Blogs

Entradas con etiqueta ‘Teherán’

Carla Bruni-Sarkozy, la “inmoral”

Martes, 31 Agosto 2010

Carla Bruni-Sarkozy ha sido calificada por las autoridades iraníes (la prensa progubernamental, la voz de su amo) como “inmoral” y “prostituta”. ¿Qué hizo la Primera Dama de Francia para que haya sido injuriada de tal modo? Nada, sólo salió en defensa de una mujer acusada de varios adulterios y de participar en el asesinato de su marido -según los propios machos iraníes-, y que será lapidada en breve, si no conseguimos impedirlo: Sakineh Mohammadi-Ashtiani.

En pocos días una gran parte del mundo ha salido en defensa de la joven Sakineh, cuyo rostro enmarcado en el trapajo negro en el que la encierra el islam, muestra una respetable serenidad. Yo también firmé una Petición en la que se denuncia la condena de la que es objeto, y se exige su liberación inmediata.

La Primera Dama de Francia, además de serlo, fue modelo, y después decidió hacer una carrera de cantante y de actriz, lo que ha logrado con éxito. Sus discos se venden como pan fresco, y acaba de filmar una película con el cineasta Woody Allen. Nada ha negado Carla: Una vida de dos matrimonios, un hijo del anterior con el filósofo Raphaël Enthoven, y varios noviazgos o aventuras amorosas con personalidades del espectáculo, al que ella siempre perteneció. Carla Bruni-Sarkozy ha llevado, en efecto, una vida en toda libertad, como es propio de las mujeres libres en Occidente. Ah, pero eso no le gusta a Teherán, no gusta en la tierra donde lapidan mujeres y decapitan a homosexuales.

Yo no estoy saliendo en defensa de Carla Bruni-Sarkozy, la conozco personalmente y sé que ella sabe defender ampliamente sus derechos; sin embargo, estoy defendiendo, indirectamente los derechos de la mujer occidental, los míos, los de mi hija.

Teherán no tiene ningún derecho de llamar “inmoral” y “prostituta” a una primera dama, pero mucho menos de insultar con semejantes injurias a las mujeres que ejercen trabajos considerados ejemplares en Occidente, trabajos que tienen que ver con el arte, y con la sociedad que implica a ambos sexos.

Espero que las asociaciones feministas del mundo condenen esta falta de respeto de la tiranía iraní, y que juntos, unidos, sigamos defendiendo la causa de las mujeres que nada o muy poco pueden hacer, por salvarse de los que sí son realmente inmorales, aquellos que se han prostituído ante un dios cruel y criminal.