogs

Entradas con etiqueta ‘Penúltimos días’

Ciudadano carnero

Martes, 17 Febrero 2009

carnero.jpg 

La noticia no me ha extrañado, la publica Juventud Rebelde, el segundo diario del país, y el de la Juventud Comunista Castrista, que de rebelde no tiene ni el pelo: En Cuba ha nacido un carnero descerebrado, con cojones de hombre, algo herniado. Lo leí en Penúltimos días, el blog de Ernesto Hernández Busto. ¿Por qué no me ha extrañado la noticia? Pues, muy sencillo: Como ha escrito Juan Abreu, en el mismo blog: aquí, resulta evidente que el carnerito desciende directamente de la idea tan “extraordinaria” que tuviera Ernesto Ché Guevara, el guerrillero errático, que no heroico, del tan cacareado hombre nuevo, y que dejó absolutamente subyugado a ese gran “intelecto” que es Benicio del Toro, que mirándolo bien mirado no es tan Benicio, más bien Malicio, y tampoco es mucho del Toro, más bien de la Tara, y que de descerebrado se nota que tiene su alguito.

¿No habrá ocurrido que en su última estancia en Cuba a Malicio le dio por entubar y regar con su semen el vientre de alguna aspiranta a “mujer nueva”, que de haberlas las hay, y por miles y algunas se las dan de intelectuales?

Una vez más coincido con Juan Abreu; lo lograron, por fin tienen ya al mamerto armado: el autentico hombre nuevo. Habrá que enviarles toneladas de carneros descerebrados con güevos de hombre y uno herniado a los franceses, ellos son especialistas en este tipo de espécimen. Yo le sugeriría a Olivier Besançenot, el cartero comunista, que adopte un carnerito para que le sirva de guía ideológico; seguramente conseguirá el triunfo de su nuevo partido ultra comunista.

Pero, ¿recuerdan que en La Ficción Fidel les hablaba del minitoro, que habían inventado en Cuba? Y aconsejaba que España debía importarlos. Pues también ahora recomiendo vehementemente estos carneritos descerebrados y huevonzones; de este modo aumentará el número de votantes de la ultramegaizquierda española, y para colocarlos como esclavos serán el nec plus ultra, lo máximo. Además, vayan preparando pasaportes, porque todos, absolutamente todos estos carneritos, son nietos directos del Coma Andante, o sea gallegos de postí