Blogs

Entradas con etiqueta ‘Roma’

Juegos

Lunes, 27 Diciembre 2010

roma-2010-178.JPG

Salgo del metro, observo a los transeúntes, viajeros en potencia, abrigados, friolentos, algunos debieron anular su billete de vacaciones, y quedarse en París, renunciando a unas Navidades familiares. Pienso de inmediato en los once cubanos que todavía se hallan presos en Cuba, y en los que pasaron una Navidad en el exilio, por primera vez.

Yo pude irme a Roma, en automóvil, con mi familia, y encontrarme con unos amigos. La pasamos como siempre, hablando de Aquella Isla. Al día siguiente nos encontramos en el Vaticano, y allí de súbito, oí hablar con acento cubano, y de buenas a primeras eramos un puñado recordándonos de nuestro país al pie de La Pietá de Michelangelo.

Al rato me puse a jugar, en solitario, mientra avanzaba al frente del grupo de amigos, bajo un paraguas, protegida del aguacero romano, decía, me puse a jugar con mi mente, a rememorar los interiores de las iglesias habaneras que conozco. A todas las había quizás magnificado, y a todas las veía desde dentro, y a través del gran portón principal, llovía torrencialmente, sin remedio.

Ciudad abierta

Jueves, 23 Diciembre 2010

El automóvil nos conduce hacia Roma, a la salida de París nos perdemos. Luego bajamos hacia el sur, la nieve desborda techumbres y cipreses. Montañas, túneles. Un frío glacial. Y de súbito Firenze, y enseguida Roma, la ciudad abierta.

Hace 16 grados centígrados en Roma, merodeamos el Coliseo, soleado y rodeado por romanos vestidos como en la antigüedad, que proponen que nos hagamos fotos con Julio César, en posición de sumisión al antiguo emperador. Nos quieren vender pedacitos del Foro Romano para pegarlos en la puerta del refrigerador, falsos, claro.

Frente al Museo Capitalino, y La Cordonnata de Michelangelo, advierto la foto de Shalit, el soldado israelí, rehén de los palestinos. A pocos pasos la foto de Sakineh, joven, bella e inocente, envuelta en el shador negro. Una joven de luto permanente.

Todo indica que la gente celebrará la Navidad de manera modesta. Los nacimientos son fabulosos, pero sin el aparataje mercantil de otras ciudades, poca publicidad. Roma no la necesita, y mucho menos en esta época. Anocheciendo empieza a llover y me refugio en una de las dos iglesias de la Piazza del Popolo, en la de Santa María de la Miracolosa (Milagrosa), la misa llega a su fin.

Me arrodillo, pido por todos nosotros, por Cuba, por el mundo.

¡Felices Navidades a todos! Muy especiales a ex carcelados cubanos que pasarán su primera navidad en libertad, por suerte junto a sus familiares.

¡Viva Cristo Rey y a comer mucho jamón, como Dios manda!